Eduardo Martín Bontekoe es el nuevo presidente de la Federación de Kickboxing, Muay Thai y D. A. de la Comunidad Valenciana. Y abraza el cargo lleno de optimismo. Piensa que la reputación del kickboxing ha mejorado, que a nivel nacional hay muy buenos deportistas y que la modalidad femenina está en auge. 

 

Funcionario en el ayuntamiento de Benidorm, acaba de aterrizar en el cargo –nunca antes tuvo un puesto en el estamento-, aprovechando una larga etapa de los anteriores mandatarios: “terminaba una etapa que ha durado 18 años con el anterior presidente y veíamos la necesidad de ofrecer un cambio para nuestra federación. Empezamos a pensarlo y fuimos comentando la posibilidad de presentarnos a las elecciones, se fue sumando gente con ganas de ese cambio y finalmente, ganamos las elecciones”.  

Martín Bontekoe y kickboxing son términos inseparables: “literalmente nací en este deporte. De hecho, mi madre rompió aguas en uno de los sofás de la escuela Maeng-ho de mi padre en febrero del 76 y desde ese momento nunca he dejado de practicar y pertenecer a este deporte de una manera u otra. Para mi padre, más que una profesión era una forma de vida, y él me arrastró a mí. Ahora ya nos ha dejado, pero seguro disfruta de este momento esté donde esté”.  

Aportar trabajo e ilusión

La intención de Eduardo no es romper moldes, sino aportar en aquellos aspectos que puedan estar más necesitados de una nueva visión. “No hay líneas maestras, solo trabajo, ganas e ilusión. No se trata de cambiar la federación entera, hay cosas que funcionan y cosas que hay que mejorar. Pero si en algo vamos a poner mayor énfasis, es en la parte deportiva, ofreciendo la posibilidad de participación en más campeonatos a nuestros deportistas, formación para nuestros técnicos y árbitros, y participación de todos nuestros deportistas en actividades que nos hagan crecer a todos”.  

El recién llegado presidente es optimista: “el kickboxing goza de buena salud y su reputación cada vez está mejor considerada en nuestra sociedad. Cada vez son más los personajes famosos que lo practican y difunden su actividad en redes sociales, lo cual hace que crezcamos en popularidad». 

Preguntado por YoSoyNoticia.es al respecto del nivel de su deporte en España, Eduardo Martín no alberga ninguna duda: “nuestro nivel no es ningún secreto. A nivel nacional tenemos un nivel altísimo, muestra los resultados  de  los  últimos  campeonatos  de  España,  quedando  primero  en el medallero (por puntos) en ring y segundos en tatami. Otra cosa es a nivel internacional, donde nuestra representación es mínima (cuatro deportistas en los últimos campeonatos del mundo en Venecia) donde obtuvimos dos medallas de bronce, con lo que no es mal resultado para nuestra federación, aunque queremos tener más representación en futuros internacionales, donde existe un nivel increíble y ahí queremos estar nosotros”.  

Competir y a la vez transmitir valores 

La cantera es otro de los pilares básicos en cualquier deporte y el imprescindible para asegurar su continuidad y crecimiento. “El futuro –reflexiona Eduardo- tiene muy buen color en nuestra comunidad, diría que tiene un color dorado de medallas, aunque si queremos estar ahí, no podemos dejar de preparar a nuestros peques en su formación, y para ello trabajaremos dándoles actividades para ello. Por otro lado, nuestra cantera viene fuerte y tiene salud, y como no nos conformamos con ello, queremos crecer exponencialmente en nuestro número de practicantes de kickboxing en temprana edad, pues además de a competir enseñamos unos valores importantes en nuestra vida actual, tales como el respeto, el esfuerzo y sobre todo el compañerismo en una sociedad donde cada uno va a la suya cada vez más”.   

 

El kickboxing femenino 

“Nuestras chicas son guerreras y lo demuestran cada vez más”, declara satisfecho Martín. “Sin ir más lejos, nuestras dos medallas en los mundiales han sido femeninas. No se tiene tanto complejo de que el kickboxing es un deporte de hombres y eso ayuda a que cada vez más mujeres quieran acudir a nuestros centros a conocernos y practicar kickboxing en modo deporte”. Es genial ver cómo cambian las modas, y ver a mujeres y niñas con unos guantes de kickboxing en las salas, compartiendo técnicas entre todos. Con todo esto, nuestro equipo tiene propuesto el desarrollo del comité de la mujer, para poder potenciar más su difusión y dar a conocer a cuantas más mejor el kickboxing”.  

 

Sin afán de protagonismo 

Eduardo Martín Bontekoe no llega con afán de protagonismo. Le preguntamos cómo le gustaría que fuese recordado su mandato cuando transcurra el tiempo y se eche la vista atrás: “Productivo. Sin más. Me gustaría que se recordara que hicimos bien nuestro trabajo, que deportistas, técnicos, árbitros y los clubes en general, se sintieron realizados con mi trabajo. Que ofrecimos a todos ellos la posibilidad de realizarse cada uno en su apartado y que no les faltó la oportunidad para, por lo menos, intentarlo. Me sentiría realizado personalmente si fuéramos reconocidos como un equipo, que supo estar a la altura en los momentos difíciles y que supimos disfrutar en los buenos momentos, con todos, pues la federación es de todos y para todos”, concluye.