Se trata del central Juan Carlos Lázaro ‘Kaiser’ (llega de otra cesión al Torre Levante), del centrocampista Javi Pérez (aterriza desde L’Hospitalet de Segunda B) y del mediapunta Cedric, que se han unido a otro ex de la Ciudad Deportiva de Paterna como es Gonzalo Ferri ‘Uru’, lateral derecho que lleva desde principio de temporada cedido en el equipo del Luis Suñer Picó.

En la capital de la Ribera Alta ya disfrutan de un cuarteto de mucha calidad y proyección, siendo el más mayor un Cedric Mandjeck que a sus 22 años firma procedente del Pobla de Mafumet de 2ª División B. Hace dos temporadas su talento le llevó a entrenar con el primer equipo del Valencia CF bajo las órdenes de Miroslav Djukic cuando era un habitual del filial ‘ché’, y tras una experiencia en Grecia y en tierras catalanas aterriza en Alzira para darle más desequilibrio a la zona ofensiva del conjunto dirigido por el ‘volcánico’ Dani Ponz.

33699-69151-98618692

Un convenio muy provechoso

Desde hace algo más de un año, la UD Alzira y el Valencia CF disfrutan de un convenio por el que los primeros poseen una cierta ventaja sobre otros clubes a la hora de ‘pescar’ en la Ciudad Deportiva de Paterna. Cuna de mucha afición valencianista, las instalaciones y la tradición que atesora la entidad ribereña le hace ser un destino atractivo para los jóvenes futbolistas que desean vivir una etapa de formación intermedia entre la División de Honor Juvenil y la Segunda B del Valencia Mestalla.

Y ahora los Uru, Kaiser y Javi Pérez, los tres cedidos hasta final de temporada y con éxitos a sus espaldas siendo Juveniles, compiten en una categoría como la 3ª División y unen fuerzas para colocar a la UD Alzira de nuevo en la batalla por la promoción de ascenso.

teaserbox_2464824863

Gente joven y con hambre

Tanto Kaiser, como Javi Pérez y Cedric, forman parte de una mini revolución que ha buscado el club para cambiar la dinámica. Ha entrado gente joven y con hambre y han salido varias piezas, en busca de una reacción que a tenor de los resultados ya ha llegado.

De hecho la UD Alzira ha ganado tres de los últimos cinco partidos, marca menos goles pero tampoco encaja y por lo tanto rentabiliza mucho más las ocasiones en las que perfora el arco rival. Jugando así ha superado recientemente a equipos como Orihuela y Elche Ilicitano, rivales directos. Y este fin de semana acude a Castalia para dar el golpe encima de la mesa que le vuelva a situar como firme candidato a la promoción de ascenso, un sueño más que una obligación en los tiempos actuales del club pero que a día de hoy no deja de estar a unos asequibles 5 puntos de distancia.

Es la nueva versión de una UD Alzira que ha ‘resucitado’ tras un bajón de resultados que coincidió con el final del 2015 y el inicio del 2016. Una crisis que alteró el curso de una temporada que había despertado ilusión en un vestuario muy joven, comandado por el carácter y la experiencia de Dani Ponz.

Un técnico que ahora cuenta con más talento blanquinegro en un cuarteto de pasado (y futuro para los cedidos como Uru, Kaiser y Javi Pérez) en el Valencia CF. Futbolistas que han desechado ofertas más jugosas y han preferido la tradición y sentirse como en casa cuando entran en el mítico vestuario local del estadio Luis Suñer Picó.

2016-01-27_Cedric

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies