Hace varios años que la LNFS comunicó al Levante UD FS que el polideportivo municipal de El Cabanyal no cumple con algunos requisitos mínimos para continuar acogiendo partidos de la élite del futsal de nuestro país.

Los granotas lograron una prórroga para prolongar su estancia en El Cabanyal, pero la temporada 2018/2019 la LNFS no será más condescendiente y el Levante deberá encontrar un nuevo hogar antes del próximo 28 de junio.

El Levante UD FS obligado a encontrar pabellón para seguir en la élite

Algunas de las posibilidades que se barajaban, como jugar en el Pabellón Universitario de Valencia o incluso en La Fonteta, han sido denegadas. De esta manera, el escenario en la capital del Turia erige  infranqueable abocando al Levante UD FS a tener que trasladarse fuera de ella.

Según nos confirman fuentes del propio club, en estos momentos el Pabellón de Paterna es la opción que está mejor posicionada. Con un aforo cercano a los 1.800 espectadores aúna las condiciones que exige la LNFS, convirtiéndolo por tanto en idóneo.

 

A la espera de que las instituciones pertinentes dicten sentencia y sepamos si finalmente el Levante UD FS puede jugar en el Pabellón de Paterna o en otras de las instalaciones que están sobre la mesa, surge una gran incógnita: ¿Cómo responderá la afición a la mudanza fuera de Valencia capital?

Y es que hasta que el pabellón de la Ciudad Deportiva de Nazaret esté terminado o incluso lo haga antes el Pabellón de Marcol, la hinchada tendrá que desplazarse fuera de Valencia para animar a su equipo. Un hecho que podría influir negativamente reduciendo considerablemente la afluencia media del Cabanyal.

 

 

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies