L’Alcúdia y el mejor talento joven del fútbol mundial
Fútbol

L’Alcúdia y el mejor talento joven del fútbol mundial

Por las XXXIV ediciones del torneo han pasado jugadores de la talla como James, Isco, Busquets, Dani Alves o Raúl González. Figuras de gran fútbol, repletos de detalles y de emociones. Futbolistas formidables que otorgan a un equipo el toque de distinción.

Peloteros por los que como diría Johan Cruyff: “Solo por verles, vale la pena gastarse el dinero”. Aquellos que cuando el campo no está para sutilezas, sobresale su inteligencia.

Una categoría en la que hay que situar a los 11 mejores futbolistas de la presente edición del COTIF.

Retaguardia

En la portería estaría Laafsa Zyad. El guardameta marroquí ha sido uno de los pilares fundamentales del esquema de Madih Mustapha. Gracias a su excelente rendimiento bajo palos en la fase de grupos, su selección logró clasificarse para las semifinales del torneo.

La defensa sería de tres y reuniría potencia y, sobre todo, gran seguridad. En el flanco izquierdo estaría Emerson del Santos FC. Durante el COTIF ha sido un puñal por la banda. Destaca por su contundencia en el corte y porque aprovecha su velocidad y su técnica para incorporarse al ataque con gran facilidad. Se anticipa bien a las jugadas y, además, es atrevido y valiente.

En el centro estaría el futbolista del Valencia CF, Carlos Badal. El zaguero ha sido la referencia del juvenil blanquinegro. Su solidez física, su mentalidad, su ambición y su manejo de balón, características que mejor le definen. Ha sido internacional por España en las categorías inferiores.

A su lado estaría Montero. El del Atlético de Madrid también ha sido pieza clave para su técnico, Manolo Cano. A sus 17 años, demuestra unas capacidades impropias de su edad. Su temple y su facilidad para resolver situaciones complejas, así como su rapidez y capacidad de corrección, le han permitido estar en este once.

Sala de máquinas y enganche

El centro del campo estaría formado por jugadores con gran capacidad de contención y al mismo tiempo, una destacada visión de juego. El encargado de poner el equilibrio sería Mahmoud Abdallahi. El mauritano ha sido una de las sensaciones del COTIF. El centrocampista siempre estaba donde debía estar, entendía mejor que nadie qué era lo que necesitaba en cada momento y su trabajo, tanto con o sin balón, ha sido envidiable.

Le acompañaría la verdadera sensación del COTIF 2017, el surcoreano del Valencia CF Kangin Lee. El joven asumió responsabilidades creativas para echarse el equipo a la espalda, y en el encuentro decisivo ante el Santos FC marcó un gol de falta directa. Ha destacado por sus conducciones milimétricas, sus regates, el uso de las dos piernas, su capacidad goleadora y una gran visión de juego.

La banda derecha sería para Bouzaidi Mohamed. El magrebí tiene unas cualidades innatas. Obligado por su delgado cuerpo, ha renunciado al juego de choque, pero ha impuesto a sus contrarios una costosa tarea de persecución y no se ha privado de usar ni uno solo de sus recursos. Su habilidad y su velocidad, unidas a la facilidad para el regate, le han permitido hacerse un hueco.

En el otro lateral de la medular se podría situar Alberto Salido Tejero, del Atlético de Madrid. Autor de tres tantos, el extremo rojiblanco mostró sus dotes en prácticamente todos los encuentros, ya que siempre busca el balón con combinaciones desde atrás o con salidas de ruptura a la espalda de la defensa.

La mediapunta sería para el mauritano Teguedi El Hassen. De Mauritania hubiesen podido entrar varios jugadores de ataque, caso de Fody o Tanji, sin embargo, Teguedi resultó el más desequilibrante, el más incisivo y quizá el que parece mostrar mayores dotes de calidad técnica. El seleccionador absoluto mauritano, el francés Martins, lo tiene en su agenda a pesar de ser nacido en diciembre de 1999.

El gol

La delantera estaría formada por el español Gio y Pablo Jiménez. Giovanni Navarro (Gio) fue el hombre del gol durante la primera fase del torneo. Sus tres tantos contra el Levante lo llevaron automáticamente a lo alto de la tabla de “killers”.

La clasificación de su Atlético de Madrid permitió al futbolista nacido en Las Palmas descansar, pero volvió en las semifinales para darle el pase a su equipo ante un Marruecos que fue superior y que sólo cedió por 1-0.

Por su parte, el valencianista Pablo Jiménez ha sido uno de los claros protagonistas de la faceta anotadora. Antes de la final ya había conseguido cuatro tantos, con especial participación en la semifinal ante el Levante UD, en la que fue el autor de dos goles y allanó el camino de los blanquinegros a la final.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies