En los últimos días del pasado año 2018, Valencia Basket confirmaba que su concepto de entidad no podía parar de extenderse. Más allá de la consolidación del equipo femenino y del siempre presente equipo masculino, el equipo taronja escribía una nueva página en su historia que confirmaba su crecimiento. Hablamos, como no, del triunfo en el Adidas Next Generation Tournament.

Celebrado en la capital del Turia y en las instalaciones de l’Alqueria del Basket, la cantera de Valencia Basket cerraba su primer círculo con esa victoria unida a la participación en la fase final de la MiniCopa Endesa. Sin duda, dos hitos que confirman que l’Alqueria no es solo un compendio de pistas que permiten a los chicos y chicas desarrollar su baloncesto.

Pocos días después de conseguir la victoria en la final disputada en la Fuente de San Luis ante la Virtus de Bolonia (82-71), el entrenador de esta gran generación de jugadores Xavi Albert atendía la llamada de YoSoyNoticia.es. Ahora que Valencia Basket ya conoce a sus rivales para la fase de grupos de la Euroliga Junior (Real Madrid, Estrella Roja y Rytas Vilnius), damos luz a una charla de baloncesto base con sabor valenciano.

Cuando hablamos de jugadores jóvenes, el periodista patrio tiende a la coletilla fácil de “el nuevo Michael Jordan”. En el caso local, por ejemplo, se lleva buscando a los nuevos Nacho Rodilla o Víctor Luengo desde hace años. Este es uno de los muchos defectos que tenemos. Por eso, la función de los entrenadores va más allá de enseñar jugadas y convertir a la gente en ganadores.

De hecho, me gusta considerar más relevante el hecho de ser un buen psicólogo que un gran entrenador, algo que Xavi Albert reconoce también hablando de sus jugadores: “Los chicos tienen una capacidad para el trabajo muy buena. Nuestra función pedagógica y la de todos sus entrenadores es que entiendan que aquí, el objetivo es su mejora como jugadores y como personas. Su propio funcionamiento a nivel junior y EBA no te exige estar focalizado en competiciones concretas como el caso de la Euroliga, por lo que el trabajo grupal es más sencillo”.

Aislar a jugadores tan jóvenes de los comentarios basados en la victoria queda reflejado en las respuestas de Albert sobre la definición de su equipo: “La victoria fue muy especial y los chicos se ganaron por derecho propio ganar. Pero, destacar a alguno a nivel individual es complicado porque fue todo muy especial a nivel grupal. Mucha gente destacó la victoria coral. Un día podíamos contar con unos, otros partidos aparecían otros jugadores… Quizás en otras generaciones sea más sencillo destacar a alguien a nivel individual”.

El triunfo reconoce que vamos por el buen camino

La gran imagen ofrecida en la fase final de la MiniCopa Endesa y la victoria en este Next Generation habla también del gran uso que se le está dando a l’Alqueria del Basket. Los esfuerzos de la entidad por dar visibilidad a su instalación por el resto del mundo y la celebración constante de torneos la ha convertido en una pequeña ciudad de baloncesto.

La palabra que genera l’Alqueria del Basket en relación a la cantera taronja es profesionalización. O así lo pensamos los que llevamos unos años siguiendo al club de la Fonteta. Eso sí, Albert va un paso más allá: “Además de la profesionalización, hay que hablar del impulso que da la instalación y el contenedor de baloncesto que genera. La continua formación de entrenadores, la disposición de pistas que tiene el jugador o jugadora para su mejora… Ganar es un premio que reconoce que vamos por buen camino”.

Además de ser una voz autorizada como entrenador, Xavi Albert también lo es por su pasado como jugador: “Fui jugador en las antiguas naves de Rey Don Jaime y el cambio es a todo. Los diferentes recursos para trabajar a nivel de equipo, a nivel específico con jugadores, el visionado de vídeos, los clínics, los campeonatos… Es como generar una universidad en una localidad en la que no había. El impulso que da una instalación pionera en Europa te permite realizarun salto espectacular”.

Ganar como parte del proceso de formación

Considerar como una sorpresa mayúscula la victoria de Valencia Basket en el Next Generation podría sonar hasta injusto, pero hay que reconocer que no partía como favorito. Por eso, preguntado por los objetivos, el entrenador de esta gran generación los desgrana a base de retos: “Creo que querer ganar es parte de la formación de los jugadores, pero nunca hablamos de tener un papel mejor ni de ganar sí o sí”.

“Tuvimos la suerte de volver a este torneo y de hacerlo contra los mejores y el objetivo era ganar el primer partido. A partir de ahí, superábamos cada reto y cada vez mirábamos más arriba. No teníamos un objetivo que marcara si esto sería un éxito o si aquello hubiera supuesto un fracaso”.

Y si se consiguió la victoria fue porque esta generación tiene algo diferente, algo que Xavi Albert centra en el físico. En el deporte, la formación la marca el físico en muchas ocasiones. Los cambios en los chicos y chicas pueden hacerte mejor o peor si no sabes adaptarte. Ya hemos hablado en alguna ocasión de los jugadores de la MiniCopa que bien podrían pasar por jugadores del primer equipo o los famosos hermanos Obama del Atlético de Madrid.

En el baloncesto, por razones evidentes, el físico tiene una mayor relevancia. Por eso, Albert reconoce el físico de los suyos: “Somos talentosos a nivel físicos y evitamos ese hándicap ante ciertos equipos que importan talento físico extranjero. Destacaría también su ambición y su capacidad de trabajo. Tienen un hambre espectacular y es un grupo extraordinario”.

No todos los jóvenes son Luka Doncic

Siempre que hablamos de cantera, la última pregunta nos lleva a la competición grande. En este caso, el torneo que nos espera es la ACB. A muchos se les llena la boca hablando del baloncesto nacional a nivel cantera, pero siempre falta un atrevimiento. Eso sí, sería un error no reconocer que la vida de los clubes en según qué momentos puede marcar la carrera de jugadores jóvenes.

El Joventut de Badalona es uno de los equipos modelo si hablamos de baloncesto base. La lista es eterna. Eso sí y, por desgracia, los últimos años han obligado a la Penya a tirar de jugadores jóvenes por su falta de liquidez. Afortunadamente, la vida de un club histórico ha cambiado para bien y pueden volver a esa cantera que aparece para ayudar, no para ganar por plena supervivencia.

Luego llegamos a los clubes como Real Madrid o Barcelona, hechos para ganar y en los que es casi imposible hacerse un hueco. La entidad blanca lo está entendiendo a la perfección con talentos como Luka Doncic o el propio Sergio Llull mientras que el Barça está a años luz. Los peores ejemplos en la casa culé llevan la firma de Mario Hezonja y Rodions Kurucs, defenestrados en ACB y ahora con minutos en la NBA (con roles diferentes, claro).

Ante esta situación y con un entrenador de cantera al otro lado del teléfono, la pregunta la podría firmar el propio José Mourinho. ¿Por qué no llegan más jugadores?: “Cuando hablamos de canteras tradicionales, hablamos sobre el papel de modelos diferentes por la facilidad de llegar. Pero eso no significa que en otros clubes no se haga un buen trabajo.

“Hay varias cosas a tener en cuenta. Una de ellas tiene que ver con las posibilidades que se te abren para poder llegar. Tienes que ser muy bueno para asentarte en la ACB. Hacerte un hueco dentro de esos 12 jugadores es muy complicado teniendo el hándicap de que no hay una competición intermedia. No todos son Luka Doncic“.

Lo que también debemos tener en cuenta es que l’Alqueria no se ha hecho solo para que los jugadores y jugadoras formen parte de Valencia Basket. Evidentemente, el talento más desarrollado vestirá de naranja para que juegue en el nuevo pabellón. Pero muchas canteras nutren a otros equipos de deportistas ante la falta de sitio en los primeros equipos.

Por eso, Xavi Albert vuelve a destacar el proceso de formación para que todos salgan con opciones: “Con l’Alqueria, me gustaría que el proceso haga que los jugadores puedan hacerse un hueco en los equipos y no porque tenga que haber un cupo. El club está apostando por la cantera y se está viendo. El objetivo ahora es que todos los jugadores que puedan salgan preparados”.

Fotografías cedidas por Valencia Basket.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies