Si alguna provincia sabe lo que es crecer a través del deporte en los últimos años es Castellón. El norte de la Comunitat Valenciana continúa expandiéndose con una agenda repleta de actividades cada fin de semana. Uno de los deportes que más se ha consolidado y extendido ha sido el baloncesto. Más allá del trabajo de un TAU Castelló que sigue en LEB Oro, la provincia cuenta con su filial en la Liga EBA y, desde este verano, con el CB Benicarló en LEB Plata.

El equipo de Benicarló confirmaba su presencia en la tercera competición del baloncesto español en lo que supone una noticia más que importante para la provincia. Y es que Castellón cuenta con tres equipos en tres ligas nacionales y que están bajo el mano de la Federación Española de Baloncesto. Sin duda, un hecho también importante para el baloncesto autonómico, que ve cómo se expande su relevancia por toda la Comunitat.

Pasados unos días de la euforia, en YoSoyNoticia.es bajamos al banquillo del CB Benicarló. Allí nos espera su entrenador Jordi Adell, que renovó su relación con la entidad y con el que repasamos todo lo que supone estar en LEB Plata tanto para él como para su equipo.

Es un reto, la aventura de ver si somos capaces de responder

El coach de Benicarló se enfrenta, junto a sus jugadores, a un reto que como él mismo reconoce no estaba ni siquiera en su pensamiento: «Bueno, de entrada es un reto. Para mí es algo muy lejos de lo esperado cuando llegué a Benicarló hace tres años. Es una situación que no hubiera imaginado nunca y el reto es ver si somos capaces de responder ante algo nuevo como el año pasado en EBA. Es una aventura para ver si encontramos el ritmo y el juego adecuado para la categoría».

Y es que el ritmo y el nivel de juego son los dos principales cambios que se van a encontrar Jordi Adell y su equipo: «El ritmo y el nivel de juego cambian. La sensación que me da es que la exigencia a nivel físico es mayor con un ritmo de juego mucho más alto. Habrá mucho ritmo y por ello necesitas más físico para tener mayor velocidad, mayor resistencia…».

La resistencia también llega a los horarios. Y es que la exigencia de una liga como la LEB Plata ha obligado a la entidad a realizar algunos cambios en su plantilla: «Nuestro objetivo era mantener el bloque. Estábamos muy contentos. Pero, al final, cuando subes a Plata es más complicado. La liga es más exigente y las situaciones personales y laborales cambian. Ha habido alguna baja de algún jugador que no puede asumir esta exigencia. Se irán algunos jugadores y tendremos bastante novedades, algo que supone también un reto para nosotros».

La ilusión como motor principal

El CB Benicarló se había quedado a las puertas del ascenso en más de una ocasión. Por eso, el poder decir que juegan en LEB Plata ha supuesto un subidón para un equipo que siempre mantuvo la ilusión para conseguir los resultados: «Nos habíamos quedado a las puertas del ascenso y nos daba cierto bajón. Cuando salió la noticia de subir a Plata fue un subidón para todo el equipo. Los que siguen están con muchas ganas de empezar, de jugar… Esto es lo importante. La ilusión nos dio ya un plus el año pasado y espero que siga igual con los nuevos».

Sobre el proceso de ascenso, Jordi Adell reconoce que en ningún momento hubo dudas. De hecho, una llamada del presidente fue suficiente para llenar de ilusión el vestuario del Benicarló: «Fue todo bastante de imprevisto. Pensábamos que otro año en EBA nos ayudaría a estar más tranquilos con la experiencia que ya teníamos manteniendo el bloque, pero no hubo dudas en el club. Me llamó el presidente y me dijo que íbamos a aceptar jugar en Plata. Fue todo muy rápido».

Y, tras confirmar su presencia en LEB Plata, Benicarló se convierte en el tercer equipo de la provincia en jugar en una competición nacional, algo que habla muy bien del crecimiento de Castellón: «Tener tres equipos, uno en cada categoría a nivel nacional, es un nivel importante. La provincia ha dado un paso adelante, un paso muy grande. Estamos en primera línea de las competiciones de la Federación Española de Baloncesto y creo que esto se va a notar en el trabajo formativo. Estamos demostrando que Castellón se está afianzando».

Los apoyos nos ayudan a dar ese paso definitivo

El hecho de que TAU Castellón, su filial y el CB Benicarló jueguen en competiciones nacionales refleja la importancia que tiene el deporte para la Diputación de Castellón, que con sus apoyos ayuda a estas y otras muchas entidades: «Es imprescindible. Llega un momento en el que todo es bastante complicado y estos apoyos te acaban de empujar para dar el paso. A nivel directivo, que tengas los apoyos institucionales te ayudan a probarlo, a poder llegar a lo que parece lejos».

Además, el deporte de primer nivel vuelve a demostrar la capacidad que tiene para crear sinergias. Y es que el CB Benicarló y el Peñíscola FS han unido sus fuerzas en un abono conjunto: «El año pasado ya había actividades conjuntas, pero era algo más improvisado. Pero este año, entre el Peñíscola y el Benicarló se va a actuar de manera conjunta para compartir aficionados y aficionadas para promocionarnos mutuamente. Es importante crear estas sinergias».

Por último, le preguntamos a Jordi Adell por el objetivo del Benicarló en su temporada en la Liga LEB Plata: «Esto es como el año pasado con una competición nueva y el objetivo es la permanencia. Ese es el objetivo general. El segundo objetivo es meternos entre los seis primeros para no sufrir. Estos seis juegan la fase de ascenso, pero ese no es el objetivo real. Queremos meternos entre esos seis para no sufrir. Hay mucho nivel y lo sabemos, pero esto es lo que nos hemos marcado».

Fotos cedidas por Jordi Adell.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies