El jugador valenciano ha terminado como número uno de la Comunitat Valenciana, en una atípica temporada en la que el calendario no ha tenido mucho que ver con el que acostumbra a organizar la Federación. Sin embargo se han podido organizar muchas pruebas en lo que ha sido un éxito organizativo y de participación para uno de los deportes con más tirón en nuestro país no sólo en la alta competición, si no en su práctica recreativa.

Christian Fuster: «Es un orgullo acabar el 2020 sin ninguna derrota».

En este circuito, si hay un nombre que destaque sobre el resto, es sin duda el de Christian Fuster que ha cerrado un 2020 perfecto en cuanto a resultados se refiere, ya que no ha perdido ni un solo partido dentro del circuito autonómico. En la entrevista que ha concedido a la Federación de Pádel de la Comunitat Valenciana ha repasado un año «perfecto, y es un orgullo terminarlo sin ninguna derrota», comenta Fuster.

Pese a lo que pueda parecer «es un circuito con muchísimo nivel, cualquiera te puede ganar y lograr vencer en tantos torneos seguidos es muy complicado», declara el campeón, que ha logrado vencer en el FIP Star de Burriana, en el Pádel Club Alicante, en el Club 79 de Benicássim, también en el Campeonato Autonómico y el triunfo en el Encom Pádel que cerró el circuito en el mes de noviembre.

El año de Christian «es impresionante y nadie lo ha logrado en nuestro circuito. Sería lograrlo con tres compañeros distintos y habla muy bien de como está trabajando y de su seriedad en el día a día que al final es su secreto», analiza Javier Sánchez director técnico de la Federación de Pádel de la Comunitat Valenciana.

Crecimiento en el World Padel Tour

Christian Fuster: «Tengo mucha ambición y me hubiese gustado poder hacerlo mejor».

Además, esta temporada ha logrado alcanzar en tres ocasiones los octavos de final del mejor circuito de Pádel del mundo, en el que los españoles han adelantado a Argentina como primera potencia mundial de este deporte. El logro no ha sido sencillo «ya que yo empecé jugando previas, pero tengo mucha ambición y me hubiese gustado poder hacerlo mejor. Tuve una lesión que me impidió jugar dos torneos, y el años que viene mi intención es jugar muchos torneos más», cuenta Fuster.

Ha sido un año «muy complicado en el que hemos tenido que adaptarnos a situaciones nuevas para todos, con tres meses confinados, sin poder entrenar ni jugar, ni saber si habría o no circuito lo que ha complicado mantener la ambición y las ganas de competir, y el que mejor se ha adaptado es el que ha salido más reforzado», ha concluido Christian.

Con la mirada puesta ya en 2021, el objetivo de Christian Fuster pasa por su crecimiento en el circuito mundial, que si nada cambia, tendrá un calendario más estable en la próxima temporada, lo que permitirá una mejor organización de la temporada para jugadores y sedes.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies