En Almería y contra el Ikasa Boadilla comenzará la fase de ascenso a la DH Oro, en un fin de semana donde también se medirá con el Roquetas Costa de Almería y el OAR Sabadell por los dos puestos que dan el ascenso.

Tras una brillante temporada en su grupo de DH Plata, donde quedó clasificado como campeón, y una eliminatoria donde dominó al Meaño con dos victorias contundentes, llega la hora de la verdad para el equipo de Mislata.

La competición la componen los cuatro equipos antes mencionados en la que tras una liguilla de todos contra todos, los dos primeros conseguirán el ascenso a la segunda categoría nacional.

“Es una competición complicada, tres partidos en tres días y mucha tensión. Nosotras hemos entrenado muy bien y preparado esta fase con la intención de darlo todo, pero es cierto que todo está muy igualado y sólo pensamos en el primer partido, luego ya llegarán los otros”, afirma Alberto Estornell, entrenador del equipo.

Mislata es el equipo más joven de los cuatro con una media de edad que no llega a los 21 años, pero para el técnico valenciano eso no supone un hándicap sino todo lo contrario. “Hemos demostrado a lo largo de la temporada personalidad y buen juego. Tenemos claro qué debemos hacer y además también tenemos algunas jugadoras experimentadas como Made, la portera internacional chilena o Fátima que también es internacional con Paraguay, que complementan ese aspecto».

«Nuestro fuerte es que somos un grupo unido y solidario, con jugadoras jóvenes pero de gran nivel”, añade.

Ser campeón de esta fase tiene además premio adicional. Quien quede campeón disputará la fase de ascenso a la Liga Iberdrola dentro de dos semanas, junto con los equipos clasificados segundo, tercero y cuarto de la DH Oro.