Los primeros días de agosto en el mundo del fútbol están reservados para el COTIF. Y es que l’Alcudia se volvió a convertir en la capital mundial del fútbol base donde los equipos valencianos, españoles e internacionales exhiben sus respectivos trabajos de cantera y donde los ojeadores se frotan las manos con los que pueden ser los nuevos reyes del deporte del balompié.

Una de las categorías que más repercusión e ilusión genera es la de Promesas. Allí, los equipos Alevines, Benjamines y Prebenjamines buscan levantar sus respectivos títulos en unas jornadas de fútbol inolvidables para unos pequeños que sueñan con ser los nuevos Leo Messi o Cristiano Ronaldo.

Y este pasado jueves se puso punto y final a la categoría Promesas con dos equipos destacando por encima del resto como son el Valencia y el combinado formado por jugadores de la Ribera Costera. Sin ir más lejos, el Valencia fue capaz de levantar el título, algo que no hacía desde hace seis años, venciendo en la final al Mediterranean Soccer Academy.

Bajo el liderazgo anotador de Thiago Albiol, que se apuntó un doblete en la gran final, la cantera blanquinegra supo cómo cerrar su victoria. Después de una primera parte dominada por los blanquinegros, el Mediterranean Soccer Academy estuvo a punto de marcar con un disparo de Izan Olmos que se topó con la madera. Fue la única ocasión clara de un equipo que perdonó y que vio en Albiol a su gran enemigo.

El otro gran triunfador del COTIF fue la Selección Ribera Costera, que se llevó los títulos en Benjamín y en Prebenjamín. En la final de benjamines, el combinado de La Costera se impuso en una gran segunda parte a la Selección Soccer Team. Un disparo muy lejano de Mauro Molla puso en ventaja a los ribereños, ventaja que no volverían a perder. Eso sí, la Selección Soccer Team nunca dejó de intentarlo pese a no encontrar el premio.

También tuvo que sufrir la Selección Ribera Costera en la final de prebenjamines. De hecho, de nada sirvió su gran primera parte en la que llegó a ponerse con un marcador de 3-0 a su favor ante un superado Inter Ribera. Pero en la segunda parte, el Inter Ribera fue capaz de empatar y forzar la tanda de penaltis que acabaría sonriendo a la Selección Ribera Costera.

Más allá de los triunfos, la experiencia es lo que se queda grabado en la mente de unos niños que han disfrutado de su pasión luciendo sus colores y que sueñan con seguir creciendo y volver a un COTIF que ya espera a su próxima edición.

Fotos: COTIF.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies