FOTOS: LUD FS y LNFS

Para empezar los levantinistas nunca habían pisado unas semifinales de liga, pero en este playoff exprés de Málaga y en la que tan solo era su segunda participación en esta fase de la LNFS, tumbaron en cuartos al vigente campeón FC Barcelona y por momentos soñaron con eliminar al rival manchego que tuvieron hoy enfrente.

Pero la temporada de la ‘Cenicienta’ Valdepeñas no tiene todavía final, y son ellos los que avanzan al último partido liguero del próximo martes 30 en el Martín Carpena, donde les espera el todopoderoso y favorito Movistar Inter. La localidad andaluza ya por siempre será terreno especial para Valdepeñas, que en marzo alcanzó la final de Copa de España y ahora acaba de hacer lo propio en el campeonato de liga.

Pero no fue tan fácil como puede invitar a pensar el 2-5 final. El Levante UD FS de Diego Ríos llegaba con la moral y confianza por las nubes, sabiendo que habían hecho historia pero con ganas de mucho más. Lo mismo pensó Valdepeñas, que en apenas un minuto golpeó por partida doble con los tantos de Catela, aprovechando un contragolpe tras robo, y de Rafael Rato tras saque de banda en un despiste defensivo valenciano. Estaba ‘tocado’ el conjunto azulgrana pero no hundido, y pronto empezaron a llegar las primeras y claras ocasiones para ellos.

El argentino Maxi Rescia tuvo dos mano a mano que mandó fuera lamiendo ambos postes, y cuando en la pista agitaban el juego Cuzzolino, Cecilio o Pedro Toro lo cierto es que los de David Ríos crecían en intensidad y aproximaciones al marco rival. Precisamente Cuzzolino fue el más listo de la clase y tras un robo en presión de los levantinistas, forzó un penalti que Pedro Toro transformó en el 1-2 de la esperanza. Mismo guión que en cuartos frente al Barça, y por delante mucho tiempo para lograr la remontada. El empate siempre iba a favorecer y clasificar a los de Valdepeñas.

El primer acto se iba consumiendo y más acercamientos peligrosos de los levantinistas, con disparos que se envenenaban tras tocar en jugadores rivales, auguraban un empate en cualquier momento, pero de nuevo Viña Albali Valdepeñas golpeó al contragolpe y cuando más daño podía hacer, a pocos segundos del descanso. Un robo en su parte de la cancha se convirtió en una tuya-mía que Buitre transformó en el 1-3 batiendo a Raúl Jiménez con solo 8 segundos por delante.

Necesitaban 3 goles en 20 minutos del segundo acto los valencianos, aferrados de nuevo a la épica de la remontada contra Valdepeñas, también debutante en unas semifinales de la LNFS. Y el inicio del segundo tiempo dio esperanzas, con asedio continuo y entrando en apenas 3 minutos en bonus de faltas los castellano-manchegos. Cuzzolino la tuvo con un doble-penalti al palo, pero de ahí hasta el final aguantó más de un cuarto de hora sin hacer falta un serio y ordenado Valdepeñas, al que no le temblaron las piernas cuando llegaron más balones a la madera y ocasiones clarísimas a bocajarro que desperdiciaron los ‘granotas’.

Todo el acierto que habían tenido contra este mismo rival en temporada regular, al que habían derrotado en los dos choques, se esfumó en este playoff liguero a partido único. Dio cierta esperanza el gol del argentino Maxi Rescia con todavía bastantes minutos por delante, combinando muy bien con su compañero Pedro Toro, pero hasta ahí llegó el acierto del conjunto dirigido por Diego Ríos. Perdonó el empate Jorge Santos cuando solo le quedaba fusilar al guardameta Edu, y de ahí hasta el final un quiero y no puedo que se transformó en algún que otro pique que acarreó tarjetas y la expulsión de Rubi Lemos.

La salida de Cecilio como portero-jugador no se tradujo en claras ocasiones para los suyos, sino que por contra abrió la posibilidad de que cualquier error en la circulación de balón, como así ocurrió, diera con el balón en las botas de unos rivales que no tuvieron piedad. Así anotaron Chino primero y casi sobre la bocina Rafael Rato para sellar un doblete que agranda la leyenda de este increíble Valdepeñas. El curso pasado salvándose del descenso en la última jornada, ahora alcanzando su segunda final de la temporada tras el subcampeonato de Copa de España.

Ahora duele la eliminación, pero el Levante UD FS se marcha a casa tras firmar una más que digna primera temporada con el joven Diego Ríos al frente. Las lágrimas de algunos de sus jugadores tras la eliminación, entre ellos valencianos como Carlos Márquez, que junto a Javi Sena o Cayetano han significado el sello local en el vestuario, seguro que se convertirán en orgullo en cuanto repasen lo que ha sido esta extraña campaña 19/20.

De nuevo en Copa, mejorando prestaciones en cuartos con respecto a su debut, y pasando una ronda en los playoffs de liga para escribir así la mejor página deportiva en la corta historia de una sección que el año que viene vendrá a por mucho más. Que nadie lo dude.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies