No debe ser fácil convivir con el éxito. Tampoco debe ser asimilar la vuelta a la realidad. De hecho, todo esto debe ser complicado sea cual sea el ámbito de la vida que estemos tratando. Pero, en el deporte de élite, puede que lo sea un poco más.

El año pasado, Valencia y España escucharon el nombre de un equipo de toda la vida, de barrio. Picken La Cuina Claret se colaba en todos los análisis de la Liga Femenina 2. El equipo de Benimaclet se metía en la lucha por el ascenso a la Liga DIA. Todo, a base de esfuerzo y de sacrificio tanto en los despachos como en la pista.

Las chicas comandadas por aquel entonces por Carles Martínez se plantaban en una fase de ascenso celebrada en la Fuente de San Luis. El estar allí ya era un premio. Los equipos más potentes se reunían en Valencia para vivir una final que terminó en manos del equipo de Rubén Burgos. Pero el conjunto de Claret pudo decir orgulloso que se había codeado con los grandes.

El éxito de la pasada temporada hizo que a Martínez le llegara la oportunidad de la Liga DIA tras la llamada de Star Center Uni Ferrol. Una oportunidad así no se podía dejar escapar y el proyecto de Picken La Cuina Claret ya se quedaba atrás. Pero había vida después de Carles Martínez.

Salvado, sin sufrimiento y luchando por la fase de ascenso hasta el final

Tras llegar a la fase de ascenso el año pasado y tras la salida de Carles, Picken La Cuina Claret apostó la dirección deportiva a Pedro García y a Antonio Quintero, ayudante del primero en el banquillo. El objetivo principal era el de no sufrir para seguir en la Liga Femenina 2 y continuar consolidando el proyecto, pero este equipo parece ya pendiente de los puestos altos de la clasificación.

Con un inicio con 4 victorias por 3 derrotas y siendo noveno en la clasificación, Pedro García decidía abandonar el banquillo. La incompatibilidad de ser Director Deportivo y entrenador hacía a García tomar la decisión de apartarse. Se quedó como primer técnico Quintero, el que era su ayudante. Los cambios apenas se notaron.

Picken La Cuina Claret, cosechando victorias y derrotas casi a partes iguales, no dejaba de mirar los puestos de ascenso. Sin ir más lejos, en la jornada 21, la diferencia con el cuarto clasificado Movistar Estudiantes era solo de un partido. Pero tres derrotas consecutivas han dejado a Picken La Cuina Claret sin opciones a falta de dos jornadas por disputar. Aún así, el objetivo de no sufrir y luchar por estar casi hasta el final con opciones de regresar a la fase de ascenso se ha conseguido.

Lo que más me llena es el carácter humano de Picken La Cuina Claret

Para conocer esta temporada que está a punto de acabar nos metemos en el banquillo de la entidad para hablar con Antonio Quintero, el técnico, que atiende la llamada de YoSoyNoticia.es: “El objetivo de Claret es salvarse y consolidarse en Liga Femenina 2. Cuando pasa la temporada y si estás cerca cuando queda poco de estar cerca, tienes que lucharlo. Pero tenemos que tener los pies en la tierra y conocer nuestra realidad”.

Quintero asumió el reto de ser el primer entrenador tras la salida de Pedro García, algo que asumió como un gesto de confianza: “Lo acogí como una oportunidad muy buena porque noté mucha confianza. Soy un entrenador nuevo en Valencia y llevaba poco tiempo. Entendí como un acto de confianza el apostar por mí después de la salida de Pedro. lo cogí con mucha ilusión pero sabiendo que era difícil”.

Con las modificaciones, el equipo enlazó una racha positiva de victorias que le permitió acercarse a la Fase de Ascenso. Ahora, sin opciones y con dos partidos por jugar, Quintero no pierde la ambición y se marca un objetivo más: “Lo que pensamos es que estamos séptimas, empatadas con las sextas y podemos quedar quintas.

“No tiene recompensa pero queremos terminar con buenas sensaciones y que no se empañe el trabajo que hemos hecho durante toda la temporada. Tenemos que disfrutar del momento y de estos dos partidos. Uno de ellos es en casa y tenemos que despedirnos bien”.

Picken La Cuina Claret es uno de esos equipo de toda la vida. Todo jugador y jugadora que se ha puesto las botas alguna vez se ha enfrentado contra este conjunto. La diferencia económica con los punteros de la competición es grande, pero se salva con la humanidad: “Sabemos que hay una diferencia entre los equipos puramente profesionales, otros que mezclan las profesionales con las amateurs y luego estaría el hueco donde estamos nosotros, que somos amateurs.

“Cuando tenemos poco medios, todo se salva con el carácter humano y en Claret lo he percibido desde el principio”.

Pero esas diferencias económicas no lo son tanto gracias al apoyo de Picken La Cuina. De hecho, el coach de Claret lo tiene claro: “Es muy importante y tenemos que estar agradecidos a ellos. Hablamos de pocos medios pero sin Picken La Cuina sería imposible estar en Liga Femenina 2. Tenemos que dar las gracias a todos los que nos ayudan para seguir jugando a baloncesto a este nivel”.

Fotos: Picken La Cuina Claret. 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies