El crecimiento del proyecto femenino de Valencia Basket esconde detrás horas de esfuerzo en una hoja de ruta que se va cumpliendo a la perfección, y que es el claro reflejo de que el trabajo duro da resultados. Eso pusieron las jugadoras de Rubén Burgos sobre el parqué. Trabajo, esfuerzo, intensidad, ganas e ilusión, desde el comienzo, quitando a su rival cualquier opción de alcanzar la que para las taronja será la segunda final de la temporada.

Comenzó con buen pie Valencia Basket, presionando en la pintura con Carrera y un 2+1 de Celeste Trahan-Davis. La gallega volvió a echarse más años de los que cuenta para liderar en el inicio, y 6 puntos suyos provocaron el primer tiempo muerto de las francesas (2-9).  Ouviña, Leticia Romero y Carrera ponían el +17 en un inicio soñado en el que las taronja marcaban el ritmo y dominaban el rebote. El marcador lo reflejaba y tras los primeros 10 minutos, la diferencia era aún mayor (8-27).

La presión e intensidad defensiva de Valencia Basket era insuperable para Flammes y la diferencia crecía. Las de Rubén Burgos empezaron a gustarse con su margen creciendo. Anna Gómez conectaba sin mirar con Carrera en el poste y Ouviña anotaba un nuevo triple. Sy-Diop frenaba la racha taronja y mejoraban las francesas en defensa, pero un triple de Pina permitía doblar al rival al descanso (24-48).

Un parcial de 6-0 daba algo de esperanza a las francesas en el tercero, pero lo rompía Trahan-Davis. Sin embargo, tras un nuevo parcial, esta vez de 14-3, Burgos tenía que parar la semifinal para cortar la racha de las francesas. Sería Ouviña la que acabaría con la sangría, y Carrera la que de nuevo marcaría la diferencia. La gallega sacó faltas aprovechando el bonus de su rival y trajo tranquilidad desde el tiro libre. Pero cuando todo parecía controlado, dos triples consecutivos volvieron a dar alas a Carolo. Anna Gómez lo dejaba en 50-60 para el parcial definitivo.

Gülich y Pouye intercambiaban golpes para comenzar el último cuarto, y Diallo volvía a reducir los 10 de margen. Sería lo más cerca que estaría el equipo francés. La intensidad crecía y Carolo se cargaba de faltas, entrando en bonus a falta de más de 6 minutos, y Valencia Basket lo aprovechaba.

El tiro libre y el vigésimo punto de Carrera ponían el +13 y provocaban el tiempo muerto rival. El juego interior taronja, con una Carrera enorme que brilló con luz propia, hizo el resto, e impidió el acercamiento. La victoria no se escapó, y llega la segunda opción de la temporada de levantar un título.

La gallega Raquel Carrera se ha convertido en la MVP del partido con tan sólo 19 años al anotar 22 puntos, y mostrar una solidez defensiva impropia de alguien de su edad, más si cabe en una semifinal continental. En la final del domingo a las 19.30 espera el Reyer Venezia tras derrotar al KSC Szekszard por 63-58 en un ajustadísimo partido.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies