FOTO PORTADA: Villarreal CF

 

Era uno de los grandes encuentros de la jornada y también una salida durísima para los de Alicante, que acudían a casa del Atlético Baleares con la intención de romper la dinámica de empates (sumaban dos consecutivos) y empezar así el 2019 con opciones de recuperar el liderato.

Pero los de Lluís Planagumà se encontraron con un hueso muy duro de roer en su estadio de Baleares, un equipo que también lucha por jugar playoffs de ascenso a Segunda a final de temporada y que se impuso por 2-0 con goles de Nuha y Villapalos en los primeros veinte minutos de partido. No hubo reacción herculana, y ahora toca lamerse las heridas mientras quizá se produzcan más variaciones en una plantilla que aún mantiene muy altas expectativas.

Como también las tiene el Villarreal B, vencedor por 1-0 en casa contra el Badalona gracias a un solitario tanto de Mario González a los 65 minutos de juego. Fueron muy superiores los amarillos, que dominaron y tuvieron ocasiones de sobra como para no haber llegado al final con un marcador tan apretado, algo que incluso pudo costarles un disgusto si el Badalona no se hubiera topado con un gran Diego Fuoli en un disparo lejano.

Con esta victoria, combinada con el pinchazo del Lleida, recuperan la cabeza clasificatoria los castellonenses, que con 38 puntos son líderes con uno de ventaja sobre los catalanes y se proclaman campeones de invierno en el grupo III de Segunda B.

Y es que el Lleida no pudo pasar del empate 0-0 en casa del Ontinyent, un resultado que no saca del descenso a los locales de Vicente Parras pero al menos da confianza de cara al futuro inmediato, rompiendo así la racha tan negativa que acumulaban aunque todavía sin volver a conocer la victoria.

En esta ocasión el rival era uno de los ‘cocos’ de la competición, y pese a ello no se vinieron abajo los de El Clariano, que incluso pudieron adelantarse por medio de un penalti que no transformaron. Aún así, se muestran esperanzados de que este espaldarazo futbolístico y de resultado les sirva para regresar a la senda del triunfo el próximo fin de semana.

También espera volver a esa sensación un CD Alcoyano que abrió el 2019 como cerró el año anterior: con un empate 0-0 aunque en esta ocasión en la difícil cancha del recién ascendido Conquense. Un rival directo en la pelea por la salvación, con lo que este punto sabe muy bien a los pupilos de Vicente Mir, que buscaron los tres puntos pero ninguno de los dos equipos demostró pasar por un gran momento de forma de cara al marco contrario.

También igualaron en esta jornada el CD Castellón, un 1-1 de mucho mérito y valor en terreno del Barcelona B, y el Atlético Levante UD en el siempre temible reciento donde actúa de local el CD Ebro repitiendo el mismo marcador de 1-1.

Los de Castalia no abandonan puestos de descenso y ya tienen la salvación a cuatro puntos, pero al menos no se vuelven de vacío de la visita al Mini Estadi de la Ciudad Condal. Partido bronco, con un expulsado por cada bando y en el que un autogol de Mújica igualó muy pronto el 1-0 anotado por Collado a los 22 minutos de encuentro. Las contras fueron el principal arma de los de Óscar Cano, que ahora deben hacer bueno este resultado en el regreso a casa para la próxima fecha liguera.

Ahí ya podría debutar el extremo diestro Óscar Fernández, último fichaje del equipo ‘orellut’ para esta segunda vuelta del campeonato liguero.

Otro que vuelve con una sonrisa de su jornada a domicilio es el filial levantinista, sabedor de la dificultad que entrañaba visitar a un CD Ebro que se hace muy fuerte en su feudo, un lugar donde esta temporada ya habían sucumbido colosos como el Villarreal B. Además, la cercanía en la clasificación le otorgaba más dramatismo si cabe a este duelo, en el que los de Tevenet acabaron con un futbolista menos por expulsión en la recta final de Pablo Serrano.

Marcaron Gerrit para los locales a los 8 minutos y para el 1-1 definitivo Joel Rodríguez recién pasada la hora de partido en tierras aragonesas. Tras esta igualada, los azulgranas se quedan en mitad de tabla con 22 puntos, a dos del descenso a Tercera División.

FOTO: Levante UD

Y cerramos con la gran alegría de esta jornada 19 del grupo III de Segunda División B, con el 1-3 del Valencia Mestalla en campo del Espanyol B, con el que las perlas valencianistas cogen oxígeno para cerrar la primera vuelta del curso.

Y eso que pintaban bastos para los pupilos de un Miguel Grau que veía su cabeza peligrar cuando se pusieron 1-0 los locales gracias a un gol de Max Marcet en el primer minuto de juego. Una circunstancia que, unida a las 13 jornadas que llevaba sin ganar el equipo, podían desencadenar acontecimientos en caso de no haber hallado reacción sobre el terreno de juego.

Pero este equipo cree en lo que hace aunque no le salgan las cosas, incluso con lesionados y bajas de titulares como Kang In Lee o Uros Racic, convocados con la primera plantilla. Y por eso, a lomos de un doblete de Fran Navarro antes del descanso y de un golazo de golpeo lejano de Pascu en la recta final, supieron darle la vuelta al marcador y volver a saborear las mieles del triunfo más de 100 días después.

Con 20 puntos están en playoff de descenso, pero la vida se ve de otro color cuando has sido capaz de escapar de las tinieblas en el inicio de un 2019 que debe ser el del renacimiento para el joven y ambicioso filial blanquinegro.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies