El choque se inició con el equipo intenso y efectivo y con la máxima igualdad como demuestra el escueto 1-1 de los cinco primeros minutos. Empezó a carburar el juego de Mislata y estuvo por delante en el marcador durante toda la primera parte salvo en el último parcial.

Las catalanas defendían fuerte y buscaban los errores de su rival consiguiendo llegar al descanso con ventaja tras voltear la diferencia en contra que llegó a ser de hasta dos goles en algunos momentos de ese primer periodo, que terminó con 11-9 para el Handbol Gavà.

Pesó en el inicio del segundo tiempo esa sensación de jugar bien y no conseguir plasmarlo en el marcador. El conjunto local utilizaba sus armas y el Handbol Mislata no lograba acercarse. Las diferencias llegaron a ser de hasta cuatro goles a favor del conjunto catalán.

Pero el trabajo de las valencianas comenzó a dar sus frutos. Las diferencias se redujeron y al final faltó un poco de tiempo para poder lograr la remontada. Derrota de tan sólo un gol que dejó al equipo sin recompensa. Lo peor del partido, junto a la derrota, la lesión muscular de la portera Paola Santos. Toca seguir trabajando.

Foto: Archivo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies