FOTOS: PRENSA FUERZA REGIA

Algo así ocurre en México, concretamente en el Fuerza Regia de Monterrey. Un club que tiene al ex de Valencia Basket Paco Olmos como ‘jefe’ para la Liga Nacional, pero que por el contrario le ha dado las riendas del equipo a otro valenciano como Sergio Molina para estrenarse en la Basketball Champions League Américas, dado el cruce de fechas entre ambas citas.

Dos valencianos al frente del mismo equipo

En competiciones distintas, aunque con el mismo acento que desea poner la entidad en el talento local. El campeón mexicano quiere hacer ruido por el continente sirviendo además de trampolín para los baloncestistas que ya exhiben sus virtudes a nivel universitario, que es precisamente el entorno que mejor conoce nuestro protagonista.

Eso se demuestra con el plantel que tiene a su cargo Sergio Molina, el entrenador valenciano que ya se ha hecho un gran nombre en el baloncesto azteca gracias a su excelente labor en el TEC Hidalgo, con el que fue tricampeón de la liga universitaria, además de haber sido asistente de Iván Déniz en la selección mexicana durante las ventanas FIBA.

Ahora su reto es mayúsculo al frente del campeón mexicano, que en la edición inaugural de este formato de la Liga de las Américas ha presentado un ‘roster’ plagado de jóvenes promesas locales.

Ahí radica la gran apuesta de Fuerza Regia, que pone un vestuario por moldear pero muy ambicioso en manos de un preparador que hasta la fecha se ha forjado una gran reputación como director de jugadores locales en formación. Ahora todos van a gozar del gran escaparate que es la Basketball Champions League Americas, una ocasión ideal para que el talento mexicano cruce fronteras.

En cuanto a los jugadores, he tenido la oportunidad de trabajar con algunos a nivel universitario y otros con la selección nacional mayor. Creo que nos conocemos perfectamente, lo cual ayuda a la química del equipo”, explicó Molina a declaraciones realizadas en la prensa local.

Primeros éxitos

Fuerza Regia quedó encuadrado en el grupo D, por lo que tuvo que enfrentar a Capitanes, de la Ciudad de México, y al Real Estelí perteneciente a Nicaragua.

Pero los de Sergio Molina (que cuenta en el cuerpo técnico con su esposa Erika Gómez además de otro asistente como Felipe Sánchez) son el único conjunto del país que ha accedido a la siguiente ronda, donde les aguarda el brasileño conjunto del Flamengo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies