Y ofertas no le faltan a este delantero valenciano formado en la prestigiosa cantera del Valencia CF, donde estuvo casi 17 años. Luego ha podido ver el nacimiento y los primeros pasos de ese Huracán CF con el que rozó el ascenso a Segunda División e incluso ha estado a punto de jugar en Bulgaria o Suecia. Ha compartido vestuario con algunos de los futbolistas que han hecho las delicias del valencianismo en los últimos tiempos, pero más que nunca este domingo estará pendiente de lo que haga su Huracán en Huesca.

– ¿Qué tal por L’Hospitalet? Me cuentan que has dejado un gran recuerdo y que pese a estar solo esta temporada la afición te acogió con mucho cariño.

La gente que va a los partidos apoya mucho y están en todo momento con los jugadores. Venían de dos años en puestos de arriba y luchando por subir a Segunda, ahora nos hemos quedado en mitad de tabla y no nos han echado nada en cara. Teníamos el equipo más joven del grupo quitando los filiales, con mucha ambición y ganas de crecer, estuvimos hasta las 5-6 últimas jornadas peleando pero moralmente desfallecimos un poco al final. La gente está contenta porque el objetivo principal del club es la permanencia o acabar la liga tranquilo, económicamente no luchan con equipos como Huracán o Hércules.

– Y ahora que estás sin equipo, valorando distintas opciones que te han llegado de Segunda División B, ¿no te has planteado nunca lo de probar la aventura lejos de España? Hay ex compañeros tuyos en el Valencia como Carles Marc que han estado teniendo mucho éxito en Polonia.

Económicamente es mejor. Después de jugar el primer año en Huracán me fui a Bulgaria dos semanas, estaba casi firmado con un precontrato pero no me gustó que era un país muy diferente al nuestro, me asusté un poco. Era el Litex Lovech con Hristo Stoichkov de entrenador, pero llegue allí y no lo vi claro. Tenía 21 años, me tiró la tierra y no me quise ir solo a Bulgaria. Era joven y no tenía la madurez que tengo actualmente, ahora me lo proponen e iría con los ojos cerrado. Nunca sabes si la decisión es buena o mala. El año pasado estuve el verano en Suecia con el Falkenbergs, equipo entrenado por Henrik Larsson, y encantado a nivel de vida y cultura pero al final eso no salió adelante.

morgado 3

– Supongo que es cuando sales de una cantera (Pablo Morgado estuvo 17 años en el Valencia, desde PreBenjamines hasta el Mestalla) cuando de verdad ves la realidad del fútbol, cuando te das cuenta de que como en un filial de un grande no se vive en otro sitio.

Lo que tienes en un filial no lo vas a tener en un club más humilde, las instalaciones de un club que tiene al primer equipo en Primera División no las va a tener uno de Segunda B. Hay excepciones de clubes históricos como el Hércules o el Cádiz que están por ahí, pero aún así no llegan al nivel de la cantera del Valencia CF.

– ¿En un filial de un todo un Valencia CF un futbolista puede llegar a creerse más de lo que es, el golpe a la autoestima cuando se sale de ahí y no se llega inmediatamente a la élite es muy duro?

Eso va con la personalidad de cada uno, hay gente a la que le dicen cuatro cosas y se piensa que es el mejor del mundo, otros son más humildes. En un vestuario te encuentras de todo, pero en un vestuario de otros equipos de Segunda B que no son filiales también te encuentras de todo. Lo que pasa que en un filial tienes opciones de subir al primer equipo, la gente te baila mucho el agua y a un chaval de 20 años es normal que le metan ‘pajaritos en la cabeza’.

morgado 10

– ¿A veces el fútbol es muy injusto, los jugadores lo veis así cuando no os salen las cosas como esperabais?

Lo más importante es que te den la oportunidad, cuando te la den no defraudar a nadie e intentar aprovecharla. Lo más difícil es dar el paso al fútbol de élite, al fútbol profesional, hay quien está en el momento y el lugar y para arriba, otros no la han podido recibir nunca. Al final es complicado, si todos tuviésemos la opción de jugar en Primera sería imposible, mucha gente se queda por el camino y por eso en Tercera o Segunda B hay mucha calidad.

– Ahora en el Valencia se mira mucho más a la cantera, parece que hay más oportunidades para los que destacan en los equipos inferiores. Eso en tus tiempos no pasaba…

Te da un poco de impotencia porque cuando tú estabas en la cantera no se hacía el mismo caso a los jugadores. Te hacían subir al primer equipo cuando necesitaban gente por los compromisos internacionales o para rellenar el grupo, por temas de que quisieran que debutases o algo así muy pocas veces. Me alegro por los chavales de ahora, están teniendo oportunidades y se cuida la cantera, que estos últimos años ha dado jugadores muy importantes para el fútbol español. Ya en mi época coincidí con algunos de ellos y con muchos más, nombres como los de Jordi Alba, Isco, Alcácer, Bernat, Jaume Costa, Carles Gil, Carles Marc, Guaita o entrenadores como Óscar Fernández y Vicente Mir.

– No podemos cerrar la entrevista sin hablar del partidazo de este fin de semana para el Huracán CF. Una ‘final’ por el ascenso, como la que tú viviste hace dos años en Jaén y donde además participaste en esa última jugada que bien pudo haber valido una plaza en Segunda División.

Tiene el campo en contra y a priori el resultado también en contra, pero al final lo importante es que tienes que meter un gol, solo les vale eso. Tienes que salir con esa mentalidad, nosotros llegamos con 0-0 hasta los últimos minutos y tuvimos opción. Va a ser un partido muy distinto al de Jaén pero confío en Huracán, cuenta con una defensa muy segura y arriba siempre te hacen algún gol. No hay que desesperar, hay mucho tiempo para marcar un gol. El Huesca se irá poniendo nervioso también, no saben si amarrar el resultado o hacer un gol y matar la eliminatoria.

morgado 5

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies