Desde que sumase su primer punto el 22 de noviembre en el Campo Municipal «Nou Pla» frente al Villajoyosa CF, los de David Bauzá (que se hizo cargo del equipo hace un mes) no están teniendo una temporada como esperaban, y ahora tendrán que remar contra corriente en un segundo tramo de temporada en el que se decidirán muchas cosas de cara a los cambios que se avecinan de cara al año que viene.

Al empezar el curso, el objetivo de los alicantinos no era otro que el de mantener sin demasiados apuros la categoría, sin embargo, cosas del fútbol, tan sólo han logrado un punto aunque el juego del equipo ha merecido un premio mayor en muchos de los encuentros disputados. «El equipo ha merecido más como el último, pero cuando la dinámica es mala la suerte es muy esquiva, al final hay que tratar de darle vuelta lo antes posible». nos cuenta Antonio Cerdá Director Deportivo del Novelda CF.

Pese a ello el equipo no logra vencer, «la verdad es que los números no engañan a nadie, creo que nos hemos equivocado en la planificación deportiva a principios de temporada y ahora hay que hacer muchos cambios y agilizar la plantilla para reforzar el equipo y evitar el descenso. Los perfiles que llegaron no eran los que en ese momento necesitaba el equipo», explica Cerdá.

Antonio Cerdá: «Si no ganamos al Xàtiva habrá que pensar en otras cosas».

Quedan pocas oportunidades de darle la vuelta a la situación y el último partido esta misma semana era una de ellas. De hecho «el martes pasado teníamos mucha ilusión en el partido contra el Benigánim que suponía dar un paso al frente pero no puedo ser y ahora no hay margen de error, si no ganamos al Xàtiva habrá que pensar en otras cosas», comenta el Director Deportivo.

Categorías de formación sin poder competir

Las nuevas restricciones que ha impuesto la Generalitat hasta finales de mes afectan como no podía ser de otra manera al club y su fútbol formativo, ya que es una situación «muy difícil porque tenemos que parar cada dos por tres porque uno u otro tiene síntomas, y nos está contando mucho poder tener regularidad» relata el responsable de la dirección deportiva.

Como todos, «necesitamos que esto acabe ya para poder trabajar en condiciones», matiza Antonio, consciente de que este parón «puede ser positivo si a la vuelta todo puede desarrollarse con mayor tranquilidad», algo que evitaría tener que estar aplazando y suspendiendo entrenamientos y partidos.

Antonio Cerdá: «Hay que estar muy agradecidos a los más pequeños y sus familias por el esfuerzo que hacen y la motivación que tienen».

Este parón afecta de lleno al rendimiento y evolución de los jugadores en etapa formativa, pero lejos de bajar los brazos «hay que estar muy agradecidos a todos ellos y sus familias por el esfuerzo que hacen y la motivación que tienen, cualquiera se hubiese desanimado y ellos siguen con la valentía de querer crecer», cuenta emocionado Cerdá, que ve en esa ilusión la gasolina necesaria para poner a carburar de nuevo a un club, que el domingo tendrá una nueva oportunidad de lograr sus primeros tres puntos del curso.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies