El equipo femenino de Valencia Basket tiene este viernes (19h) una cita para la historia. Se enfrentará al Beretta Familia Schio en el segundo partido de los cuartos de final de la Euroleague Women.

Tras caer 75-63 en el primer partido jugado en Italia, las ‘taronja’ necesitan de la victoria en la Fonteta para mantener vivas las posibilidades de acceder a la Final Four, y por lo tanto forzar el tercer partido.

No será fácil. Ya no solo por el rival, uno de los mejores de la máxima competición europea, sino por las importantes bajas que ya lastraron a Valencia Basket en el primer duelo. Rubén Burgos no podrá contar con Cristina Ouviña, y Alba Torrens es duda hasta última hora.

«Tenemos un matchball en casa para continuar soñando»

El técnico ‘taronja’ se muestra confiado en que el equipo pueda llevarse el segundo duelo, y «cuidando detalles puntuales de lo que hemos analizado, de lo que esperábamos que nos planteara el rival, de lo que nos sorprendió, lo que nos funcionó y lo que creemos que podemos mejorar».

«Es importante que tengamos clarísimo que nuestras opciones siguen al mismo nivel de porcentaje, ya que tenemos un matchball en casa para continuar soñando con esta oportunidad histórica, la primera que se nos presenta. No debemos pensar que ya tendremos más opciones. Tenemos que pensar en esta, la que tenemos ahora y nos hemos merecido», continúa.

Por último, hace hincapié en que el equipo debe fijarse en sus fortalezas, que le han hecho ganarse el respeto en Euroliga.