Por ejemplo el triunfo por la mínima del Villarreal B contra el Atlético Levante UD. Un duelo de filiales que desnivelaron los locales gracias a un solitario tanto de Manu Morlanes en el minuto 23 de partido. Los locales se reencontraron con el triunfo de vuelta a su feudo, dominando pero también debiendo aguantar las embestidas de un filial azulgrana que también tuvo sus ocasiones para haber puesto algún gol en el marcador.

Con esta victoria el filial ‘groguet’ sube a la segunda plaza con 32 puntos, a uno del liderato que ocupa el Lleida Esportiu, mientras que el Atlético Levante vuelve a la senda de la derrota (solo una victoria en los últimos siete partidos) y con 20 puntos se queda en mitad de tabla, aunque solo a cuatro del descenso a Tercera.

El otro derbi autonómico del fin de semana medía a dos conjuntos de la parte baja de la tabla. En El Clariano medían fuerzas Ontinyent y Valencia Mestalla, y tuvo que ser el talento surcoreano Kangin Lee el que rescatara sobre la bocina un punto para los visitantes, y quien sabe si además salvó por el camino la cabeza de su discutido entrenador Miguel Grau.

Los locales mandaron en el marcador y en las sensaciones por lo visto sobre el césped hasta la expulsión de Calahorro por roja directa nada más iniciarse el segundo acto. En ese momento el marcador registraba 1-0 favorable al Ontinyent con un gol de Tito a los 3 minutos de juego. Pero con uno más sobre el césped crecieron en prestaciones y confianza los cachorros valencianistas, ahogados por la situación clasificatoria y envalentonados por el 1-1 del ‘killer’ Fran Navarro a los 56 minutos de partido.

Aún así concedieron el 2-1 de David Torres a un Ontinyent CF que estaba con un hombre menos sobre el césped, y tuvo que ser Kangin Lee el que con un toque repleto de clase desde fuera del área la pusiera en la escuadra de la portería local cuando ya se entraba en el descuento del partido.

Fue el definitivo 2-2 que no saca de pobres a ninguno de los dos conjuntos, quedándose los locales con 18 puntos y los ‘ché’ con 16 (aunque con un partido menos que disputarán esta semana contra un rival directo como el Peralada-Girona B), todavía en zona de descenso.

El que también ocupa puestos de descenso y cada vez tiene peor pinta es el CD Castellón, que ya es colista en solitario tras perder un duelo directo contra el Peralada-Girona B. El estreno de Óscar Cano en el banquillo orellut, siendo el tercer entrenador que lucen los castellonenses esta campaña, no tuvo el final deseado y la moral sigue por los suelos.

Marcó prontísimo Álex Pachón para los catalanes, siendo Caballero el que en el minuto 21 puso el 1-1 en el marcador. Pero a perro flaco todo son pulgas y la alegría duró poco en casa del pobre, anotando Ferraresi el que ya sería el definitivo 2-1 a la media hora de partido. Tuvo 60 minutos para lograr el empate el CD Castellón, que lo buscó aunque sin la precisión ni paciencia necesaria como para lograrlo.

Tampoco pudo sonreír demasiado en esta fecha 17 del grupo III de Segunda B el Hércules, igualando 1-1 en campo del recién ascendido Conquense para así caer de la segunda a la cuarta plaza de la clasificación. Con 31 puntos los alicantinos están a dos del líder Lleida, y bien podrían estar ahora iguales en la tabla de no ser por la igualada en tierras manchegas.

Y eso que los locales se quedaron con 10 futbolistas por expulsión de De Pedro en el primer tiempo. Para colmo de males desde el punto de vista del Conquense, sería Carlitos el que nada más arrancar el segundo acto anotaría el 0-1 favorable al Hércules, que con ventaja en el marcador y sobre el terreno de juego no fue capaz de imponer su teórica superioridad sobre los de casa.

Sería Adighibe, a los 65 minutos y después de ingresar diez minutos antes al césped, el que haría de estallar de alegría a la hinchada loca, que terminaría lamentando que el empuje final de los suyos, aún con un hombre menos, no sirviera para sumar los tres puntos.

Acabamos con el otro triunfo de la Comunitat este fin de semana. Fue el del Alcoyano en su salida a casa del Sabadell, un 0-1 de mucho prestigio para un conjunto de Vicente Mir que se aleja del descenso gracias al solitario tanto de Hernán Lino a los 18 minutos de partido. A partir de ahí el Alcoyano demostró personalidad, y no se arrugó ante el empuje de un Sabadell que llegaba al duelo como uno de los conjuntos más en forma del grupo.

Con 21 puntos los alicantinos ya son décimos, cinco por encima del peligro del descenso a Tercera División. Vuelven a ganar tras casi un mes, confiando en que este partido marque un punto de inflexión en esta sufrida temporada 2018/19 en el grupo III de Segunda División B.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies