Madrugón sin recompensa para la UD Aspense | Yo soy noticia

El Aspense comienza el año con una derrota frente al filial del Santa Pola, en un duro e intenso partido que daba comienzo a las 9:30 de la mañana.

A pesar del frío y de la intempestiva hora, el club de Aspe parecía que jugaba en casa ya que la afición se ha vuelto a desplazar para alentar al equipo, como ya es costumbre.

En este partido fue convocado el portero juvenil Miguel A. Gonzalez Lloret debido a la baja por lesión de Roberto, aunque no llegó a debutar.

Un encuentro que fue intenso desde el primer minuto y con muchas acciones al límite de la legalidad. El equipo local se adelantó en los primeros minutos con un gol de saque de esquina. El Aspense luchaba contra un rocoso rival y en medio de una fuerte tensión que hacía difícil finalizar las jugadas.

Santi la tuvo con un remate de cabeza a una falta ejecutada desde el centro del campo, pero el balón se marchó desviado y Rada, en un mano a mano frente al meta rojiblanco no tuvo suerte y el marcador aspense no se movió.
Se llegaba al descanso con 1-0.

Los jugadores del Aspense calientan antes del comienzo del encuentro.

Los jugadores del Aspense calientan antes del comienzo del encuentro.

La Unión comenzó con gran actitud el segundo tiempo, y nada más empezar Pata estuvo a punto de perforar la red a pase de Rada.

El equipo de Las Fuentes tuvo una ocasión muy clara cuando tras un pase en diagonal, Santi había ganado a la adelantada defensa local y se marchaba solo, pero el árbitro pitó un fuera de juego muy protestado.

En el 70’, los de Santa Pola hacían el segundo de la mañana tras aprovechar un error defensivo en una jugada colectiva, a lo que el Aspense contestó de inmediato para volver a creer en la remontada. Josete es claramente derribado por el guardameta local al borde del área pequeña cuando ya se cantaba el gol, se pedía roja para el portero local, pero el colegiado interpretó que era amarilla y así pudo seguir en el campo.

El propio Josete se encargó de transformar la pena máxima y recortar distancias para llegar a unos minutos finales de verdadero infarto. Aumentaba la intensidad, disminuían las fuerzas y aparecían las pérdidas de tiempo, el Aspense apretó y tuvo hasta una triple ocasión en la misma jugada, pero entre la defensa y el portero abortaron el peligro.

Al final, derrota por 2-1 pero la afición desplazada agradeció el esfuerzo del equipo. Como nota positiva, la vuelta a los terrenos de juego de Dani Méndez, tras varias jornadas de ausencia por lesión.

La próxima jornada, que dará inicio a la 2ª vuelta de la competición, visitaremos al Eldense B.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies