La entidad, que alcanzó fama el pasado verano al convertirse en el primer y único club del fútbol base valenciano gestionado por los padres de los jugadores mediante una Junta Gestora, vive una temporada 2017/18 donde asentar los cimientos y establecer una metodología de trabajo clave para el futuro son aspectos que no se negocian.

Los padres, la salvación del fútbol base

El club, que goza de unas envidiables instalaciones por su ubicación en el Campo de la Exposición de la Alameda de Valencia, sigue el liderazgo de Laura Vilar, jugadora valenciana con pasado en la élite femenina que fue uno de los primeros fichajes que hicieron los padres.

Su rol de Directora Deportiva (en esto también es peculiar el Deportes Júcar, confiando en una mujer para un cargo que suele estar ocupado casi en su totalidad por hombres cuando de fútbol base y amateur hablamos) le está sirviendo para desarrollar una firme estructura, que acoge equipos desde la categoría Benjamín hasta Cadete.

Una alegría para esta gran familia, que temió la desaparición de esta histórica entidad del fútbol base valenciano antes de que el pasado verano los padres y Laura decidieran entrar a trabajar codo con codo para otorgarle un mejor presente, y sobre todo un ilusionante futuro, a estos colores naranja y negro.

IMG_6249 (1)

La gran marea naranja

La temporada 2017/18 avanza sin grandes sobresaltos, con los equipos compitiendo y tratando de portar con orgullo el nombre de EFB Deportes Júcar cada fin de semana. Recuperando la confianza del entorno, y sobre todo demostrándole a los jugadores y técnicos presentes que no se han equivocado apostando por este club.

Antes del parón navideño la entidad quiso juntar a todo el mundo en una fiesta que sirvió para despedir el 2017, y sobre todo para presentar de forma oficial a los equipos de fútbol 8 y fútbol 11 que forman a día de hoy la estructura deportiva.

IMG_6251 (1)

Hubo ‘speakers’, buena música y no faltó nadie de la gran marea naranja como se conoce a la gente que forma parte del Deportes Júcar. La jornada de convivencia se completó, además de con la presentación de los chavales, con una paella tras disfrutar de los emocionantes partidos entre padres, jugadores y entrenadores.

b97b8d8f-c4af-4bae-9b8d-40c5365abf88 (1)

Y el crecimiento no se va a detener en la presente temporada 2017/18, mirando ya con el rabillo del ojo hacia una próxima campaña donde quieren aprovechar la inercia positiva de este ‘año 1 con los padres y Laura Vilar al frente’.

El reto está en encontrar jugadoras para hacer un Femenino, y también poder salir a competir con equipos de Juveniles. Viendo cómo les va hasta la fecha, raro será que no logren ampliar el número de conjuntos que siguen disfrutando de los importantes valores deportivos y humanos que aquí se inculcan.

IMG_6260 (1)

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies