Iberdrola Mujeres al Podium
Arantxa Gómez: “En USA se fomenta mucho más el deporte femenino”
Basket

Arantxa Gómez: “En USA se fomenta mucho más el deporte femenino”

Arantxa Gómez Ferrer (8 de enero de 1997) es una jugadora de baloncesto valenciana, formó parte de la Selección Valenciana y Española, que emigró a Estados Unidos para seguir la estela de muchos deportistas: adecuar el deporte con los estudios. Un binomio prácticamente imposible de realizar en países como España.

“Aunque ser profesional en USA es muy complicado ya que sólo está la WNBA, hay más facilidades para progresar en el baloncesto. Además aquí apuestan fuerte por el baloncesto, te permiten compaginarlo con los estudios. En España no”, apunta.

Esta estudiante de ingeniería aeroespacial, cuya posición favorita es jugar de 4, anhela empaparse de lo máximo posible de su particular ‘sueño americano’ para regresar algún día a la que tantos años ha sido su casa: el Ros Casares, ahora Valencia Basket.

ccc7baa4-05c1-4adb-81a1-4e995e8e162f

Inicios baloncesto

La incursión de Arantxa en el baloncesto se debe a la insistencia de sus padres porque su hija practicase algún deporte. Durante un año Arantxa estuvo probando de manera simultánea diversos deportes, entre ellos el baloncesto.

“El baloncesto era sin duda el deporte que mejor se me daba pero también el que más me gustaba. además mi hermana jugaba en el antiguo Ros Casares, donde yo también entré, que hizo que me interesase todavía más”, relata.

005e0385-f4c2-426e-96c4-c79aec2cb0b0

Trayectoria profesional

En el año 2004, cuando Arantxa contaba con sólo 7 años, debutó en el antiguo Ros Casares ahora reconvertido en Valencia Basket. Allí se formó durante la friolera de 11 años, convirtiéndose en una de las grandes insignias de la cantera taronja.

“En cuanto vieron mi altura enseguida me pusieron a jugar con chicas 4 años más mayores que yo”, indica.

En 2015, Arantxa puso rumbo a Estados Unidos para militar en el San Diego State, su actual club. Un cambio de aires que nuestra protagonista llevaba mucho tiempo premeditado. “Al conocer la experiencia en USA de otras jugadoras españolas pensé que quería probar”, señala.

eab7cbcd-f955-4a3d-a0e3-f1a046a368f4

“Aunque me asustaba alejarme de mi familia y que las cosas no pudieran salir bien, no podía dejar pasar la oportunidad así que me marché. El apoyo de la gente que me quiere facilitó las cosas “, apunta.

Aunque Arantxa reconoce que “a veces hay momentos muy duros, se echa mucho de menos a la familia”, no se arrepiente de su marcha a USA porque “las deportistas de aquí cuentan con muchas ventajas”.

Selección Valenciana y Selección Española

Arantxa ha integrado la Selección Valenciana durante los dos años de alevín, los dos años de infantil y uno de cadete. No pudo acudir el segundo año de cadete porque tuvo una grave lesión en la rodilla.

En cuanto a la Selección Nacional, Arantxa participó en las diferentes convocatorias y encuentros durante tres años consecutivos (desde los 12 hasta los 15 años). Del mismo modo que acaeció con la autónoma, una lesión de rodilla la apartó. Pero el año pasado volvió a una concentración con la roja.

8bb12a08-7a9e-4de2-b914-f24457ab0794

Mejor y peor momento de su carrera

“Me quedo con los cuartos de final del Campeonato de España de 2014. Recuerdo que si ganábamos podríamos estudiar lo que quisiéramos porque conseguiríamos el título de deportistas de élite. Además era ganar a un equipo con el que perdimos los cuartos dos años antes. Lo conseguimos y fue indescriptible”, revela.

Sin embargo también han habido sombras en la trayectoria de Arantxa. El momento más duro de la valenciana llegó cuando la tuvieron que operar por haberse roto el ligamento cruzado de la rodilla.

“Lo duro no fue la lesión sino volver a jugar. Estuve un año y pico en que ni yo confiaba en mi juego ni los demás tampoco. fue durísimo querer volver a ser la misma jugadora de antes, intentarlo día tras día y sin embargo no obtener ningún resultado”, incide.

e2e5c365-356a-4f3f-80aa-a1cad5cee43d

Finalmente Arantxa supo sobreponerse y volver a ser la jugadora de antaño gracias a su entrenador de por aquél entonces: Manolo Real.

“Manolo me dio la confianza que necesitaba, consiguió que cambiara por completo mi actitud y me convirtiera en mejor jugadora. Gracias a él sé leer mucho mejor el juego, aunque recuerdo que al principio era muy estricto y perfeccionista y quería matarlo jaja”, agrega.

A partir de entonces se produjo una evolución en Arantxa quien destaca de sí misma “la dureza, postear y penetrar a canasta” como sus puntos fuertes, pero también ha mejorado ostensiblemente el tiro. “Desde que estoy en USA he mejorado mucho mi tiro pero he de seguir trabajándolo para ser capaz de tirar de 3”.

patricia

Diferencias baloncesto USA y España 

“Lo que más me impactó es que aquí las jugadores son mucho más físicas y fuertes. Trabajan sus cuerpos en el gimnasio, algo que nosotras no hacíamos en España y después se refleja en pista”, subraya.

Otro de los grandes rasgos en los que el baloncesto estadounidense sobresale respecto al español es que se concibe como una profesión y no un mero hobby.”Con la beca que nos dan, las responsabilidades que se exigen y el tiempo que le dedicamos… el baloncesto en la universidad es mucho más serio que un hobby, es una profesión”.

“En USA se fomenta más el deporte femenino, sobre todo en las universidades que están obligadas a invertir el mismo dinero que con los chicos. Por lo que la visión es la misma para todos”, resalta.

3

 

Deporte femenino

Cada vez son más las voces que se alzan para denunciar la discriminación que sufre el deporte femenino respecto al masculino. Arantxa se suma a ellos, apuntando en primer lugar al papel desempeñado por los medios de comunicación.

“He visto últimamente titulares muy discriminatorios que dificultan nuestro papel de intentar conseguir una igualdad en el ámbito del deporte y poder vivir profesional y económicamente de él”, incide.

2

Además considera que en España las mujeres encuentran muchas más dificultades que los hombres para progresar en el deporte. “Cada ciudad tiene diversos clubes que apuestan por el baloncesto masculino y la cantera, pueden conseguir becas y tener oportunidades de alcanzar la élite profesional, pero no pasa eso con las mujeres”.

“Aunque últimamente las federaciones y entes gubernamentales han realizado un mejor trabajo promoviendo el deporte femenino, todavía queda mucho que hacer para lograr una igualdad con el deporte masculino”, concluye.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies