A lo largo de los años Elche se ha convertido en un territorio con mucha tradición futbolera. No cabe duda de que el Elche CF abandera al fútbol ilicitano, pero este va mucho más allá. Hablamos de una ciudad con una cantidad de equipos muy alta, entorno a 30 clubes registrados según fuentes municipales. Eso se traduce en una cifra tremendamente abultada de equipos de fútbol base.

Hay que tener en cuenta que Elche es la tercera ciudad más poblada de la Comunitat Valenciana, con más de 230.000 habitantes, pero aun así la situación es cuanto menos curiosa de analizar. Son muchos los factores los que han originado todo esto.

Sentimiento y apuesta por el fútbol

El fútbol está muy arraigado en la sociedad ilicitana. «No es algo de ahora, o de hace diez, veinte o treinta años. No, es algo que viene de mucho antes», nos comenta Juan Marín, redactor de Rookie Soccer experto en el fútbol base ilicitano. En la misma línea va José Vicente Candela, presidente de la Asociación de Clubes de Fútbol Base de Elche, quien considera que esto «se lleva en la sangre»

Como ambos explican, el fútbol se vive con gran sentimiento, tanto para lo bueno como para lo malo. «Cuando conoces a personas, que te cuentan historias de cómo se vivía el fútbol hace muchos años en la ciudad, te das cuenta de la unión que existe entre Elche y el fútbol«, apunta Marín.

Una de las cosas que han colaborado para el mantenimiento de la tradición futbolera, son las instalaciones de la Ciudad Deportiva Juan Ángel Romero. Es el núcleo del fútbol, y del deporte ilicitano. Toda la actividad está centrada ahí, y de no existir estas instalaciones, son muchos los deportes que no se podrían practicar en la ciudad.

Para la práctica del balompié, a parte del José Díez Iborra de césped natural, las instalaciones cuentan con tres campos de fútbol 11 convertibles a fútbol 8, y otros cuatro campos de fútbol 8.

«Los clubes son de barrios y carecen de campos de fútbol, por lo que es indispensable la utilización de las instalaciones deportivas municipales. Con sus pros y contras, pero es de gran ayuda. Sin la implicación del Ayuntamiento en este aspecto, muchos clubes desaparecerían», comenta Candela.

Formación a alto nivel

En Elche no solo hay mucho fútbol, sino que además también es de calidad. Las escuelas llevan trabajando tiempo en una adecuada formación de sus jugadores, que sin duda está teniendo sus frutos. Un claro ejemplo de ello es la presencia de varios equipos en las principales ligas de fútbol base a nivel autonómico.

Además de obviamente el Elche CF, otros clubes como el Pablo Iglesias, Intangco, Kelme o Celtic Elche, dentro de la humildad que les caracteriza, tienen a equipos en estas ligas. Estos tres últimos compiten además en Liga Nacional Juvenil, mientras que los franjiverdes tienen a su principal equipo juvenil en la División de Honor.

Foto: Marina Ribera | Rookie Soccer

«Los clubes trabajan bastante bien, dentro de sus posibilidades. Las escuelas de formación son muy importantes, no solo para tener futuros jugadores y jugadoras, sino por el hecho de formar. Hoy en día los clubes, tienen personas capacitadas y con titulaciones que sirven para enseñar, respetar y sepan valorar, además de enseñarles a jugar», explica Candela.

En eso último precisamente hace hincapié Marín, en los valores del deporte que se trasmiten: «Cuando me hablan sobre cómo ayudan a los más pequeños a entender el fútbol, a explicarles los valores del deporte… notas que te hablan con el corazón. De lo felices que están por ayudar a seguir difundiendo el fútbol. A explicar en qué consiste, en el deporte que es realmente».

La ciudad se queda pequeña

El fútbol no para de crecer, y eso ha causado la preocupación de que en un futuro no haya sitio para tanto fútbol. «Cada vez hay más clubes y por tanto más equipos. Surgen de la escisión de otros clubes. Cada año aumenta en cantidad los niños y niñas que se incorporan a la práctica del fútbol y por tanto saturan las instalaciones«, comenta el presidente de la ACDE, aunque como también indica, no es algo que por el momento no se puede llevar.

Para Marín la ciudad se queda pequeña, lo que empieza a causar ciertos problemas de compatibilidad y de espacio, haciéndose necesarias algunas soluciones para atajar los problemas que supone la presencia de tantos equipos. «Cada vez se hace más difícil poder dar servicio a más y más clubes», apunta.

Foto: Kelme CF

Al estar día a día cubriendo el fútbol base ilicitano, Marín vive en primera persona estos problemas. La ya falta de campos disponibles provoca unos horarios de partidos muy ajustados. Por lo tanto, si un partido por cualquier motivo se debe retrasar, repercute notoriamente en todos los encuentros, generando un efecto dominó, sin poder dar solución a los imprevistos que puedan surgir.

«También hay problemas por la falta de vestuarios, donde equipos han tenido que esperar fuera a que termine otro equipo de ducharse y demás, para poder entrar y cambiarse. Esto produce más retrasos y afecta a los que vienen después. Para entrenar, lo mismo», expone Marín.

El propio periodista nos pone el ejemplo del CF Estrella Roja de Elche que lleva poco tiempo en la ciudad y al que le está costando arrancar, sobre todo para buscar campos de entrenamientos o horarios adecuados para los niños.

El ejemplo de los Boria

Hay una familia que durante los últimos años ha abanderado con orgullo el fútbol ilicitano. Se trata de los hermanos Aarón, Jony y Saúl Ñíguez, hijos de José Antonio Ñíguez, ex delantero del Elche CF en los 80.

No cabe duda de que Saúl es el que más alto ha puesto el nombre de la ciudad. El centrocampista del Atlético de Madrid y la Selección Española no olvida sus orígenes, y lleva varios tatuajes grabados en su piel representando a su tierra y haciendo gala y orgullo de ellos por los estadios más imponentes del fútbol mundial.

Sin embargo, quien se podría decir que hizo historia en el fútbol ilicitano fue Aarón, pues formó parte de la plantilla que le dio  al Elche el histórico ascenso a Primera División en la temporada 2012-2013. Jony también sabe lo que ascender con los franjiverdes, pues en 2018 devolvió al club al fútbol profesional tras un año en Segunda B.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies