La configuración de los grupos en 1ª Nacional pone en jaque al fútbol femenino de la Comunitat Valenciana | Yo soy noticia


Cuando acabó la pasada temporada, equipos como el Mislata, Discóbolo La Torre o Aldaia entre otros, arrancaron con la confección de plantillas y presupuestos para la 22-23 en la que a priori, disputarían una Primera Nacional exigente, contra equipos relativamente cercanos.

Con esa idea trabajaron y cuadraron cuentas y equipos para afrontar un nuevo curso. Sin embargo, la inexplicable configuración de grupos por parte de la RFEF ha dado al traste con todas esas ilusiones. Que equipos de la Comunitat Valenciana tengan que viajar a Málaga, Granada, Cádiz o Sevilla cuando equipos como Villarreal o Castellón se quedan fuera del grupo es un sinsentido difícil de explicar.

Una cosa es tener que hacer un viaje de esos a lo largo de la temporada “pero otra muy distinta es tener que hacerlo cuatro o cinco veces. Eso no sólo condiciona el rendimiento deportivo en esos partidos, además hace temblar la planificación deportiva y económica de toda la temporada. A fecha de hoy todavía no sabemos cómo vamos a poder cuadrarlo todo”, nos cuenta Vicente Tevar, responsable del Mislata CF Femenino.

Vicente Tevar: «Esto hace temblar la planificación deportiva y económica de toda la temporada. A fecha de hoy todavía no sabemos cómo vamos a poder cuadrarlo todo».

Este golpe de timón no se lo esperaba nadie “todos teníamos en mente lo que pasaría y en función a esa idea hemos preparado los equipos y las pretemporadas. Ahora toca empezar de cero con todo, y esperar a que la directiva pueda cuadrar cuentas. Nosotras tenemos la suerte de que con el cambio a Albuixec, contamos con el apoyo total del Consistorio y las instituciones, pero claro, esto nadie lo ha visto venir y así no podemos seguir”, dice Pepe Plá, entrenador del Discóbolo La Torre.

Esto no sólo hace temblar el balance de fin de ejercicio “va mucho más allá, es competir en desigualdad de condiciones contra equipos a los que quizá estos desplazamientos no les supone lo mismo que al resto”, reconoce Tevar. Además “no es lo mismo bajarse del avión para jugar y hacer noche incluso, que tener que pegarte 10 horas en autobús, jugar y volver haciendo noche en la butaca mientras vas de camino a casa. Nuestras jugadoras estudian o trabajan, y muchas de ellas es probable que no puedan estar en esos partidos”, apunta Sandra López, entrenadora del Aldaia.

Sandra López: «Nuestras jugadoras estudian o trabajan, y muchas de ellas es probable que no puedan estar en esos partidos».

Es cierto que cuando estás en un club de élite “las cosas se ven de otra forma. Hay que ser conscientes y agradecidas de que estamos en el Villarreal, pero no olvidamos ni mucho menos la realidad de la mayoría de jugadoras. Entiendo que se tiene que hacer algo para echarles una mano, al final es el sueño de todas ellas, pero hay que ser conscientes de la realidad del fútbol femenino fuera de la Liga Iberdrola”, nos comenta Sara Monforte, entrenadora del Villarreal.

Es precisamente ahí, en el abismal salto entre la primera división y el resto dónde reside el problema. Muchos de los equipos que no son filiales de grandes clubs, hacen encaje de bolillos para que plantillas y presupuestos vayan de la mano, y la nueva confección de grupos no ayuda a que ello llegue a buen puerto.

Pepe Plá: «Con esta configuración «empezamos esos partidos perdiendo 2-0 porque llegas a jugar destrozado después de 10-12 horas de autobús».

No pueden competir así “al final es un agravio comparativo y hay que poner el grito en el cielo. Como siempre, acabaremos compitiendo y dejándonos el alma en cada partido, pero esto pone en juego la viabilidad de muchos proyectos que apuestan por el fútbol femenino pero que todavía están lejos de poderse permitir tan sólo hacer noche fuera una sola jornada”, reconoce Gómez. Además con esta configuración «empezamos esos partidos perdiendo 2-0 porque llegas a jugar destrozado después de 10-12 horas de autobús», matiza Pla.

Es por ello que todos los equipos esperan con ganas la reunión que está prevista en las próximas fechas con la Federación.  Si no pasa nada extraño “esta misma semana deberíamos sentarnos con ellos para tratar de buscar alguna solución porque necesitamos ayuda, si no muchos equipos quizá no puedan acabar la temporada”, concluye Tevar.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies