Un hombre que durante la última década se ha forjado una gran reputación en el baloncesto universitario del país azteca, siendo también ayudante en la absoluta de México, a la que ahora vuelve pero con un rol muy importante.

Nada más y nada menos que como seleccionador nacional de México, el combinado de baloncesto que aún debe sacarse el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y que tratará de obtener bajo la dirección de Sergio Molina.

El preolímpico del próximo mes de junio del 2020 en Croacia (rivales serán Alemania y Rusia) es la gran cita que tiene marcada en rojo todo el baloncesto mexicano, aunque las eliminatorias de la Americacup 2021 también están en los planes de la federación de baloncesto mexicana para su apuesta por el técnico valenciano.

Hay mucho trabajo por hacer, pero sé que tendré el apoyo de ADEMEBA para que todo salga adelante y podamos armar la mejor representación posible», afirmó Molina en unas primeras declaraciones tras hacerse oficial su nombramiento.

En los próximos días está previsto que Sergio Molina anuncie la lista de la preselección que se concentrará en Guadalajara, y su esperado debut en la banda queda para el 20 de febrero contra Bahamas en la Arena Astros.

El último equipo al que ha dirigido Sergio antes de dar este salto es al Fuerza Regia de Monterrey, con el que ha disputado la importante y mediática Liga de las Américas.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies