El Peñíscola RehabMedic mantuvo la posibilidad de avanzar hasta el último instante, pero la tanda de penaltis le privó de pasar a las semifinales. El público de la Fonteta, donde se dieron cita más de 500 aficionados castellonenses llegados en autobuses gratuitos desde la localidad del Baix Maestrat, despidió al equipo entre calurosos aplausos tras disfrutar de un gran espectáculo de fútbol sala.

Orgulloso de sus jugadores

El equipo castellonense llegó al final del partido con opciones muy serias de clasificación e incluso se avanzaba en el marcador a menos de diez minutos para la conclusión. Las sensaciones eran buenas, y sobre todo la intensidad de ambos equipos era alta. Ninguno quería perderse las semifinales de la Copa España de Valencia.

Yo me siento bastante orgulloso del partido que han hecho los jugadores, sin desmerecer el trabajo del Osasuna Magna que ha hecho méritos para estar en la semifinal”, declaraba en la rueda de prensa posterior Juanlu Alonso, el preparador de Peñíscola RehabMedic.

El entrenador madrileño no esconde la decepción del vestuario por el trabajo realizado para llegar hasta aquí, y por las ganas de sus jugadores que se sentían muy motivados ante la cita copera. No eran favoritos en estos cuartos de final ni mucho menos candidatos al título, pero querían dar la sorpresa.

Los jugadores están tristes y no se merecen la sensación que tienen, mucho menos después del partidazo que han hecho con un compromiso enorme. Con el paso de los minutos nos hemos sentido más cómodos, pero no hemos materializado las ocasiones claras”, remarcaba Juanlu Alonso ante los medios.

Según el entrenador de los castellonenses, el gol encajado que ha supuesto el empate 1-1 para CA Osasuna Magna ha sido un despiste del equipo: “El gol ha venido por un error de concentración, mientras nos estábamos colocando ellos nos han sorprendido”.

Y es que en este tipo de competiciones a todo o nada, si perdonas lo acabas pagando y así le ocurrió al equipo valenciano. “Osasuna Magna no estaba cómodo y recuerdo que ya ganando 0-1 hemos tenido una clara ocasión de gol para hacer el 0-2, pero este juego es así”, admitía un desolado técnico, orgulloso eso sí del derroche físico, técnico y emotivo que han hecho sus jugadores sobre la pista azul de la Fonteta.

Agradecimientos para la afición

Desde la llegada del equipo al pabellón el Peñíscola RehabMedic ha jugado con uno más, arropado en todo momento por su animosa hinchada.

Ellos fueron un jugador más desde la grada, y para ellos tuvo estas palabras Juanlu Alonso: “Nuestros aficionados ya estaban desde esta mañana animándonos, dando guerra y arropándonos en todo momento”.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies