Una instalación que, todos coinciden, abre infinitas posibilidades al crecimiento deportivo y social de un CD Malilla que ahora va a poder potenciar, más si cabe, su estructura deportiva contando con un nuevo y atractivo aliado.

Fin a los hogares de alquiler

La entidad, que celebra este año su 50 aniversario de vida, mira al futuro con optimismo, ilusión y también mucha ambición tras ver hecho realidad el sueño arrastrado desde hace décadas.

El barrio necesitaba un campo de fútbol 11 como el que se inauguró oficialmente el pasado sábado 28 de septiembre con un partido del nuevo Amateur Femenino (otro de los desafíos del club), y las familias del CD Malilla van a notar el cambio.

Se acabaron los viajes de padres/madres para llevar a sus jugadores de los equipos de fútbol 11 hasta Pinedo, o recientemente también Castellar. Inconvenientes que generaban malestar en los progenitores, molestias que conocía y sufría el club al no poder ofrecer a estos conjuntos la opción de trabajar y jugar en su casa de Malilla.

Pero si han aguantado con este obstáculo o el de la falta de espacio, algo que todavía le da más valor si cabe al hecho de haber podido forjar en este tiempo una  cantera cada vez más grande en cantidad y también calidad, ¿cómo no emocionarse ante lo que está por venir?

Así festeja el CD Malilla uno de los ascensos más ansiados a Superliga Alevín

Metas muy altas

El club presidido por Juan Miguel Cerdán y que cuenta con la labor de Javier Sáez como Director Deportivo lleva algo más de un lustro de resurrección a todos los niveles. Ha crecido la cantidad de equipos, y el nivel competitivo también ha ido ‘in crescendo’ de la mano de un trabajo constante.

Tanto es así que ya poseen conjuntos de fútbol 8 en las mejores competiciones de su edad, en la Superliga, y los próximos desafíos se enmarcan en el fútbol 11, que ahora va a poder aglutinar más combinados, y por supuesto con el Femenino.

El Amateur Femenino que el pasado fin de semana estrenó la nueva casa de fútbol 11 del CD Malilla es la gran novedad en el curso del 50 aniversario del club. Pero solo es la punta del iceberg de un proyecto deportivo en la entidad que ahora, en una fecha tan especial, desea dotarlas a ellas de una escuela en la que poder crecer desde muy pequeñas con un balón en los pies.

La prioridad del club es que todos los niños y niñas del barrio puedan jugar al deporte que más les gusta, que es el fútbol, y con el campo nuevo se abre una nueva etapa», nos comenta Gabi Salinas, coordinador de fútbol 11 y entrenador en el club.

Esta nueva etapa ya cuenta con el aval de una escuela formada por más de 550 deportistas, y sobre todo con una base en valores y espíritu deportivo que, junto al nuevo campo de fútbol 11, suponen el mayor tesoro con el que cuenta una institución dispuesta a reclamar un lugar entre los mejores proyectos de todo el fútbol valenciano.

La Escuela del CD Malilla iluminó Valencia

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies