Será en Avilés, donde de viernes 17 a domingo 19 de mayo se celebrará la fase de ascenso a División de Honor Plata. Solo sube el campeón de grupo, y a los valencianos les toca cruzarse con los gallegos de Calvo Xiria (viernes), los catalanes de Unió Esportiva Sarrià (sábado) y acaban el domingo contra los anfitriones del Cafés Tostat Atlética. Solo uno de los cuatro tendrá el premio gordo.

Pulsamos el sentir del vestuario, de la dirección deportiva y directiva, así como también del patrocinador principal que cambió el destino del club llegando la pasada temporada, a las puertas de la cita más importante de la temporada para el club.

La comarca de la Ribera, que en el pasado vio balonmano de élite, se ilusiona pensando en el proyecto del CBM Maristas Algemesí, el mismo que compuesto por gente que sabe y mucho de este deporte tiene entre ceja y ceja devolver la competición de máximo nivel a una localidad que late al ritmo del 40×20.

“En la comarca de la Ribera hay sponsor, industrias y apoyos suficientes para estar en Plata con solvencia y subir luego a Asobal”

José Carrasco es el presidente del club desde hace más de dos décadas. Concretamente 24 años, tras una infancia y juventud en la que pasó por todas las categorías de cantera del histórico y ya desaparecido campeón del Avidesa Alzira. Con ellos llegó a enfundarse la camiseta en la élite, pero la desaparición de aquel proyecto dejó un solar enorme en la localidad y por extensión en toda la comarca de la Ribera, afectando a filiales como era en aquellos tiempos el equipo de Maristas Algemesí.

Pero ahora hay una nueva ilusión, y no lo esconde el presidente del club, que primero con la llegada de mitos como Salva Esquer a la parcela deportiva y más recientemente con la entrada del fuerte patrocinador VISCOCONFORT ve posible traer de nuevo la máxima categoría hasta la zona. Pero antes de la ASOBAL hay que dejar de una vez la 1ª Nacional y regresar a División de Honor Plata Masculina, el segundo escalón en lo que a balonmano español se refiere.

Allí ya estuvieron hace unos años aprovechando la renuncia a su plaza de un club catalán, pero fue flor de un día y desde entonces el club ha crecido mucho en todas las parcelas. Todos se sienten preparados para seguir consolidando a un Maristas Algemesí que está gestando algo muy especial para toda la comarca de la Ribera.

“Con casi 400 fichas que tenemos entre chicos y chicas jugando a balonmano eso ha hecho mas llevadero estar en 1ª Nacional. Hemos hecho un esfuerzo considerable trayendo jugadores de fuera para complementar a los de casa que siguen en Algemesí, además en el año del 40 aniversario para el club”, destaca el máximo dirigente de la entidad valenciana.

Queremos consolidarnos en Plata y porqué no hacer el ascenso en unos años a la Asobal. Es el segundo año del patrocinador principal con nosotros, y en los dos hemos jugado Fase de Ascenso a DHP”, añade.

Precisamente sobre el sponsor principal deja claro una filosofía de club que desea proteger el futuro a largo plazo de la entidad, al margen de los vaivenes financieros tan propios en el deporte amateur. “Si ascendemos no me gustaría que ningún sponsor tuviera más del 30% por ciento del presupuesto global, hay que tener otros sponsors preparados para ayudar al proyecto”.

Ya ha llovido mucho desde los tiempos gloriosos del Avidesa Alzira, cuando la Ribera era conocida a nivel internacional, pero la pasión por el balonmano en Carcaixent, Alzira, Algemesí, L’Alcúdia o Albalat sigue ahí, en una comarca que supera los 100.000 habitantes y que desea subirse al imparable tren del Maristas Algemesí rumbo de nuevo a grandes cotas.

“Creo que hay sponsor, industrias y apoyos suficientes en la comarca de la Ribera para hacer presupuesto para estar en Plata con solvencia, y subir luego a ASOBAL. Seguir con el balonmano como deporte de referencia en la comarca”, concluye el dirigente de un club saneado, fuertemente apoyado por sus aficionados y que sigue siendo un gran lugar donde llevar a los hijos e hijas a iniciarse en el deporte formativo y de competición.

CB ViscoConfort Maristas Algemesí celebra su 40 aniversario con un objetivo claro: ascender a División de Plata

El medallista olímpico que trabaja de sol a sol por el balonmano en su querida Algemesí

Los entendidos del balonmano no tienen que descubrir al valenciano Salva Esquer. Su currículum forjado en la élite con el extinto Avidesa Alzira entre otros, y luego con la selección española que ganó el bronce en Atlanta 1996 habla por sí solo, y es bastante completo. Pero aquello es pasado, y su presente es el CBM Maristas Algemesí, localidad a la que volvió a vivir y trabajar hace algo más de una década, aplicando sus conocimientos en el desarrollo de una estructura que ha dado grandes pasos en los últimos 15 años.

Tanto es así que de lo que se encontró en la entidad, a lo que luce hoy en día, media un abismo. “Hemos triplicado los equipos que había entonces en el club, y el año que viene la línea femenina también tendrá equipos desde Benjamín hasta Senior”, destaca Salva, quien recientemente ha visto como el Senior Femenino de la entidad, una unión entre Algemesí, Alzira y L’Alcúdia, se ha quedado a las puertas de Plata Femenina.

Su orgullo también pasa por ver a generaciones de chavales que entran en el club, que compiten en campeonatos nacionales vistiendo estos colores y luego queman etapas hasta llegar al Senior del Maristas Algemesí. El proceso de formación completo, el sueño de todo club que apuesta y mima la cantera como ocurre en esta comarca de la Ribera. “Jugar por segundo año consecutivo la fase de acenso es muy importante para el club en el 40 aniversario”.

También para toda la comarca, y estamos ilusionados con poder conseguirlo. Tenemos que lucharlo, y cuando acabe ya valoraremos el presente y futuro”, añade el director deportivo.

Sobre la ilusión por un futuro de ASOBAL con Algemesí compitiendo por toda España no esconde que está en la cabeza de todos, pero aún queda lejos y para conseguirlo habría que profesionalizar más si cabe cada departamento de la entidad. “La Ribera tradicionalmente ha sido una comarca con bastante balonmano, y pensamos que Algemesí, con el apoyo del resto de localidades cercanas, puede tener potencial para llegar arriba”.

“Necesitamos que los demás pueblos de alrededor trabajen y tengan equipos de balonmano, por eso estamos intentando acercarnos a ellos para potenciar todo esto en la comarca. Que no solo sea Algemesí, que puede ser la cabeza de la pirámide, y que la comarca aporte para que todo niño o niña de la zona quiera jugar y competir en este deporte”, apunta Salva Esquer.

Su labor es más llevadera, y así lo reconoce una y otra vez, gracias a la importante huella local que hay actualmente en los primeros equipos de Maristas Algemesí. Él, que como docente en un centro educativo de la zona conoce de primera mano el enorme potencial humano y de cantera que posee la comarca, valora como pocos lo importante que es la identificación que tiene el municipio con su equipo de balonmano.

Este proyecto quiere abarcar Algemesí y la comarca, para darle a la provincia de Valencia otro equipo en DHP y ojalá que el Puerto de Sagunto suba a ASOBAL, para que entre todos hagamos que el balonmano se escuche más en la Comunitat Valenciana”.

Concluye hablando de “gran familia” en lo relativo al ambiente dentro del club, a lo bien que acogen a los jugadores y jugadoras de fuera que enseguida se integran en la cultura del Maristas Algemesí. “La idea es crecer todos juntos y poder vivir momentos bonitos aquí. Me gustaría que este gran ambiente de balonmano, donde metemos 400-500 personas en cada partido en casa, se pueda disfrutar en la ciudad y en la comarca por muchos años”.

Se respira balonmano, y vale la pena el esfuerzo que estamos haciendo. Seguiremos luchando pase lo que pase, continuaremos trabajando para subir a Plata y que el sponsor confíe en nosotros para seguir trabajando y prosperando”.

¿Por qué no podemos optar a lo máximo en el balonmano?

Es la reflexión en voz alta que realiza Vicente Barberá, el empresario dueño de VISCOCONFORT, la marca que ha relanzando el proyecto deportivo y económico de Maristas de Algemesí rumbo a la élite, con parada previa en una DHP que todos esperan conquistar este próximo fin de semana. Como a casi todos los que están aquí dentro, le une un vínculo emotivo con el balonmano de la Ribera, al que espera acompañar de vuelta a los tiempos dorados.

Hasta los 17 años se formó personal y deportivamente en la cantera de los Maristas de Algemesí, y de ahí saltó al Eresa Valencia de ASOBAL. Una lesión con 21 años le apartó de la competición pero no apagó su fuego interno, su pasión por un deporte que le ha hecho vivir una de las mejores épocas de su vida. Ahora se reencuentra con aquellas sensaciones, aportando como sponsor principal el granito de arena que hace falta para impulsar el proyecto de balonmano en la Ribera.

“Tenemos una muy buena base, tenemos medios, tenemos conocimientos y tenemos jugadores, lo tenemos todo para soñar a lo grande”, destaca Vicente, para el que no está prohibido hacerse la siguiente pregunta: “¿Por qué no podemos optar a lo máximo en el balonmano”.

Como empresario me gusta marcarme retos grandes, aunque con los pies en el suelo. Analizado todo, creo que el club Maristas de Algemesí tiene todos los ingredientes que hacen falta. Necesitamos voluntad y el creérselo más, y a partir de ahí trabajar como con todo en la vida”, añade.

La agencia de representación que también controla a medias con un socio que ha sido referente nacional e internacional en el balonmano, llamada ‘Gold Players & Events SL’, en la que velan por cerca de 60 jugadores de balonmano a nivel internacional, también influye en el buen transcurrir del proyecto valenciano. Otorga a Vicente Barberá y a sus colaboradores un conocimiento del terreno económico y deportivo que influye positivamente en la marcha del proyecto de Algemesí.

Siendo un sponsor el de VISCOCONFORT que adora el balonmano y la comarca de la Ribera, y contando además con el asesoramiento deportivo de referentes como Salva Esquer, el panorama pinta bien y en eso insiste una y otra vez nuestro protagonista. La plantilla no sufriría una revolución en caso de ascenso, ya que los fichajes de este curso se han hecho con visión de futuro, y la nostalgia impregna a un club que está construyendo algo muy bonito para toda la comarca.

“A mi me gustaría que volvieran los buenos tiempos, y voy a poner todo mi empeño para que eso pase ya que me gustaría que la gente y los niños de hoy en día en la zona pudieran vivir lo que yo he vivido con Avidesa Alzira o Eresa Valencia”, confiesa Vicente, que además como empresario y dueño de Viscoconfort no puede visualizar una mejor forma y más económica de pasear su nombre por toda España.

Yo veo una oportunidad en el balonmano, la inversión más rentable para que el nombre de Viscoconfort se conozca a nivel nacional. Donde todo el mundo ve pegas, nosotros vemos oportunidades, solo falta convencer al club para crear algo que ya en su día se creó y puede ser muy bonito”, remata.

Nuevo PODCAST Yosoynoticia.es en colaboración con la Federación de Balonmano de la Comunitat Valenciana

¿Cómo respira el vestuario antes de la gran cita?

Lo comprobamos con Miguel Ángel Moriana, el cordobés que tras estar en dinámica de ASOBAL con Guadalajara dio dos pasos atrás para coger impulso con el Maristas Algemesí, al que por segundo año consecutivo ha llevado al título de liga y a la fase de ascenso a División de Honor Plata Masculina.

“La idea es ir a disfrutar la fase y luchar por el objetivo y el sueño que tenemos todos del ascenso. A partir de ahí sabemos que cuesta mucho trabajo estar aquí, y vamos a ir a pelearlo con todas nuestras fuerzas”, advierte.

En su segunda campaña enrolado en el proyecto de la Ribera, nota las ganas que hay por crecer en la entidad y la ambición por grandes cotas que transmiten sponsor, directiva y dirección deportiva. Un espíritu que se traslada al vestuario que Miguel Ángel dirige, que se motiva para no decepcionar a tanta gente que les apoya en su camino de ascenso.

“Se nota que hay muchas ganas de que Maristas Algemesí pronto pueda estar en Plata, y luego seguir escalando hacía la élite año a año. Se quieren hacer las cosas bien y la gente le pone mucho empeño, esfuerzo, sacrificio y cariño. Todos tenemos que aportar nuestro granito de arena para conseguirlo, y vamos a intentarlo”, afirma el técnico andaluz.

Sobre la fase de ascenso avisa de lo complicado de la misión, pero también de la fuerza que otorga el sentir toda la emoción que rodea a la ciudad de Algemesí, el empuje que otorgan patrocinadores y demás responsables de hacer que el proyecto vaya a más. “Poco a poco estamos más cerca del ascenso. Crecemos como club, equipo y entorno, y todo eso te da confianza para futuros años”.

Más que nervios por jugar hay ansiedad porque llegue ya la competición, el día de empezar a buscar el ascenso a DHP. Prevé duelos muy abiertos y reconoce que es difícil mojarse sobre quién es favorito, ya que la igualdad parece la tónica predominante antes de esta fase de ascenso. “Todos tenemos opciones, y las opciones van a depender mucho de esa primera jornada, del factor anímico y del fondo de armario ante el desgaste físico de 3 días de competición”.

En similares parámetros se muestra Ximo Martínez, capitán del equipo con muchísimos años de experiencia a sus espaldas vistiendo estos colores. Aprecia el haber ganado la liga regular por segundo año consecutivo, superando las dificultades que plantea la competición. “Tenemos la experiencia del año pasado, que nos aportó mucho en cuanto al juego y nivel que nos vamos a encontrar en los rivales”.

Vamos a luchar y a dejarnos la vida para intentar traernos la plaza para DHP el año que viene”, avisa.

Los objetivos altos de principio de temporada han cristalizado en este título liguero y otra fase de ascenso, la oportunidad par Ximo y muchos de sus compañeros que ya estaban de resarcirse del amargo sabor de boca de hace un año. “Es un premio y tenemos que dejarnos la vida, seguir trabajando como hasta hoy para conseguir el ascenso que es el objetivo final”.

“El grupo llega en el mejor momento, con más unión y confianza en el trabajo que hacemos. Es un momento que hay que aprovechar, y que esta dinámica positiva del final de liga nos dé el empuje para lograr el ascenso en la fase. Sería un éxito total conseguir la plaza y un éxito sobre todo del club, del patrocinador y de la plantilla por supuesto”, finaliza.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies