El II Congreso de Fútbol Base impulsado por la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana, bajo el lema en este 2017 de ‘Stop Violencia’, ha servido para reunir durante toda una jornada a muchos de los actores que dan forma cada temporada al cada vez más popular y mediático balompié formativo.

Por eso clubes procedentes de Valencia, Alicante y Castellón se han citado en la Universitat Politècnica de València para analizar y debatir diferentes aspectos en torno a un problema de la violencia física y verbal que, pese a ser minoritaria en comparación con todos los partidos que se juegan cada fin de semana, sí que encabeza la lista de preocupaciones para todos los implicados.

Y tanto responsables federativos, como clubes y Escuelas, se han puesto manos a la obra para de una vez por todas buscar herramientas útiles y efectivas con las que hacer frente a un problema que avergüenza a toda la gran familia futbolística, que desde este curso ya va a contemplar la llegada de nuevas y revolucionarias medidas a su entorno.

Ayza Gámez, ex árbitro de Primera, lo tiene claro: “Las Escuelas tendrán que elegir entre educar o ganar”

Protocolo Stop Violencia (PSV)

El II Congreso de Fútbol Base, además de acoger ponencias y charlas varias sobre este asunto, ha servido para sentar en diferentes mesas de trabajo a miembros de Federación y de los clubes, discutiendo con mimo y detalle qué es lo que ya se está haciendo, pero sobre todo qué falta por instaurar en un hábitat que requiere analizar bien cada paso a dar.

El Protocolo Stop Violencia de la FFCV va a cristalizar, desde esta temporada y en fase de pruebas exclusivamente para la Superliga Alevín, en un carnet «similar al de puntos de conducir», como ha explicado Marcelino Ferri, psicólogo que ideó esta herramienta.

Mediante este carnet clubes y árbitros tomarán nota, de momento a mano y con bolígrafo mientras se estudia su digitalización, de las actitudes de padres y demás asistentes a los partidos, pudiendo ser sancionados al finalizar esta temporada, tras la que se estudiará si se amplía el carnet al resto de categorías de fútbol 8 y cómo aplicar las sanciones necesarias.

Pero además este Congreso, que nace de las inquietudes de los clubes y Escuelas por erradicar la violencia en el fútbol base, ha puesto sobre la mesa muchas más medidas que irán asumiéndose con cautela, a la espera de que la próxima Asamblea de Clubes de la FFCV ratifique y apruebe el nuevo rumbo que todos quieren para lo relativo a la formación de los más jóvenes.

20171013_132258

Incentivar a los clubes que jueguen limpio, la ‘tarjeta verde’, grabar al público, Escuela de jugadores y jugadoras…

Son algunas de las muchísimas sugerencias, hasta 3 folios, que han recogido los responsables de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV). Medidas para aplicar en busca del fin de la violencia en el fútbol base, que ahora se van a estudiar de la mano de clubes, psicólogos y educadores deportivos para ver cuáles se pueden instaurar de inmediato.

Hablamos de:

– Una mayor formación de todos los agentes que forman parte del fútbol, desde directivos hasta jugadores.

– Insistir en la visión de que el fútbol debe ayudar a educar en valores, y que por tanto ganar no es lo más importante.

– La implantación de la ‘tarjeta verde’, que premie actitudes deportivas de técnicos y jugadores.

– Involucrar más a los árbitros en temas de ‘fair play’, saludándoles al final de los partidos.

– Que las Escuelas graben a las gradas, las expulsiones parciales de 5 minutos similar a lo que tiene el balonmano, los premios a la afición por su ‘fair play’, que haya un compromiso firmado por padres cada temporada así como talleres y escuelas de padres, o una escuela de chavales para que también den sus ideas.

– Que los servicios municipales cuenten con un psicólogo deportivo, y que haya un reconocimiento e incentivos mayores para los clubes comprometidos con el juego limpio.

– La presencia visible de un decálogo de normas cívicas en los campos, comenzando por el obligatorio saludo inicial y final entre los equipos.

– Que la federación mejore la formación y compromiso de los árbitros.

Ahora es tiempo, según aseguran desde instancias federativas, «de estudiar lo presentado y sabremos de esto en breve. A final de temporada se verá qué soluciones han sido buenas, cuáles hay que mejorar y cuáles hay que descartar».

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies