Racing Rafelcofer, un equipo de amigos para amigos
Fútbol

Racing Rafelcofer, un equipo de amigos para amigos

Flashback. Mediados de julio de 2007. La cuadrilla de amigos más joven de Rafelcofer se reúne como cada sábado en el bar del estadio La Runa. Nada nuevo. Tienen mucho que hablar y una infinidad de números que cuadrar.

Subvenciones, gastos, fechas, color de la indumentaria, número de compañeros, presupuestos generales. Un montón de trabajo que amenizan con unos cuantos tercios y unas rondas de cazalla, por aquello de no indigestar el cuerpo, ya saben.

IMG_4401

Tienen entre dieciocho y veinte años, aunque por su espíritu emprendedor parece que rocen la cuarentena. Por sus venas corre sangre futbolera, esa que durante tantos años les ha mantenido hambrientos de títulos.

Será por la añoranza, o quizá por un trauma de la adolescencia. Quién sabe. Ni ellos mismos conocen la respuesta. Eso sí, admiten que, tras superar las categorías inferiores, han echado en falta ese equipo del pueblo que da cobijo a tus sueños de gran futbolista.

Tras superar las categorías inferiores, han echado en falta ese equipo del pueblo que da cobijo a tus sueños de gran futbolista”

Primero quieres ser Kempes, porque la defensa de los colores de tu Valencia está por encima de todo, luego Antonio Calpe, ese jugador que ha marcado un antes y un después en el Levante, y por último recurres al tópico de ser el mejor del mundo. La misma cantinela de siempre. Historia que, si no las vives después de pasar por todas las categorías de tu equipo natal, se puede convertir en un resquemor que no te deja vivir hasta que al menos lo intentas.

IMG_4399

Por ello, tienes que cargar el petate cada dos días y poner rumbo a los pueblos aledaños para jugar. Una de dos: Bellreguart o Real de Gandía, según convenga. Es entonces cuando, tras alcanzar la mayoría de edad del grupo, te enrabietas y le das un vuelco a la situación. Algo así como dar un paso al frente y, junto a uno de los promotores más importantes de la Safor como Llorenç Rives, fundar el club de tu pueblo. Desde cero.

Fundaron el club con la ayuda de uno de los promotores más importantes de la Safor como Llorenç Rives”

Tomas posesión de tu estadio, La Runa, que lleva prácticamente más de treinta años inactivo, y lo conviertes en uno de los feudos más temibles de la comarca. Animas a la afición de la localidad para que siga semanalmente tus quehaceres, y termina abarrotándote las gradas en todos los partidos.

Haces debutar por primera vez en su historia al Racing Rafelcofer en Segunda Regional, y logras el ascenso a Primera con una sola derrota. Sencillamente magnífico.

IMG_4398

Pero, pese a tanto éxito consecutivo, no tienes suerte. Los problemas económicos quiebran a tu mayor inversor, Llorenç Rives, lo que lleva, entre otros problemas, al club a su desaparición allá por finales de 2009 y a su refundación un año después.

Vuelta a comenzar. Retorno a la Segunda Regional y, de nuevo, ascenso en la primera temporada. Durante los siguientes ocho años permanecerá en Primera Regional, llegando así a disputar un playoff de ascenso a Preferente.

La quiebra de su mayor inversor, Llorenç Rives, llevó a la desaparición y a la posterior refundación del club”

Flashforward. Martes 5 de diciembre de 2017. El Racing Rafelcofer lidera el grupo VII de Primera Regional con treinta puntos, uno por delante de su máximo rival, el Pego. Trece jornadas después, sigue invicto. Nada ni nadie puede toserle. Lleva más de un año y medio sin conocer la derrota, lo que ha acrecentado más si cabe el nexo con su afición, que suele superar incluso en número y presencia sonora a las locales.

Se hacen llamar la ‘Força Racinguista’. Llevan diez años alentando al equipo sin cesar, hasta en los viajes a los estadios rivales. No faltan a ninguna cita. Ponen rumbo a cualquier pueblo y ciudad con el fin de desplegar su gran rótulo rojiblanco, esa seña de identidad que tanto apoya a los suyos. Un auténtico ritual y un recuerdo imborrable de lo vivido antes de llegar aquí.

Su grupo de animación, ‘Força Racinguista’, lleva diez años alentándoles hasta en los estadios rivales

IMG_4397

Por ello, ya forman parte de la historia más ilustre del Racing. Y es que ese grupo de amigos que en 2007 se unió para fundarlo se ha convertido en una gran familia. Directivos, presidentes, jugadores, comerciales. Ejercen todos los cargos. No les importa. Igual anotan un gol desde el centro del campo que se ponen a vender entradas en las taquillas antes del partido. Así son allí en Rafelcofer.

No les gusta presumir de ello, por aquello de las envidias o las discordancias con el resto, pero se definen como un equipo humilde, sencillo y amante del deporte. Para más inri, admiten no tener presupuesto, ya que apenas reciben dinero del ayuntamiento y de las tiendas del pueblo, aunque reconocen estarles muy agradecidos por la ayuda. Son sus únicas fuentes de financiación.

No tienen presupuesto para fichajes, ya que apenas reciben dinero para pagar los gastos mínimos

También carecen de dinero presupuestario. Ni lo contemplan. “Es un sueño inalcanzable para nosotros”, añade Andreu García, capitán del equipo. La gran exigencia de la categoría les obliga a normalizar aquello que el resto considera extraordinario y a nutrirse del grupo de amigos fundador, que llevan defendiendo los colores del club desde 2007.

IMG_4394

Solo les queda buscar la ayuda prácticamente desinteresada, en lo que al sueldo se refiere, de los jóvenes de los pueblos aledaños. No pueden permitirse mucho más, aunque parece que no lo necesitan. Líderes, menos goleados de la categoría e imbatibles desde hace más de un año y medio.

Una temporada más están echando mano de la ilusión de todo un pueblo que, tras la desilusión del último playoff de ascenso ante el  Almenara, sueña con alcanzar el ascenso a Preferente.

Racing Rafelcofer es líder, menos goleado de la categoría e imbatible desde hace más de un año y medio

Quieren poner el broche de oro a una década de trabajo con este logro. Por ello, dedican gran parte de su tiempo libre en la gestión del club. Desde el primer hasta el último: Sergi, Tito, Álex, Pons, Joan, Ferrán, Tarra, Pache, Soto, Dorín, Josep, Falquet, Koki, Tatín, Pau, Rubén, Alfonso, Raimon, Óscar y Andreu; Adrián Femenía, Pablo Mateo; Pastor, Zorro, Campe. Todos juntos forman un bloque invencible.

De esta manera, diez años después, lo que empezó siendo una simple ilusión de la cuadrilla más joven de amigos de Rafelcofer se ha convertido en un auténtico  aspirante a Preferente. Lo han logrado a base de esfuerzo, lucha y dedicación, esas claves que ellos han priorizado por encima del dinero y de los nombres individualistas. Así se define el Racing Rafelcofer, un equipo de amigos para amigos.

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies