FOTOS: YoSoyNoticia

 

Y es que suele ocurrir que 20 años al frente de una federación no los cumple cualquiera. Cada vez son menos los presidentes que aguantan largas temporadas de dirección en los clubes deportivos. Pueden pensar en Fernando Roig (Villarreal), Augusto César Lendoiro o, ya más específicamente en el baloncesto, José Luis Saéz que acumuló 12 temporadas en el máximo organismo federativo del basket español.

Salva Fabregat, campechano y tranquilo, nos recibe en la sede de la Federación de Baloncesto de la Comunidad Valenciana (FBCV), y charlamos con una indudable voz autorizada para analizar lo que acontece en el mundo de la canasta a nivel autonómico, el crecimiento experimentado, l’Alquería del Basket o el momento de la liga EBA.

– Yo Soy Noticia: El año que está a punto de entrar cumple 20 años al frente, de manera casi ininterrumpida, de la Federación de Baloncesto de la Comunidad Valenciana, ¿Cómo ha cambiado el baloncesto en todo este proceso?

Salva Fabregat: En primer lugar a nivel de Internet, redes sociales, eso ha sido una revolución. Ha cambiado completamente. Hablando del juego, en los planteamientos de la gente a la hora de decir a qué baloncesto quiere jugar.

Antes no existía o existía menos. Ahora la gente quiere seguir jugando con sus amigos pero con una entidad que le organice los partidos, le mande los árbitros para no discutir con el de enfrente, etc.

Luego a nivel social el tema de las competiciones, cuando conseguimos el acuerdo con la Generalitat hubo una época que estaban convencidos de que no se puede jugar compitiendo, pero les hicimos ver que sí se podía jugar así. La competición es buena siempre que sea el medio, no el fin. Eso es lo que tratamos de buscar y hacerle ver a la gente.

Nos hemos movido para todos lados para ayudar a los clubes en todos los aspectos (búsqueda de patrocinios, avales…). Hemos hecho todo lo que hemos podido… y seguimos haciéndolo.

– YSN: Con datos del curso 2016-2017, que son los últimos que han salido publicados, existe un crecimiento en el número de licencias no solo a nivel masculino sino también femenino… En torno a las 45.000 licencias, creciendo cada año. Es un crecimiento sostenido el que está experimentando el baloncesto en la Comunidad Valenciana.

SF: Sí, hace tiempo que empezamos a crecer. Lógicamente esto viene arrastrado de muchos años, nunca exponencialmente significativo pero siempre sin parar. Lo que hemos ido llevando es una continuidad.

No podemos luchar con fútbol, ni lo pretendemos, pero somos el segundo deporte en licencias. Creo que estamos muy bien, no hemos parado de crecer. Vamos aumentando el número de licencias poquito a poco.

– YSN: A nivel nacional Salva, ¿en qué situación nos coloca?

SF: Estaríamos detrás de la comunidad autónoma de Madrid, Andalucía y detrás nuestro, pero con unas cifras muy altas, el País Vasco.

– YSN: ¿El reto es superar a Andalucía, no?

SF: Es difícil, por número de población. Y por raro que parezca aquí tenemos muchas más oferta deportiva que en Andalucía. Al ser poblaciones más diseminadas dentro de lo que hay (analizando sobre Andalucía), es más difícil tener más oferta deportiva diferente en muchos pueblos. Y el baloncesto lo ha captado.

Los niños quieren jugar a basket (en nuestra Comunitat Valenciana) y los que juegan siguen jugando, eso es lo que nos hace crecer porque no crecemos por arriba, crecemos por los pequeños.

Los niños quieren jugar al baloncesto. Estamos creciendo por los pequeños.

– YSN: ¿Cómo es esa labor de mantenimiento de los jugadores, qué labor desempeña la Federación en este apartado?

SF: Nosotros  lo que hacemos es darle la competición que él quiere o necesita (cuando un niño/a se apunta a basket). Él y el club, porque nuestro vehículo de trabajo es el club, ya que a mí me cuesta llegar a los chavales. Mi núcleo de contactos es el club. ¿Qué hacemos con el club? Pues darle lo que quiere o necesita. Es decir, cómo y de qué manera quiere competir.

No llegamos a lo que quiere todo el mundo ni de broma, pero intentamos palpar todas las sensibilidades para diseñar nuestra plan de acción dentro de lo que la gente necesita, tratando de armonizar ambas cosas.

Yo una vez dije de broma: ‘’bueno, pues y si quieren jugar con pelota cuadrada, pues les pondremos pelota cuadrada (risas)’’… Eso refleja el espíritu de servicio con el que trabajamos en la Federación. De ahí nacen los 3×3, todas las actividades que la gente demanda. Claro, siempre que podemos se lo damos.

– YSN: ¿Cuál es la mayor preocupación que le traslada la gente para el baloncesto en la Comunidad Valenciana?

Salva Fabregat: En este momento no tenemos nada en especial que cambiar, es decir, todo lo que hay son pequeños detalles. Hicimos un cambio muy grande con las competiciones de pequeños. Cambiamos la filosofía para abrirla a todo el mundo.

De hecho está jugando todo el mundo porque un niño que todo el año en una competición de 4vs4 juega con los mismos 4, al final eso al niño no le gusta para nada.

Entonces hemos conseguido, en primer lugar con unos precios contenidos, que todos esos chavales puedan jugar todo el año porque eso es lo que quieren.

La segunda parte, dentro del ganar, es que pueda jugar con los de su nivel. Siempre hay quien pierde, pero lo importante es que mantenga su motivación. Todos queremos ganar, sea cual sea la edad o el estado físico que tengamos, pero la gente quiere pasarlo bien y ganar y aquí tratamos de armonizar todo eso.

Hay que buscar la globalidad de las cosas, encerrarnos en nosotros mismos es un error.

– YSN: Trasladémonos a la liga EBA. Existe malestar en algunos clubes porque existen dos grupos de equipos valencianos y se repiten constantemente los partidos, algo que no sucede en Galicia por ejemplo. ¿Qué puede hacer la federación ahí?

SF: Nosotros podemos abrir el grupo de EBA a los que queramos, hasta 14 equipos, lo que pasa es que la gente nos se ha inscrito (los grupos de EBA en la Comunidad Valenciana no han copado sus plazas este año). Podríamos haber hecho dos grupos de 7 y 7, con un Playoff de ascenso y descenso, lo que pasa es que a la gente no le ha apetecido la EBA.

La EBA tiene dos problemas, un problema es que es más cara. No es demasiado cara al final, pero yo calculo que la diferencia respecto a la Nacional estará entorno a los 8-10.000€, aparte de que algún jugador tenga salario como en algunos clubes sucede.

¿Cuál es el hándicap grande para los clubes de la Liga EBA, aparte en su momento para los de Liga Femenina 2? El aval. Que ahora mismo los está poniendo FBCV. La Federación está avalando a todos los clubes de Liga EBA y de Liga Femenina 2 ante las competiciones de ámbito nacional, lo que significa que no tienen que presentar el aval bancario.

Eso suponía un problema para algunos, porque les costaba mucho conseguirlo y no lo tenían, y a otros porque les obligaban a depositarlo.

Eso se ha solventado porque aquí la Federación avala porque los clubes de la liga EBA cumplen. Ningún club ha dejado de pagar.

– YSN: ¿Y qué opina de hacer un grupo de 14 entre Comunidad Valenciana y Murcia?

SF: El problema de hacer un grupo de 14 sería que entonces habría que cerrar la competición definitivamente a 14, porque es fácil llegar a una competición de 10 pero si tengo 14 no puedo volver atrás, ¿me entiendes por donde voy?

Si podemos llegar a varios grupos de 14 como sucede en Galicia o Cataluña, crecer de esa forma, tiene que ser vía aquí.

En la Federación nosotros trabajamos hasta la EBA, después las siguientes competiciones ya tienen otra reglamentación, etc. Nosotros lo que le ofrecemos a los clubes es una competición de nivel, al margen de las competiciones más grandes.

Creemos que hemos conseguido una competición de Primera División de nivel. Llevamos tiempo analizando lo que tenemos en Autonómica, Primera División, etc., reforzando ese sistema de pirámide con ascensos y descensos estandarizados. Estamos satisfechos y trabajamos para reforzarlo. No buscamos el modelo vasco.

Mi idea para la EBA era que jugáramos la liga con los baleares, de tal manera que hubiera tres grupos 8 y 8 nuestros más 2 de baleares. La Primera División estaba bien cuando teníamos a los equipos murcianos, como pasa ahora en la liga EBA. Encerrarnos en nosotros mismos es un error, hay que buscar la globalidad.

Hay muchos jugadores de EBA que están trabajando, jugando no les entra el tener que hacer desplazamientos a Madrid, Cataluña, etc. y perder todo el fin de semana, llegar a casa el domingo a las 4 de la mañana y todo este tema.

Hay que buscar la globalidad de las cosas, encerrarnos en nosotros mismos es un error.

– YSN: Los patrocinios son muy importantes para los clubes para sobrevivir. ¿Qué puede hacer ahí la Federación para ayudarles? Porque sino es la pescadilla que se muerde la cola…

SF: Hay un problema de la financiación de los clubes hoy en día, es muy complicado conseguir esponsorización. El caso más llamativo es el de Picken con Claret que lleva ahí un porrón de años patrocinando al club… yo siempre que los veo intento hacerles la pelota (se ríe), intentar mantenerlos. Es algo insólito ese caso, ellos lo hacen porque pueden y quieren. Me congratula.

Hemos realizado acciones para conseguir financiación para los clubes (confección de un dossier, patrocinadores externos), nos hemos movido arriba y abajo… A lo mejor no hemos hecho lo adecuado.

El tema redes sociales, por ejemplo, es muy complicado por la idiosincrasia del propio medio (cómo, por qué y cuándo lo transmites) pero yo creo que todos los clubes, al menos los de EBA, tienen a estudiantes de periodismo y trabajan en estos temas, aunque se trabaja de forma amateur. Es muy difícil hasta para nosotros, imagínate para los clubs que son más pequeños.

Ahora hemos creado una aplicación para que los clubs puedan retransmitir los partidos, para vender imagen de club. Hasta ahora no se podía, y eso sirve para medir también el volumen de partidos. Ya sea el presidente o el entrenador el que lo mueve, todos tienen esa idea de que hay que moverse en redes sociales. De forma amateur, pero lo hacen.

– YSN: Pero aquí, a diferencia del fútbol base que siempre se escuchan problemas de padres que llevan la competición de sus hijos al extremo Champions League, en el baloncesto no se escuchan ese tipo de situaciones.

SF: Sintiéndolo por otros deportes, especialmente por el fútbol, en el baloncesto las trifulcas son muy infrecuentes. Pueden haber 5 o 6 al año hablando de un volumen de entorno a los 1000 partidos semanales. 1000 partidos al año en 8 meses de competición, habla por sí solo…

Esa parte la hemos trabajado con acciones, y en el baloncesto no sucede lo que en el fútbol que un chaval se deja los estudios porque se está dedicando al deporte. Se lo deja porque estudia, en todo caso.

El 90% de los jugadores en la Comunidad están jugando y estudiando al mismo tiempo. José Simeón estuvo estudiando hasta hace nada sacándose una carrera, es el ejemplo de jugador que ha jugado a nivel profesional además de compaginarlo con los estudios.

La mayoría de nuestros chavales estudian pensando en el futuro. El baloncesto no da para vivir, es muy difícil vivir solo de esto.

El fundamento es que la gente piense que no puede vivir de esto, porque alguien que gana 800€ al mes tampoco puede hacer cábalas de que pueda dedicarse al baloncesto profesionalmente. Hay muy pocos ejemplos de eso. El jugador o jugadora tiene que pensar en su futuro.

– YSN: Hablemos ahora de L’Alqueria. Muchos clubes ven una amenaza para el mantenimiento de sus talentos y sus canteras desde que esta gran instalación abrió sus puertas. ¿Qué opina al respecto? ¿Cómo está trabajando la FBCV en este sentido?

SF: El tema es muy delicado. Nosotros hemos hablado con el Valencia Basket y ellos tienen el compromiso lógico y verbal de que con L’Alqueria no pretenden hacer lo que la gente dice que van a hacer. Asimismo, no van a fagocitar más a los clubes de lo que lo han podido hacer en algún momento.

Evidentemente, cuando haya un talento sí que lo van a fichar pero eso es ley de vida. Valencia Basket no va a fichar un jugador joven simplemente por ficharlo, sino porque tenga un futuro. Ese es su compromiso, nos lo ha manifestado la gente encargada de ello.

Y que incluso están dispuestos a ayudar a los clubes, no sólo a no quitarles sino a ayudarles. Si lo cumplen no tiene porqué haber ningún problema. Además que no les caben, comentan…

Tienen mucho trabajo porque hay mucho club alrededor y ahora están reorganizándolo para al final convertirse en la cantera más grande de la Comunitat, pero eso no tiene porque significar la fagocitación de los clubes que hay alrededor.

– YSN: Claro Salva, ¿porque al final el objetivo de Valencia Basket será que todos sus jugadores sean valencianos?

SF: Eso se lo preguntas a ellos… no sé lo que quieren realmente. El ideal es ese, y ellos lo han dicho, pero la gente tiene que entender que eso vale muchísimo dinero. Los talentos no salen porque sí, hay que criarlos e invertir mucho dinero como todos sabemos el caso de Messi, por ejemplo.

La gente tiene que tratar de entender que es bueno que exista el Valencia Basket, porque no hay ningún núcleo de crecimiento que no esté alrededor de un gran club.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies