La Comunidad Valenciana, potencia del Automodelismo: «Vienen los padres a traer a sus hijos y acaban enganchados ellos» | Yo soy noticia


Hay algunas cosas que nunca pasan de moda por mucho que cambien las costumbres y tendencias. Hay algunas pasiones que siempre sobreviven y se adaptan a todo cambio tecnológico o sociológico. Y una de ellas siempre está presente, especialmente en nuestra comunidad: el Motor.

Desde siempre por estas tierras nos han encantado las disciplinas relacionadas con las carreras de velocidad. La Fórmula 1 en su momento, o las Motos y los Rallys en la actualidad, han reunido siempre a multitud de aficionados en torno a las competiciones.

Pero hay otras variantes más minoritarias y desconocidas, a la par que accesibles, reconocidas y acogidas dentro de la Federación de Automovilismo de la Comunidad Valenciana, que de la mano de su presidente Nacho Aviñó siempre anda buscando abarcar todas las formas posibles de competición sobre cuatro ruedas.

Una de ellas, de la que ya os hablamos en su momento, es el Sim Racing, las carreras virtuales en simulador. Otra, que hoy conoceremos más en profundidad, es el Campeonato de Radio Control de la Comunidad Valenciana.

NOTICIA YSN: Un campeonato de montaña virtual, valenciano y muy real: «La experiencia es una pasada»

Álvaro Cambero es quien coordina esta actividad y hablamos con él para conocer más a fondo esta modalidad:

«Vienen los padres a traer a sus hijos y acaban enganchados ellos (risas), hay varias generaciones aquí unidas disfrutando de esta actividad. Tengo 48 años y llevo desde los 13 en esto, empecé con un coche de juguete, luego el Scalextric ya no era suficiente.

Siempre me gustó el tema del Automodelismo, el Radio Control y la mecánica, mi padre trabajaba en la Ford y siempre nos han gustado las cuatro ruedas. Y sin ir más lejos mi hermano es mecánico en la escudería de Fórmula 1 de Adrián Campos Jr, que ahora está en Gandía. También nos encanta el Karting.

Esto es mucho más accesible si quieres ir por tu cuenta. Fui progresando poco a poco y ahora, además de organizar esto, corro para la escudería de un fabricante inglés y dentro de poco iré al Campeonato de España» , comienza a contarnos Álvaro.

NOTICIA YSN: La piloto valenciana Nerea Martí abre su propio equipo de karts para formar a más talentos en la Comunitat

«Hay varias generaciones aquí unidas disfrutando de esta actividad»

Nuestro entrevistado nos desgrana cómo son estos coches que permiten vivir la competición y las carreras de un modo diferente:

«Hablamos de coches con un motor en miniatura, los hay de escala 1:5 a 1:20 pero las más usuales son 1:8 y 1:10. La 1:10 quiere decir q el coche es 10 veces más pequeño que uno real.

Estos coches pueden coger fácilmente los 120 km por hora en sólo 40 o 50 metros, si aplicaras eso a un coche real sería una locura. La potencia para lo que pesan es brutal, en ocasiones hablamos de 1 caballo para 1 kilo 300 g de peso, es una barbaridad de aceleración, eso es una bala.

Son de fibra de carbono, con suspensiones de competición, necesitan cambios de ruedas y de aceite, de todo. Tenemos hasta telemetría, precisan los mismos ajustes que cualquier otro coche de competición» , nos detalla.

«Estos coches pueden coger fácilmente los 120 km por hora en sólo 40 o 50 metros, es una barbaridad de aceleración, eso es una bala»

Álvaro Cambero, coordinador y practicante de este ámbito competitivo en la Comunidad Valenciana, sigue diseccionando para nosotros las características de estos vehículos de competición:

«No son un juguetito, un coche de estos te puede costar desde 600 € y luego hay que sumar el mando, los cargadores, las baterías, la electrónica, recambios, muchas cosas, no es el hobby más barato, aunque tampoco el más caro.

Pero se puede empezar con cosas de segunda mano y luego ya ir progresando poco a poco, vas evolucionando tú en la competición con el coche, tampoco tiene por qué ser tan caro y la diversión lo compensa con creces», prosigue.

«No son un juguetito, un coche de estos te puede costar desde 600 €, no es el hobby más barato, aunque tampoco el más caro»

«Su evolución tecnológica va acompasada con la de los coches grandes. Antes eran motores de combustión de 2 tiempos a gasolina y en los últimos tiempos las baterías han mejorado mucho y por eso la mayoría ya son eléctricos.

Esto hace que sean más ligeros, con más eficiencia y aceleración, sin humo, más sencillos y más seguros, aunque a nivel de velocidad punta son similares. Además ahora puedes conectar el coche al móvil o al ordenador para saber el estado de todo, configurar los parámetros, telemetría, temperatura y demás.

Aquí aparte de piloto tienes que ser un poco mecánico, no profesional evidentemente, pero sí debes tener nociones porque los coches requieren mantenimiento, reglajes y muchas cosas más», concluye Álvaro respecto a las interioridades de esta modalidad deportiva.

«Aquí aparte de piloto tienes que ser un poco mecánico porque los coches requieren mantenimiento, reglajes y muchas cosas más»

Queremos saber más respecto a cómo se organiza esta práctica a nivel competitivo. Su máximo responsable por estas tierras nos habla también sobre ello:

«Corremos en circuitos cerrados, hay sitios específicos para ello, por ejemplo en asfalto el más importante está en Almussafes. También hay pistas de tierra todoterreno donde los saltos son muy llamativos, la más importante es la de Silla. Ya los que van a campo abierto y demás no es competición como tal, son más bien juguetes.

Para pilotar nos subimos a un altillo, es un pódium desde donde vemos el circuito a tres o cuatro metros de altura. Esto es bastante seguro, no suele haber accidentes, a veces se incendia alguna batería o los coches chocan pero poco más.

Normalmente no se gana dinero pero si eres muy bueno puedes llegar a ser piloto A, donde ya tienes patrocinios de tiendas y fabricantes, ahí eres profesional, compites a nivel mundial y tienes un salario. Los pilotos B somos semi-pro, nos dan equipamiento gratis y a cambio corremos para esas marcas. Y el mero aficionado pues va por su cuenta y se lo toma como un hobby», declara Cambero.

«Normalmente no se gana dinero pero si eres muy bueno puedes llegar a ser piloto A, donde ya tienes patrocinios de tiendas y fabricantes»

Álvaro termina poniendo en contexto la situación de este deporte en nuestra comunidad respecto al resto del territorio nacional y global:

«Los mejores del campeonato autonómico van luego al nacional. En la Comunidad Valenciana es donde más potencial tenemos de pilotos, con más de 80 licencias, aquí el Motor siempre tiene tirón. A nivel nacional igual compiten unos 90 pilotos y unos 60 pueden ser perfectamente de aquí.

No todo el mundo da el salto a nacional porque los desplazamientos y todo lo que lleva asociado implica tiempo y gastos. Pero podemos decir con orgullo que al menos la mitad de la gente que hace esto en España a nivel competitivo está en nuestra comunidad.

Ya a nivel internacional, por ejemplo hay muy buenos pilotos en países como Alemania, Portugal o Italia, gente de élite que está patrocinada por fabricantes, son pilotos que viven de esto y para esto y entrenan todos los días.

Y como no es algo físico, más allá de la tensión y la concentración mental que exige, lo puedes hacer a cualquier edad. Tienes que tener reflejos y tienes que ver bien, porque tu vista está concentrada en un coche que mide 90 cm, va muy rápido y está lejos de ti», concluye nuestro entrevistado.

«Podemos decir con orgullo que al menos la mitad de la gente que hace esto en España a nivel competitivo está en nuestra comunidad»

Le tomamos la palabra a Álvaro Cambero de pasarnos algún fin de semana a vivir más de cerca el buen ambiente y la emoción que se respira en las carreras de esta modalidad y esperamos que la afición por la misma siga en auge por tierras valencianas. Como decimos, el deporte y la competición cada vez tiene formas más diversas, y todas son destacables, cosa que seguiremos haciendo en estas páginas.

Y para que os hagáis una idea más precisa de cómo es esta electrizante afición, os dejamos con un vídeo que no deja lugar a dudas sobre la acción y diversión que entraña una carrera de coches por Radio Control.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies