?>

Ya existe una liga autonómica de rugby seven femenino que posee Andalucía (con 2 divisiones y un total de 16 equipos, 8 de ellos solo de rugby seven femenino), y la Federación de Rugby de la Comunitat Valenciana (FRCV) ha sido contactada para que albergue algo similar, pero a nivel nacional no existe una competición oficial que aglutine a todos los clubes interesados de cualquier rincón del país en seguir potenciando la modalidad olímpica.

Por eso ha llegado ahora a oídos y ojos de los dos candidatos a la presidencia de la FER esta propuesta para la creación de una liga nacional femenina de Rugby Seven, que ocuparía el calendario de octubre a mayo sobre el césped y podría ser perfectamente complementaria con la competición femenina de XV, que cada vez tiene más nivel y repercusión.

El rugby seven es el único deporte olímpico en España sin liga nacional», nos explica Ignacio Dávila, ex presidente de la FRCV y figura muy vinculada al oval alicantino.

El nacimiento de esta liga, compuesta por 8 jornadas que en forma de torneos enfrentarían a todos contra todos, se uniría a la ya existente Copa de la Reina de Seven, donde por cierto participan equipos de la Comunitat como es el caso del Rugby Club Valencia.

En cada torneo participarían 12 equipos, con 6 partidos por torneo para un total de 96 partidos de Seven cuando concluya en el mes de mayo la nueva competición.

«El Seven no es un competidor del XV, sino que lo complementa», recuerda Dávila, que apunta a la posibilidad de que este torneo también pueda servir de escaparate para muchas jugadoras que entrarían convocadas por el Seven, pero que más tarde podrían unirse a la modalidad de XV en los clubes.

Atractivo y dinamizador del rugby

El atractivo que posee el Seven, modalidad olímpica con menos jugadores sobre el campo y por tanto mayor velocidad y dinamismo en su desarrollo, consideran que sería otro aliciente que ofrecer de cara a una retransmisión televisiva.

Consideramos que serviría para crear nuevos clubes de rugby Seven, porque actualmente hay clubes que tienen pocas jugadoras para XV pero sí que podría alcanzarles para participar en esta nueva liga femenina nacional».

Incluso para aquellos clubes punteros del país que ya apuestan fuerte por el femenino, y en la Comunitat hay unos cuantos, este nacimiento podría darles a su estructura de XV un complemento como el de Seven, donde su mayor ritmo y menor contacto físico puede atraer de primeras a muchas más mujeres que aún no han dado el paso para ingresar en este deporte.

El menor gasto por contar con menos fichas en el equipo, o la posibilidad de acceder a subvenciones oficiales por participar en una liga de máximo nivel como sus impulsores quieren que tenga, consideran que son otros de los atractivos para que su aparición sea vista con buenos ojos, incluso por aquellos ‘talibanes’ del XV que recelan del Seven.

«Ya existen varios clubes interesados en esta liga nacional de Rugby Seven, e incluso es interesante apuntar que podrían participar algunos de ellos uniendo fuerzas para formar un solo equipo», confiesa Ignacio Dávila, ilusionado con esta propuesta que ya conocen las altas esferas de la FER.

Plan piloto

El que quiera y pueda participará, y no hace falta pensar solo en aquellos clubes que destacan en el XV durante todo el año. Hay equipos en España que fueron creados expresamente para participar en los torneos veraniegos de Seven y 5, que ahora pueden encontrarse con el nicho perfecto para competir a un más alto nivel si cabe, y durante más meses también, sobre el verde.

«El año pasado ya iniciamos un plan piloto, concretamente con 2 torneos en Toledo (noviembre) y Valladolid (febrero) que salió muy bien. El resto que teníamos previsto lo paró el COVID-19, pero sinceramente creemos que hay un interés general en esta liga nacional de Seven», concluye.

Viator Costa Blanca Femenino de Alicante participa en amistosos, y además fue equipo invitado de esta mencionada prueba piloto, y los Viator Barbarians, Wiss the Mamas o Bera Bera son equipos que si esta propuesta sale adelante no dudarían en ser más constantes en sus entrenamientos y preparación para también tomar parte. De octubre a mayo para el Seven, y luego el verano para también mirar a la modalidad de playa a 5, aunque eso ya es otra historia.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies