Un pueblo de poco más de 1.000 habitantes que deja atrás los campos de tierra para situarse en Tercera

El milagro del Atzeneta UE se ha hecho realidad