El duro golpe que el COVID-19 ha supuesto para el mundo del deporte no deja de ser un hecho. Además, las categorías más modestas del fútbol español se han visto muy afectadas por el aplazamiento de partidos a causa de los brotes de este virus. Sin embargo, esto no ha evitado que, como cada campaña, la magia del fútbol humilde reluzca por la competitividad y el talento de equipos que cada año luchan por cumplir sus objetivos.

Afortunadamente y pese a las circunstancias, la Tercera División se mantiene como cada año y, como suele ocurrir, el grupo 6 vuelve a ser uno de los más destacados de la competición. Cada campaña los clubes montan equipos muy competitivos. Únicamente hay que echar la vista atrás para ver que equipos como el CD Castellón, actualmente en Segunda División o el CD Alcoyano, militante en Segunda B y condecorado por la flamante eliminación de Copa del Real Madrid hace ya cerca de un mes, compitieron no hace mucho en esta división.

Hasta el momento, los dos grupos valencianos de Tercera División han dejado muchas sorpresas y es necesario destacarlas. Desde equipos que este año parece que finalmente pueden lograr un ascenso, pasando por clubes que han dado la sorpresa tanto para bien, como para mal, la temporada está siendo cuanto menos emocionante.

Tras la restructuración de la RFEF, dividiendo el grupo 6 de Tercera en dos para facilitar los desplazamientos en tiempos de pandemia, este ha quedado fragmentado en A y B a raíz de esta nueva organización. Y así le van de momento las cosas a algunos de sus grandes protagonistas.

El gran destacado del grupo A

Tras muchos años en la competición y justo después del intento de ascenso frustrado de la pasada temporada llegando a los playoffs, la UD Alzira ha confeccionado esta campaña una plantilla muy competitiva y los resultados hasta el momento son una fiel prueba de ello. Ha logrado afianzarse como primer clasificado y, además muy destacado. Con 8 puntos por encima del CD Roda y situado como claro aspirante al ascenso, Juan Antonio Sanjuán, presidente del club, contempla lo que hasta el momento está siendo una gran temporada.

“Este año se ha intentado confeccionar un equipo muy competitivo, muy sólido. Se está haciendo una buena temporada y nos están respetando las lesiones”. No obstante, el Alzira no es el único club señalado de la temporada hasta el momento. Después de mucho tiempo actuando como “cantera” del Villarreal CF, el CD Roda ha confeccionado también una gran plantilla con la mezcla de jugadores experimentados y jóvenes. Es, junto al conjunto alcireño, el gran aspirante a acceder a la segunda fase de la temporada como candidato al ascenso.

Pero ojo también al Atlético Saguntino, tercero con dos partidos menos. En caso de ganarlos, se colocaría segundo en la clasificación.

El Benicarló, en cambio, que comenzó la temporada con una buena dinámica de resultados, no logra levantar cabeza y únicamente ha logrado cosechar 4 puntos de los últimos 15 posibles.

Nombres propios del grupo B

Por su parte, en el grupo B, castigado con numerosos partidos aplazados a causa del COVID, también encontramos algunas actuaciones colectivas que han destacado entre los diez competidores.

Novelda CF: la gestión en el fútbol se paga

La gran sorpresa la ha dado el Novelda CF, que tras 16 campañas consecutivas siendo un fijo en la categoría, esta temporada cuenta únicamente con 7 puntos en el casillero y las esperanzas de remontada se consumen poco a poco a medida que se suceden las jornadas.

Echando la vista a la clasificación, no se puede obviar tampoco la gran actuación del Intercity hasta el momento. Una vez más y tras varios años a un ritmo frenético de ascensos y buenos equipos gracias al elevado presupuesto del club, el equipo alicantino ha vuelto a dar la talla. Desde la derrota en la primera jornada el equipo todavía no ha perdido y se sitúa tercero en la tabla, a tan sólo dos puntos de Ilicitano y Eldense.

A poco más de un mes para soñar

A prácticamente tan solo un mes de que concluya la primera parte de la campaña y comiencen a disputarse las eliminatorias, los 21 equipos del grupo ya se preparan para competir en la fase más importante de la temporada. Los objetivos son claros y sólo vale una cosa: luchar. Y hacerlo para ganar.

Este año cuesta más que en el pasado explicar el camino a recorrer una vez concluya la temporada regular, pero lo más inmediato será que los tres primeros de cada subgrupo de la división pasarán a formar un nuevo grupo (GRUPO C), en el que competirán por un ascenso más que disputado. Los dos con una mayor puntuación ascenderán de manera directa a la nueva 2ª RFEF (una cuarta categoría nacional), dejando todavía una posibilidad de ascenso para el resto de conjuntos de la Tercera Valenciana que no lo hayan conseguido a la primera.

Los clasificados en los puestos del cuarto al sexto del subgrupo A y B de la Tercera Valenciana accederán a la segunda fase por el Play Off de Ascenso a 2ª RFEF, formando un nuevo grupo (GRUPO D) de 6 conjuntos que mandará a los dos primeros (los 4 que no lo consigan al menos sellan su permanencia en Tercera) a las eliminatorias finales por el ascenso, junto con los 4 restantes del GRUPO C que no pudieron subir al primer intento. Serán eliminatorias (cuartos, semis y final) a partido único, ascendiendo solo el vencedor de cada final que se dispute en cada comunidad autónoma.

Los clasificados del séptimo al último lugar de la temporada regular (subgrupos A y B) accederán a la fase por la permanencia en Tercera División RFEF.

Los puntos obtenidos, así como los goles, tanto a favor como en contra, se arrastrarán a la siguiente fase, comenzando cada equipo su fase específica con los puntos y goles obtenidos en la primera fase. Y como aquí se ha podido comprobar, en ningún momento se van a cruzar con los peores clasificados de los actuales grupos en Segunda B.

Un formato innovador

El de esta campaña ha sido un formato novedoso, ya que hasta la pasada temporada la división había estado establecida en 18 grupos únicos formados por 20 equipos. Sin embargo, esta temporada y tras varios años planteando dicha posibilidad posibilidad, la RFEF decidió aplicar este cambio en todos los grupos amparándose también en el contexto que impone la pandemia. Y como antesala al gran cambio del curso que viene, naciendo las 1ª y 2ª RFEF entre medias del fútbol profesional de Segunda División y el semiprofesional de Tercera.

No obstante, en un año tan complicado y con unas circunstancias tan contradictorias, esta repentina variación de formato ha sorprendido a algunos de los clubes participantes. Desde la UD Alzira, su presidente valora la inesperada aplicación del formato por parte de la RFEF: “Echo en falta que se hubiese consensuado con los clubes. Supimos antes de iniciar la competición del cambio de categorías, pero no hubo previamente un debate interno. Aun así, es cierto que la federación llevaba tiempo pensando en hacer la reforma”.

Sanjuán ha expuesto que, de momento, parece que el objetivo de buscar una “mayor profesionalización con la reducción de equipos” que persigue la Federación Española sí parece cumplirse.

Esta es por ahora la intensa realidad en la que compiten los clubes valencianos de Tercera División. Un año más, el grupo está volviendo a dar la talla y sus equipos siguen rindiendo a un nivel muy alto. El último tramo de la temporada se prevé eléctrico, y quién sabe si habrá más sorpresas de cara a la segunda parte de la campaña.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies