Allí la Comunidad Valenciana, liderada por el jefe de expedición Sergio Berrios, estuvo representada con 6 equipos (dos Infantiles, dos Cadetes y dos Juveniles), y aunque no se repitieron las medallas de hace un año, el balance final vuelve a ser positivo celebrando también el ascenso al Campeonato de España de los dos equipos Juveniles participantes.

“Nos faltó esa pizca de suerte que también debe acompañar”

Sergio lleva casi una década en el organigrama de la Federación de Balonmano de la Comunidad Valenciana, y no faltó a la última cita del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas en Galicia como Coordinador de nuestras selecciones. Pocos mejor que él para valorar el resultado final, el proceso hasta alcanzarlo y la evolución que se percibe en este deporte dentro de nuestras fronteras.

“Hay momentos en un campeonato de este calibre donde también debes tener un pelín de suerte. El cruce de cuartos de final es clave, e igual que el año pasado metimos 4 selecciones en esta ronda y pasaron a semifinales las cuatro, en Galicia metimos 5 selecciones en cuartos y solo ha pasado una”.

IMG_0027-768x1152-683x1024

“A nivel de trabajo general y de exigencia valoro haber metido a 5 selecciones en cuartos de final, que es la antesala a luchar por las medallas, pero las prórrogas y derrotas ajustadas sin la pizca de suerte es lo que nos ha faltado para meternos entre los cuatro mejores de forma masiva”, añade Sergio.

Los Cadetes masculinos y femeninos sí que subieron al podio final del Campeonato de España, otorgando el broche final a una participación de las selecciones valencianas marcada por la “pelea y la lucha hasta el último segundo”.

Para Sergio la tendencia es al alza, y dejando a un lado los resultados que de un año a otro pueden fluctuar en un torneo de este calibre, donde se miden los mejores canteranos de España, es momento de valorar el tiempo invertido en este deporte dentro de la Comunidad Valenciana.

“Estos últimos años creo que tanto en el nivel de resultados como de exigencia, desde que organizamos hace dos años en Marina d’Or el Campeonato de España, hemos estado bastante bien. Trabajamos bien en los clubes como a nivel federativo, y además tenemos el apartado de Cheste que da un empujón de trabajo al desarrollo de los jóvenes talentos”.

Hay muy buenas canteras en la Comunidad Valenciana como Agustinos, Elche, Morvedre, Puerto de Sagunto o Marni

“Podemos estar tranquilos porque los resultados dicen que siempre estamos peleando por cosas. Hay muy buenas canteras en la Comunidad Valenciana como Agustinos, Elche, Morvedre, Puerto de Sagunto o Marni solo por citarte algunas, y siempre respetando a todas las demás. Estos son clubes con canteras muy numerosas, y de mucha tradición”, apostilla el también técnico del Fertiberia Puerto de Sagunto.

DSuCCZoWAAA_r9Z

Mejorar el balonmano de la Comunidad Valenciana

Los hay que consideran que es cuestión de que técnicos veteranos y con mayor experiencia en este deporte se fijen y pasen más tiempo formando a chicos y chicas en la base, y también hay quien pide a gritos más tiempo de balonmano entre semana, más sesiones de trabajo para las canteras de los clubes.

Sergio, que en su larga etapa dentro de la FBMCV ha visto cómo el número de licencias y de equipos ha ido subiendo de forma considerable, especialmente en los últimos años, ve positivos estos análisis pero también valora al técnico joven que demuestra estar por encima de los estereotipos. “Hay entrenadores formados y jóvenes, y los ves en los Campeonatos de España cuando sales de la Comunidad Valenciana”.

“Me fijé en la entrenadora del Juvenil Masculino de Madrid, que estuvo a punto de meterse en la final. Si eres buen entrenador da igual que seas más joven o veterano”, apunta, aportando luego su punto de vista sobre la importancia de entrenar en las edades más tempranas.

“A nivel federativo tenemos en Cheste a 35-36 chicos y chicas internos con el plan de especialización deportiva. Entrenan unas 7 sesiones semanales, y al final se suele notar con respecto a alguien de otro club que no entrena tanto”, señala Sergio, que vuelve a incidir en la figura clave del formador en la base.

DSjqJwaW4AAXO0f-1-1024x644

Porque, según entiende él, “es vital la implicación y habilidad del entrenador para formar el grupo humano en los equipos, y que lo enseñado vaya cuajando. Es el trabajo más difícil del entrenador de base”.

No se muestra pesimista con respecto a la pérdida de protagonismo que el balonmano, en comparación con hace 20-30 años, ha experimentado en algunos centros educativos, porque Sergio Berrios es de los que prefiere ver el vaso medio lleno. Sin lamentarse por el pasado y sí mirando con ambición al presente y futuro, haciendo caso a las cifras que hablan de un interés en auge por este deporte entre los jóvenes.

Siempre parece que no vaya a haber recambios o nuevas generaciones, pero luego salen. Siempre te parece mejor lo que tenías que lo que está por venir, pero insisto en que estamos en un buen momento a nivel federativo con las licencias y se hace un buen trabajo”.

“Algo que se nota cuando nos dan más plazas a nivel de sectores nacionales por club, porque hay un baremo de la Federación Española en función de los equipos que tienes federados en tu territorial, y aquí siempre vamos a más”, remarca.

DSi9DERWkAEt66I

Lo de la de necesidad de tener clubes referentes en las grandes ciudades puede parecer un tópico recurrente pero se queda en solo eso, un tópico que luego dista mucho de ser lo mejor para el 40×20. Sergio lo sabe bien de sus años de jugador de ASOBAL en el equipo de Valencia, con un apoyo ínfimo si lo comparamos con el que encontró años más tarde en un Puerto de Sagunto que vibra cada fin de semana cuando juega su Fertiberia.

“En los núcleos de ciudades como el Puerto de Sagunto el acontecimiento social del sábado por la tarde es ir a ver el balonmano”, indica antes de señalar que es tiempo de “seguir trabajando todos por el bien de nuestro deporte, por la familia del balonmano”.

Solo así se conseguirán más jugadores de la Comunidad Valenciana en la élite, tanto de selecciones como de clubes. Ellos serán el espejo de los jóvenes del futuro, el mejor banderín de enganche para las venideras generaciones del balonmano autonómico.

Al rescate del Fertiberia Puerto de Sagunto

Sergio no sólo dedicaba su tiempo a labores de coordinación de selecciones autonómicas en la FBMCV, cargo que compaginaba con la de entrenador de cantera en el Fertiberia Puerto de Sagunto.

La crisis de resultados del primer equipo de ASOBAL le ha obligado a tener que dar un paso adelante para coger las riendas, y esta semana ha vivido sus primeros entrenamientos al frente de un vestuario que ahora vive una mini pretemporada, aprovechando el largo parón liguero por las selecciones nacionales.

“La labor del club es bonita y difícil a la vez, estoy muy ilusionado pero esto significa que en el equipo referente y espejo del club no acompañan los resultados. Considero que para que el club vaya bien el equipo ASOBAL, que es el espejo donde quieren mirarse los jóvenes, debe ir bien”.

Hay 5 semanas para preparar el partido. Conocen mi idea y les pedí máxima colaboración. Para ser el primer día estoy contento y me llevo buenas sensaciones de dónde estamos, y a dónde podemos llegar”, concluye.

DSojpUhWkAE3vW9

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies