El Grupo VI de la Tercera División, referente a los equipos de la Comunitat, está viviendo una de sus mejores temporadas. Sobre todo en lo que a la emoción y a la igualdad de juego se refiere, ya que el diferencial entre los primeros 7 clasificados apenas supera los 8 puntos. Por lo tanto, con la conclusión de la primera vuelta, resulta necesario hablar con Miguel Ángel Martínez, el primer entrenador de La Nucía -campeón de invierno con 38 puntos-.

Y sus respuestas cuando se le pregunta por las sensaciones del equipo al concluir la primera vuelta desde el liderato son, como poco, positivas: “Estamos en uno de nuestros mejores momentos, aunque la distinción de campeones de invierno nos resulta anecdótica, ya que nada cambiaría si hubiéramos acabado en la segunda posición en vez de en la primera. De todos modos, esto nos ayuda a saber que el trabajo está siendo el correcto”.

Además, Martínez no duda en ensalzar el nivel de la competición y tampoco se moja en señalar un rival capaz de tutear a La Nucía: “Es prácticamente imposible, porque estamos todos súper pegados. Es más, una sola derrota y la victoria del resto nos podría dejar fuera de la zona de playoff. He aquí una de las pruebas más evidentes de la validez de todos los equipos que nos siguen y una de las mejores alarmas para estar atentos”.

Partido a partido

Por ello, reconoce que el inicio de campaña de los suyos está siendo acorde a lo que se marcaron meses atrás: “El objetivo es el ascenso; no nos escondemos, pero sabemos de la dificultad de conseguirlo. Tenemos una gran plantilla, y por eso la exigencia es mayor que, quizá, en otros equipos, aunque la ambición por lograr grandes cosas de mis jugadores ellos es acorde a lo que aspiramos, así que vamos poco a poco superando fases”.

 

La próxima, en voz del propio Miguel Ángel Martínez, pasa por vencer ante la UD Alzira: “Será un partido difícil, pero debemos dar la talla contra todos los rivales. Sobre todo fuera de casa, y ante un rival que está en línea creciente en las últimas jornadas, por lo que debemos esforzarnos más si cabe para seguir con la racha de resultados. El equipo está entrenando bien, concentrado y trabajando de cara a lo que se viene”.

De esta forma, después de que La Nucía cerrara la primera vuelta desde el liderato y se proclamara -“de forma anecdótica”, como califica su técnico- campeón de invierno, el club alicantino ya trabaja a máxima potencia con el objetivo de seguir con la buena dinámica y conseguir dentro de unos meses su gran fin: el ascenso a Segunda B. Porque el trabajo previo siempre tiene su premio.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies