El equipo de Benimaclet empezó el partido con desajustes defensivos, propios de un equipo al que le falta conseguir automatismos para defender en conjunto. Pero el equipo no perdió la fe en ningún momento y producto de ello consiguió remontar el último cuarto que dominó por completo tanto en defensa como en ataque.

Sydnor demostró durante los primeros minutos que va a ser una referente para el equipo murciano. La americana es una jugadora desequilibrante en esta categoría. Tiene capacidad para anotar desde la pintura, conseguir un buen número de rebotes, pero también desde la larga distancia (2 de 2 en triples), acabando el partido con un doble doble 17 puntos y 10 rebotes.

Pero además de la jugadora norteamericana, Line Piechnik está llamada a ser la otra referente del equipo. La base danesa llevó el ritmo del partido durante gran parte y aportó, sobre todo en el apartado anotador, siendo muy efectiva desde la línea de tres con un cuatro de seis intentos. Entre ambas jugadoras han llevado el peso anotador del equipo dirigido por Victor Verdú en el primer cuarto. De hecho, solo han anotado ellas y al final del partido han sumado 33 de los 62 puntos del equipo.

Por las locales, el partido comenzó con unas Gloria Argente y Marta Rabassa haciendo mucho daño en la pintura y consiguiendo importantes rebotes que daban segunda opciones de tiro muy valiosas para su equipo. El segundo cuarto fue el peor de las locales, por los muchos lanzamientos de tres fallados, y las jugadoras murcianas consiguieron anotar con regularidad, gracias a los numerosos tiros libres de los que dispusieron y que aprovecharon con un alto porcentaje anotando siete de los ocho intentados.

El marcador al descanso reflejaba un 29 -38, un marcador demasiado abultado para lo que se había visto sobre la cancha. Pero las chicas de Carles Martinez, en contra de lo que se podría presumir dada la bisoñez de muchas de sus jugadoras, no se vinieron abajo y siguieron luchando para ganar el partido.

A la vuelta del vestuario, las locales salieron con la consigna de ser más agresivas en ataque y se prodigaron más en el tiro exterior, sobre todo desde las esquinas aunque durante este período no consiguieron anotar ningún triple, pero se veía al equipo con otra actitud sobre el parqué, más seguro de sus posibilidades.

Durante este cuarto tiraron del equipo en el aspecto anotador sobre todo Esther Saez y Sara Roselló, siendo importantes para igualar el cuarto y llegar al último con un 44-53, al que se llegó después de un triple sobre la bocina de Piechnik, después de haber estado las guerreras amarillas a 6 puntos, una renta que daba esperanzas a la su ruidosa afición.

El último cuarto, la clave del partido con una gran Clara Che como protagonista

Pero en el último cuarto, las valencianas salieron a morder al rival, subieron la línea defensiva y eso hizo que las murcianas tuvieran dificultades para subir el balón y que no pudieran anotar durante los cuatro primeros minutos. Aquí se hizo grande en defensa Gloria Argente que capturó diez rebotes para acabar el partido con 18. Las valencianas no concedieron ningún rebote en ataque a las murcianas durante este cuarto. Destacable también la ayuda en el rebote de Esther Sáez que capturó diez, complementados por 10 puntos y 5 recuperaciones de balón.

El partido entró en un fase de igualdad en la que en ataquen surgió el talento de Clara Che, que consiguió siete puntos de forma consecutiva (dos tiros libres, una canasta de dos y un triple) que hicieron creer en la victoria a todo el Pabellón.

Un tiro libre anotado por Sydnor a falta de 24 segundos, dejaba el marcador con un 60-62 y posesión para la valencianas. Todo se iba a decidir en una posesión en la que el balón circulaba por fuera buscando una buena opción de tiro, hasta que llegó a Clara Che. Su defensora dio un paso atrás, le dejó la distancia necesaria para tirar y no desaprovechó su oportunidad, consiguiendo el triple que hizo levantar de sus asientos a todos los presentes.

Quedaban 4,3 segundos, por lo que Victor Verdú no dudó en pedir tiempo muerto para preparar una jugada con la que optar a la victoria, pero no tuvieron fortuna y tiraron de tres y el balón no entró, con la explosión de júbilo del equipo valenciano y de la afición animó de principio a fin.

63 – Picken Claret: Marta Rabassa (12), Lorena Segura (5), Esther Díaz (10), Gloria Argente (7), Clara Che (17) – quinteto inicial – Laura Campos (0), Sara Roselló (8), Elsa Hernández (4), Celia Esteso (0), Laura González (0), Paula Rodrigo (0), Erika Michavila (0).

62 – UCAM Primafrio: Piechnik (16), Laura Corbalán (2), Olga Stepanovic (9), Victoria Robles (5). Maryah Sydnor (17) – quinteto inicial – Paula Llinares (0), Rut Marin (0), Ana Muñoz (0), Carlos Caro (3), Ester Aracil (2), Alejandra Sanchez.

Árbitros: Maria Cortes Paya y Javier Saez Ruiz

Incidencias: Partido disputado en el Pabellón de la Universidad de Valencia correspondiente a las Jornada 1 de Liga Femenina 2.

Fotos: Yolanda Hernández.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies