Pablo Gozálbez, el tapado de la generación de 2001 | Yo soy noticia

Pablo Gozálbez Gilabert forma parte de una de las generaciones más prometedoras en la Academia del Valencia Club de Fútbol: la de los chavales nacidos en el año 2001.

Una generación compuesta, entre otros, por uno de los jugadores con más nombre dentro de la cantera valencianista, el surcoreano Kangin Lee.

Además del asiático, Nabil Touaizi también formaba parte de este mismo grupo de jóvenes futbolistas hasta que abandonó el club a principios de mes rumbo al Manchester City.

Sin embargo, pese a que los focos no hayan apuntado a su figura hasta ahora, Pablo Gozálbez es uno de los jugadores con más calidad de esa generación que hoy día compone el Cadete A de la Academia che.

Desde su llegada al club en las primeras etapas de fútbol 8 -por aquel entonces todavía fútbol 7- ha ido demostrando que puede erigirse como un jugador determinante en el centro del campo. Habitualmente ocupa el puesto de ‘8’, y es uno de los capitanes de la escuadra dirigida por Miguel Grau.

19-09-2016, Fotos Oficiales Academia en Ciudad Deportiva VCF Paterna, Valencia.

19-09-2016, Fotos Oficiales Academia en Ciudad Deportiva VCF Paterna, Valencia.

TÉCNICA Y TRABAJO

Quien ha entrenado a Pablo Gozálbez en el Valencia sabe que tiene un guante en el pie derecho. Es un chaval con mucha técnica, que destaca por su forma de proteger el balón y por su determinante último pase. Una vitola, la de asistente, que esta campaña está combinando a la perfección con los goles.

En 23 jornadas disputadas en Liga Autonómica Cadete, el mediocentro suma ya ocho dianas, algunas de las cuales han servido para dar la victoria al equipo.

El caso más claro, el doblete que anotó en la segunda jornada frente al Villarreal y que sirvió para certificar la remontada en el campo 3 de la Ciudad Deportiva de Paterna. Aquel encuentro terminó 4-3, pese a que el choque parecía sentenciado por el submarino con el 0-3.

19-09-2016, Fotos Oficiales Academia en Ciudad Deportiva VCF Paterna, Valencia.

19-09-2016, Fotos Oficiales Academia en Ciudad Deportiva VCF Paterna, Valencia.

Además del fútbol que atesora en sus botas, Pablo tiene la personalidad suficiente como para intentar coger la manija del equipo y tirar del carro, siendo una de sus características principales el acierto en la toma de decisiones -aspecto muy valorado en el fútbol actual-.

Al mismo tiempo, pese a desenvolverse principalmente en la posición de interior derecho, la polivalencia del valenciano le ha permitido actuar en alguna ocasión durante la temporada en la posición de ‘6’, donde también ha cumplido pese a que el físico no sea uno de sus fuertes.

Sin ir más lejos, el técnico lo alineó en esa demarcación frente al Alboraya, hace escasas dos semanas, partido en el que formó una asociación magnífica en la sala de máquinas junto a otros dos jugadores de mucha calidad, Sergio Soler y Kangin Lee.

GOZÁLBEZ 01

MADURANDO COMO FUTBOLISTA

Pese a que su proceso de maduración continúa –16 años en este 2017-, Pablo Gozálbez ha ido evolucionado mentalmente en los últimos años.

Considerado “un hombre de club” por alguno de sus entrenadores, el mediocentro ha crecido con el paso de las temporadas, siendo importante para ello su paso por el Cadete B la pasada campaña.

Antes, logró en su segundo año de infantiles, con el Infantil A, el título de Liga Autonómica -el último cosechado por la entidad valencianista en esa categoría desde entonces-.

Foto: Golsmedia

Foto: Golsmedia

TORNEO BLUE BBVA Y SELECCIÓN

No obstante, con anterioridad a todo ello, Pablo Gozálbez se proclamó, junto al resto de la exitosa generación de 2001, subcampeón en el Torneo Nacional Blue BBVA -actual Liga Promises- al caer en la final frente al FC Barcelona.

En aquel equipo dirigido por Darío Aliaga también participaron otros chavales que continúan en la Academia del Valencia en la actualidad: Xavi Estació, Pablo Hernández, César Banacloy, Nacho Ferrer, Kangin Lee, Raúl Francés o Pablo Orquín.

Desde entonces, Pablo Gozálbez ha evolucionado como futbolista, aunque alejado de la luz y taquígrafos que apuntan a los jugadores más mediáticos de la Academia. Un caso similar al de Carlos Soler, quien, respetando las distancias, también fue quemando etapas a la sombra de jugadores con más nombre en la cantera che.

Su juego, el de Pablo, le ha llevado también a formar parte de las convocatorias de la Selección Valenciana Sub15 y Sub16 con asiduidad.

Pablo es valenciano y tiene el sueño de jugar en el equipo de su tierra. Con ese objetivo, hace tiempo que comenzó a recorrer un camino que tiene un único destino: Mestalla.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies