El fútbol sala valenciano está, un año más, en el centro de todas las miradas. Con su progresiva evolución en las últimas ediciones, las selecciones de la Comunitat, bajo las distinciones sub-19 y sub-16, afrontan un nuevo curso con la ilusión y las esperanzas renovadas, porque la ambición, junto a la exigencia que ellos mismos se imponen, cada vez es mayor.

Por lo tanto, cuando se le pregunta a los técnicos por los objetivos de la temporada con los chicos, la respuesta siempre resulta precavida. “Debemos mantener los pies sobre la tierra. Los chicos son muy jóvenes, y la imposición de una exigencia demasiado brusca podría repercutir en periodos de ansiedad o falta de ideas, por lo que vamos dando los pasos adecuados”, reconocen los técnicos.

Lo hacen en los momentos de mayor tensión, porque ambos combinados (sub-19 y sub-16) se encuentran en una de las semanas más decisivas del Campeonato de España: la del debut. “Una vez entramos en semana de partido, los nervios ya no se marchan. Es una situación común entre todos los equipos, tanto pequeños como más experimentados. Nadie quiere perder”, reconocen.

Las primeras victorias

Pero cuando llegan las victorias y, para más inri, de forma solvente en uno de los dos partidos todo cambia. Sobre todo en el entorno del equipo sub-19. “Los chicos han hecho contra Castilla y León un gran trabajo. Hemos jugado contra un equipo de garantías, pero el trabajo que hemos realizado ha dado sus frutos de forma evidente. El marcador final (8-1) está ahí, pero esto no debe confundirnos”, explica el entrenador.

Le sigue su compañero de la sub-16, que también ha festejado por todo lo alto el  triunfo. “Ha sido un duelo de alto vuelo (2-1). Al menos para nosotros. Empezamos con las dudas y los nervios habituales, pero nos las quitamos con el gol de José Ángel. A partir de ahí trenzamos de forma correcta nuestro juego, pero la presión de los rivales nos llevó de nuevo a las tablas. Tenemos que mejorar eso”, insiste.

De todos modos, mientras aplaude el trabajo de los porteros a lo largo del duelo, sobre todo el realizado por el meta valenciano, el técnico de la selección sub-16 reconoce la tranquilidad que le ha supuesto ese último gol: “El tanto de Cabello en el 38’ ha sido el de la victoria, el de la energía para empezar esta edición de la mejor manera posible”.

Un futuro cada vez más presente

Así pues, con las pilas más que cargadas para seguir con las siguientes fases del Campeonato de España por Autonomías, el fútbol sala valenciano tiene un futuro que cada vez es más presente. Lo ha demostrado ahora y lo seguirá haciendo a lo largo de esta edición. Porque, tal y como coinciden ambos técnicos, esto no ha hecho más que empezar.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies