Pero aquello se acabó y ya está de vuelta en su amada Valencia, descansando pero sólo a medias. Da curso de entrenador en Cheste y es un habitual de tertulias de radio y televisión, pero sin olvidar la competición de futsal.

Ese ‘gusanillo’ que nunca puede matar, el mismo que le mantiene alerta ante cualquier opción y que sobre todo hará que vuelva en los próximos meses a un lugar que le hace muy feliz.

 

Pregunta: ¿Por qué dejas Maritime Futsal Augusta tras dos años repletos de éxitos en ese proyecto?

Respuesta: Han sido dos años fuera de casa y lejos de los míos ganando los partidos, 6 títulos en dos años habiendo ganado también Manolo Peris dos más como entrenador en solitario de los juveniles, pero sin la mejor sintonía con todos los estamentos del club, y creo que era el momento de decir que mi vida está por encima del futsal, sobre todo del dinero del futsal.

Creía que había llegado el momento de tener, en principio, un año sabático, incluso habiendo recibido ofertas del máximo nivel en Italia. Entonces no quería saber nada de ello, pero no sé si en 5 o 6 meses la alta competición dentro de mí va a querer reclamar su protagonismo.

De momento seguimos con los clínics en Italia, ahora acabo de volver de Bari y en breve me voy a Nápoles, y además ya tengo claro qué es lo que quiero hacer a partir de agosto/septiembre.

Pregunta: ¿Ah sí?

Respuesta: He decidido empezar la próxima temporada con mi querido equipo de futsal del colegio El Pilar. Allí estuve hasta que me llamaron del Maritime, y considero que es el momento de volver a recuperar la ilusión por el fútbol sala porque ellos ya me ayudaron a tenerla en el pasado. Es lo que más puede llenarme a día de hoy.

Los chavales de El Pilar me llenan el corazón, y estoy encantado de la decisión que he tomado.

Pregunta: ¿Te gusta demasiado entrenar como para estar tantos meses alejado de las canchas?

Respuesta: Es que yo, contrariamente a lo que algunas personas que me quieren poco dicen o piensan, no quiero ser director deportivo o presidente, solo quiero ser entrenador porque a mí lo que me gusta es entrenar y rodearme de un cuadro técnico en el que pueda delegar. Me gusta llevar el partido y la programación, llevar el día a día porque soy entrenador.

Dicho esto, y dejando el tema de El Pilar al margen, hoy en día es difícil que llegue una oferta para convencerme. Lo haría mucho más el ir a hacer clínics, los stages y demás, y encima que fuera en países sudamericanos donde la barrera idiomática no fuera un problema.

En Qatar lo pasé mal porque en las charlas importantes o tiempos muertos estás muy condicionado, no eres ni el 50% de lo que quieres porque el traductor no tiene idea de futsal, y no sabe transmitir la idea de lo que estás diciendo. Traduce el lenguaje pero no el espíritu del futsal, y por eso el idioma es un condicionante muy importante para cualquier entrenador.

Pregunta: Muchos, siempre que sale tu nombre en entrevistas como ésta, siguen preguntándose cómo es posible que Miki no encuentre acomodo en algún banquillo importante del fútbol sala en España. O al menos, dentro de una Comunitat Valenciana donde tu figura sigue siendo venerada.

Respuesta: A mí claro que me gustaría estar aquí, pero también sé que pago un peaje por ser como soy. En una época determinada de auge del futsal tuve suerte porque no tuve que salir del Mediterráneo, estando en Barcelona, Murcia, Vijusa o Benicarló, porque a mí me encanta estar aquí.

En aquel momento tuve la posibilidad de decidir, pero ahora es complicado porque conforme uno se hace mayor se vuelve más cascarrabias, como dicen mis hijas. Como he experimentado en Maritime, donde francamente he estado bien, llega un momento en que los egos de todos los implicados chocan y con el tiempo se desgastan los proyectos.

Ha habido momentos en que una persona del Levante de toda la vida, como soy yo, quería entrenar a su equipo de futsal en la máxima categoría que para mí hubiera sido lo máximo, pero las cosas son como son y la vida te hace cambiar de opiniones.

 

Pregunta: ¿Te sientes desfasado, crees que has perdido cartel al estar tanto tiempo lejos de la élite nacional y formar parte de una generación de entrenadores más veterana? Ahora, no sólo en el futsal sino que ocurre en muchos más ámbitos de la vida, las empresas priorizan la juventud por encima de otros factores.

Respuesta: Me he hecho mayor, y para la percepción de mucha gente me he quedado en otra época y creen que no estoy actualizado. Pero muchos hablan sin saber, y precisamente hace poco hemos estado en Italia, en un clínic, y tras el mismo nos ha venido todo el mundo a decir que lo que habíamos presentado en el clínic era innovación, y que eso no lo hacía nadie.

No me siento mayor ni desfasado, pero desgraciadamente cada vez más tendemos a dividir entre jóvenes preparados y mayores que no lo están. Se ha de valorar el conocimiento y saber que hay buenos entrenadores jóvenes, pero también más mayores. La discriminación por la edad me parece impresentable.

Pregunta: ¿Qué necesita un entrenador de futsal para triunfar hoy en día, o al menos para encontrar las oportunidades que su preparación merece?

Respuesta: Hoy en día para tener trabajo entrenando hay que prepararse a conciencia pero además hay dos asignaturas que no se dan en los cursos, pero que cada vez adquieren más importancia.

Una de ellas es que hay que saber moverse en los despachos y entre bambalinas, a veces más que en la cancha. En ocasiones eso pesa más que entrenar mejor o peor, aunque siempre hay excepciones que lo consiguen todo por mérito de su gran trabajo. La pena es que hay que clubes que se fijan antes en quien recomienda a tal o cual técnico, antes que en su labor dentro de la pista.

Y no lo digo porque yo me quiera quejar o lo use como justificación, ya que siempre he tenido trabajo en este deporte, pero sé que hoy en día es casi más importante que saber entrenar el moverse adecuadamente en las relaciones de despacho.

La otra asignatura es el inglés, que es un idioma muy importante para los que tienen que entrenar en el extranjero. Cuando ya estás en el tercer nivel de entrenador y vas fuera tienes preparador físico, segundo entrenador y toda clase de ayuda, esas son facetas que no son tan importantes para uno mismo como sí que lo es el inglés.

Pregunta: ¿Ves al futsal español a la vanguardia de lo táctico?

Respuesta: Claro que España está a la vanguardia, sobre todo de entrenadores que es lo que estamos hablando. Tenemos, en líneas generales, a los entrenadores más preparados del mundo, pero exportamos muchos y entonces desgraciadamente no es políticamente correcto decir que, al exportar muchos, no se quedan todos los mejores aquí.

Cuando nos fichan de fuera quieren a nuestros mejores entrenadores, pero además los que se quedan tienen que lidiar con el problema importante de los sponsors y la economía del futsal español. Hay veces que se valora más lo poco o mucho que puede cobrar un técnico, antes que fijarse al 100% en el rendimiento de esa persona.

Antes había más dinero, pero ahora quitando a los 3 primeros equipos de España las ofertas de Italia, Vietnam, China o Qatar cuatriplican las ofertas de los equipos españoles. Por eso aprecio tanto lo que hizo el Levante UD de involucrarse en el futsal, que es lo mejor que le ha podido pasar al fútbol sala valenciano y que ojalá imitara el Valencia CF y muchos otros.

 

Pregunta: Mediáticamente habrá quien piense que, con tanto show de Ricardinho en la era digital y de viralidad máxima de sus virguerías, por poner un ejemplo, el futsal llega a más gente que antes. ¿A ti te parece que este deporte va captando cada vez más jóvenes o aficionados de cualquier edad?

Respuesta: A mí, por ejemplo, me sorprenden los debates sobre cuándo va a ser el fútbol sala olímpico, algo que sin duda ayudaría a su mayor popularidad en todo el mundo. Sería una solución para su crecimiento a todos los niveles pero, ¿si somos un desastre como deporte cómo vamos a ser olímpicos?

Somos capaces de tener en el futsal a gente que nos representa en Europa y que son del mundo del fútbol, los mismos que nos siguen considerando su hermano menor, y que encima han estado a punto de aprobar que, durante un mismo partido, los saques de banda puedas hacerlos con la mano o el pie.

Entonces, ¿cómo nos van a retransmitir y ser olímpicos si el espectador que nos ve no sabe si vamos a sacar con la mano o el pie? Aquí creo que no somos nada serios.

No he visto ningún deporte que pueda ser así, y por tanto si los que nos representan son capaces de proponer eso, ¿hacia dónde vamos? Tuvimos un ‘boom’ espectacular hace algo más de una década, cuando España era la mejor liga del mundo y contaba con los mejores jugadores y entrenadores. Los mejores jóvenes de cada sitio estaban aquí, pero hoy en día progresan más otros países antes que nosotros.

Hace años no podíamos pensar que Portugal nos podría igualar, y actualmente nos han ganado en una final del Europeo.

Pregunta: ¿Eres de esa corriente de técnicos que, sin ir más lejos viendo el espectáculo que ofrecieron muchas selecciones en ese mencionado último Europeo, considera que cada vez se está volviendo más ultraconservador el juego del futsal?

Respuesta: Pero eso, mirando al Europeo y al caso de España, no lo marca el seleccionador o entrenador de turno. Eso lo marca que los equipos españoles no sacan tantos buenos jugadores como sacaban antes, y entonces el seleccionador no puede crear jugadores diferentes a los que juegan en los equipos. José Venancio y su cuadro técnico me parecen muy competentes.

Lo que es indiscutible es que el nivel de juego de la liga española, quitando a los 2-3 primeros equipos, es mucho más pobre que en mi época de los 90 o principios de siglo. Antes teníamos a los 20 mejores brasileños, portugueses o italianos, y eso además suponía que el nivel del jugador español crecía porque estaba acostumbrado a entrenar a un nivel altísimo.

Pregunta: Has mencionado a José Venancio, cuya continuidad al frente de la selección española de futsal se ha debatido bastante. Hay quienes apuestan por un cambio de ciclo, y otros que alaban su labor y creen que es el hombre adecuado para llevar a este equipo de nuevo a la cima. ¿Con qué te quedas tú?

Respuesta: A mí Venancio y su cuadro técnico me parecen de primerísimo nivel, y lo están haciendo muy bien. Otra cosa sería analizar con más profundidad si a todos se nos agotan los ciclos y entonces es mejor cambiar. Es una decisión que no me compete, pero en principio me parece un hombre muy preparado para continuar en el cargo.

Entiendo a los que respecto a este asunto piden un relevo al frente del grupo de jugadores, pero yo no me atrevo a asegurar que haya llegado el final de su etapa como seleccionador. Lo que está claro es que Venancio está muy preparado para continuar entrenando a la selección, así que no es fácil apostar por una cara nueva porque es imposible saber si será para mejor.

Si estamos ahí arriba, compitiendo todavía por lo máximo, algo tendrá que ver también el seleccionador en toda esta dinámica.

 

Pregunta: Volviendo a lo del nivel de juego de la liga española, que ha bajado bastante según tus palabras, ¿qué solución encontramos?

Respuesta: Para que prime el espectáculo debe sentarse la gente que de verdad quiera el futsal, y analizar qué reglas dan espectáculo y cuales lo quitan. La gente que se ha reunido para analizar y decidir las reglas de este deporte no tiene toda la información necesaria, sobre cada caso, para defender como toca lo que es mejor para el futsal.

Antes España tenía algo que la hacía diferente, y es que Europa jugaba de una manera y nosotros de otra, pero seguíamos siendo campeones porque nuestro juego era espectáculo y el jugador se acostumbraba a ello. Ahora las mismas reglas limitan lo que puedes ofrecer, y como consecuencia el jugador se hace conservador porque con 1-0 ya ganas un partido.

Eso trae consigo los sistemas defensivos, pero si necesitaras 7 goles para ganar entonces no pueden prevalecer los sistemas defensivos. La consecuencia final se nota en las gradas, en el aforo, porque en vez de ir a ver un espectáculo los aficionados cada vez van más por amor y sentimiento de pertenencia a un equipo, y si no eres de esos equipos no ves el partido porque es un coñazo.

Me sabe mal decir esto porque me van a llover las criticas seguro, pero como las reglas igualan a los equipos, y el jugador medio español al no competir todos los días con la élite mundial no crece todo lo que debiera, se iguala todo por lo bajo. Esa es la gran diferencia con respecto al pasado.

Pregunta: Duro panorama para los jóvenes talentos que empujan desde abajo, los mismos que tampoco encuentran demasiadas salidas para mostrar sus cualidades ni tan siquiera en los principales clubes de la Comunitat Valenciana. ¿Porque aquí seguimos teniendo un gran vivero del que echar mano, verdad?

Respuesta: El jugador valenciano en principio es buen jugador, no es peor que los de cualquier otro sitio, pero lo único que pido es que el buen jugador, cuando es juvenil, tenga la oportunidad de demostrar que no vale, que pueda equivocarse pero contando con minutos. Yo le doy la oportunidad y después si no triunfa pues vale, se la daré a otros, pero desgraciadamente la Comunitat no saca jugadores.

Para que salgan jugadores podríamos ir asunto de que los mejores entrenadores deben quedarse en las canteras y entrenar en la base, o de que los clubes se preocupan sólo del primer equipo y del corto plazo resultadista. La realidad es que los chavales salen preparados, pero no tienen el respaldo adecuado.

Si no sale ningún jugador desde hace años en la Comunitat, preparado para competir en la élite de Valencia, hay que hacérselo mirar porque algo falla. En el camino hay algún eslabón que no está bien cogido.

Además, ¿por qué la selección valenciana ha estado casi siempre luchando por los títulos y ahora ya no va ni a las fases finales de los campeonatos de España? Tendremos que empezar a plantearnos qué estamos haciendo mal para ver si ese proceso lo tenemos equivocado, porque ya no nos salen tantos como antes.

En Vijusa Valencia tenía 7-8 valencianos como Josema, Josete o Rafa, que no habían jugado en División de Honor en su vida, pero aquel proyecto, y no solo por mí, cuidaba la escuela y había continuidad en el primer equipo. Para eso también tiene que haber buenos entrenadores, que el trabajo con los chicos de la base luego tenga su visibilidad en el primer equipo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies