El Grupo USA sumo una victoria muy importante ante un rival que sólo aguantó el ritmo local en la primera parte. El equipo valenciano siempre fue por delante en el marcador pero fue en la segunda mitad cuando marcó las diferencias.

La primera parte se inició con una salida fulgurante del equipo de Ximo Fillol que marcó diferencias en el electrónico. La intensidad defensiva y las buenas actuaciones de la portera local Paola Santos dibujaban un choque con clara superioridad del equipo de Mislata.

Las diferencias rondaban los cinco goles. Reaccionaron las visitantes apretando en defensa y mostrando una mejor cara en ataque. Llegaron a empatar el partido a 9 goles a falta de ocho minutos para el descanso. Parecía repetirse el guion de otros partidos donde el juego irregular ha condenado al equipo, pero esta vez hubo reacción y al descanso se llegó con ventaja (13-9), pero con la sensación de no saber qué equipo aparecería en la segunda mitad.

Y en esa segunda mitad apareció el equipo sólido, eficaz y trabajador que no da tregua a su rival. Que puede ganar o perder pero que es intenso. El Puchi se fue apagando y el conjunto de Mislata mostró un gran balonmano. Las diferencias se hicieron insalvables y los goles caían del lado local como una losa imposible de levantar para su rival.

El Grupo USA llegó a los 30 y su rival se quedó en 18. En definitiva merecida y trabajada victoria que sirve para sumar en confianza ante un rival que llegaba con los mismos puntos en la tabla.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies