Banner-Hidraqua

Las lágrimas de Sergio Antolinos hubieran servido para poner el punto final a la función. Hubieran representado el colofón perfecto. Sin embargo, hace dos años, el futbolista valenciano se enfundó la coraza del luchador infatigable para protagonizar una auténtica hazaña.

Metido en el fragor de su particular batalla contra el cáncer, el que se colgara la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016 no desistió e hizo frente al linfoma de Hodgkin que irrumpió en su vida. De esta manera, con el aliento de su hija, emprendió y ganó la contienda más importante por la supervivencia.

Sergio Antolinos

Pregunta. ¿Qué significado ha tenido en su vida la práctica del futvoley?

Respuesta. Desde pequeño, el deporte ha sido una parte crucial en mi vida. Gracias a él he vivido las mejores experiencias de mi vida, tanto en lo deportivo como en lo individual, ya que me ha permitido viajar a lugar increíbles y sobre todo conocer a personas que han marcado un antes y un después en mi vida. Con el futvoley he descubierto mi gran pasión.

P. ¿Qué hecho le impulsó a acercarse y practicar un deporte que aún adolece de gran visibilidad pública?

R. El futvoley es un deporte muy llamativo y espectacular. Siempre fui un gran amante del balón y de la playa, y este deporte aúna ambos conceptos. Además, genera un gran ambiente entre los que lo practicamos.

Sergio Antolinos

P. Cada vez son más los jóvenes que se sienten atraídos por su perplejidad, pero parece que no acaba de ser suficiente para adentrarse en los Juegos Olímpicos…

R. En los últimos años, el futvoley se ha asentado en varios países, lo cual es muy importante para su crecimiento. En España se está trabajando mucho, y seguro que en un corto espacio de tiempo los resultados van a ser magníficos.

En los pasados Juegos de Río 2016 ya se dio un paso de gigante, ya que se consiguió introducirlo como un deporte exhibición. Esperamos que consiga serlo de forma definitiva, ya que reúne todos los alicientes necesarios para ser un deporte olímpico.

P. El futvoley es un deporte que requiere total compenetración y coordinación con su pareja, ¿cómo definiría su relación con Juan López?

R. ‘Juanito’ y yo estamos ligados desde el mismo día que me adentré en el mundo del futvoley. Es mucho más que un compañero o amigo para mí, ya que existe una plena confianza entre ambos, tanto dentro como fuera del campo, lo cual nos permite alcanzar nuestros objetivos deportivos. Asimismo, desde el primer momento, hemos contado con la ayuda y el apoyo del Levante UD, que nos incluyó en sus filas.

Sergio Antolinos

P. Cuando empezabais a saborear las mieles del éxito, un linfoma de Hodgkin irrumpe en su vida. ¿Cómo afronta la dura contienda contra el cáncer?

R. Por aquel entonces, llevaba tiempo encontrándome mal, y me imaginaba que algo extraño se cocía en mi interior, pero no esperaba recibir una noticia tan dura. Lo primero que me vino a la cabeza fue mi hija, recién nacida, y no pude evitar venirme abajo. No obstante, a pesar de que los primeros resultados no fueron muy alentadores, fue ella el motivo de más peso que me hizo levantar la cabeza y empezar a afrontar la enfermedad.

P. Aún así, hace gala de su espíritu de superación para, tiempo después, ganar la batalla más importante de su vida…

R. Cuando el cáncer se adentró en mi vida, no entendí nada. Nadie tenía una respuesta a todas las preguntas, ni siquiera los médicos. Toda mi vida quedó relegada a la lucha, pero no la afronté solo, ya que conté con el apoyo moral de los míos para acabar con él.

Hubo mucha gente que tuvo un papel vital en todo el proceso de mi enfermedad. Tengo que agradecer el trabajo, tanto profesional como humano, del equipo médico y enfermeras del Hospital La Fe. Además, los constantes ánimos de mi familia: mis padres, que nunca me fallan, mi mujer, esa gran luchadora que siempre estuvo a mi lado, mi hija, que es la alegría de mi vida, mi hermana y ese increíble grupo de amigos que no me dejaron solo en ningún momento.

P. Además, tras estar un año sin poder competir, volvéis a las pistas y os clasificáis para el torneo de exhibición de los Juegos Olímpicos de Río 2016. ¿Cómo lo conseguís?

R. Cuando empecé con el tratamiento quimioterapia, la clasificación para las olimpiadas de Río 2016 estaba a la vuelta de la esquina. Consciente de mi limitación, hablé con ‘Juanito’ para que se buscara otro compañero, ya que casi no podía moverme por el campo.

No obstante, ante tal propuesta, recibí una contundente respuesta: O los dos o ninguno. De esta manera, tuvimos que estar cerca de un año sin poder competir, a la espera de que mi tratamiento, que llegó a su fin con la temporada ya comenzada, me permitiera volver a las pistas.

Con mi recuperación, nos marcamos el objetivos de clasificarnos para las olimpiadas. Para ello, empezamos a entrenar muy duro, ya que tuvimos que ganar los cuatro torneos que restaban para sumar los puntos necesarios y conseguir el ansiado billete a Río 2016.

Sergio Antolinos

P. Para más inri, no os quedáis con la simple participación, ya que os colgáis la medalla de bronce…

R. La medalla de bronce fue la guinda a muchos años de duro trabajo y esfuerzo. Con el sueño cumplido, tras estar un año en el dique seco y ante el desconcierto de saber si podríamos competir, nos encontramos nada más y nada menos que en el lugar que vio nacer nuestro deporte.

Pese a las duras condiciones climatológicas, nos encontramos muy bien, y cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos en semifinales. Conseguimos derrocar a Paraguay en semifinales y, tiempo después, a Alemania para colgarnos el bronce.

P. ¿Cómo un policía nacional y un jardinero municipal consiguen un hito histórico en un escenario tan importante?

R. Muchas veces nos resulta una ardua tarea poder compaginar la práctica deportiva con nuestros trabajos y nuestras familias, ya que, a pesar de que prevalecen sobre todo lo demás, no podemos dejar de lado nuestra obligación deportiva.

Somos conscientes de que no somos mejores que nadie, pero entrenamos mucho para conseguir nuestros objetivos personales y deportivos. Además, he tenido la suerte de ser instruido y aleccionado bajo los valores y la disciplina del Cuerpo Nacional de Policía.

Sergio Antolinos

P. Ahora, vigentes campeones de la Liga Nacional de Futvoley, ¿qué objetivo os marcáis para esta temporada?

R. Uno año más, esperamos alzarnos con el título de la Liga Nacional. Por el momento, la temporada nos está yendo muy bien. Tras ganar la primera y la segunda etapa en Valencia y Tenerife, respectivamente, estamos trabajando mucho para volver a ser campeones.

Una vez lo consigamos, afrontaremos con mucha ilusión el próximo Campeonato de Europa, que se disputará en Portugal, y los dos torneos internacionales que se disputarán en Italia y Francia.

Banner-Hidraqua

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies