Comparecencia de prensa de Juanlu Alonso y Rubén Orzáez, técnico y uno de los dos capitanes del castellonense Peñíscola RehabMedic (junto al Levante UD FS el otro representante de la Comunitat presente en la Copa 2019 de Valencia), junto a Imanol Arregui, técnico de CA Osasuna Magna, y Roberto Martil, que con 10 Copas de España a sus espaldas aporta veteranía y saber estar a sus compañeros.

Juanlu Alonso y su Peñíscola RehabMedic en la Copa LNFS: “No queremos ver las semifinales por televisión”

Una eliminatoria, como todos han reconocido, abierta y entre conjuntos ‘terrenales’ que mide a un Peñíscola clasificado en el primer año de Juanlu Alonso en el banquillo, actualmente noveno en la tabla, y a un Osasuna Magna tercero y según el míster de los castellonenses “en un momento de forma extraordinario”.

“Sabemos cómo es este tipo de competiciones, donde cualquier rival te va a generar dificultades. Osasuna es el equipo más en forma de la LNFS, con un nivel de confianza grande”, expresaba Juanlu. ¿Cómo se contrarresta esto? Pues con lo que mejor sabe hacer su grupo de jugadores, que es llevar el partido a pocos goles y en este cruce de cuartos jugar además con la presión del favorito que atesoran los navarros.

“Será un partido competido, nos hemos enfrentado muchas veces esta temporada (dos en pretemporada y dos más en la LNFS 2018/19) y nos conocemos. Vamos a intentar llevar el partido a pocos goles que es donde más cómodos nos sentimos”, confesaba Rubén Orzáez, capitán de Peñíscola.

Una estrategia que espera contrarrestar Imanol Arregui, entrenador del actual tercer clasificado en la LNFS. Huyendo del cartel de favorito, también espera un choque de cuartos de final (viernes 1 de marzo a las 19:00 horas en la Fuente de San Luis de Valencia) donde los pequeños detalles decidirán.

“Sabemos que este tipo de competición no entiende de favoritos ni nada de eso. Cuando salió el sorteo creo que ambos equipos pensamos que habíamos tenido suerte con el rival, es una eliminatoria más terrenal por así decirlo entre nosotros y Peñíscola”.

Las 4 veces que nos hemos enfrentado este curso han sido partidos muy igualados, y el de ahora también se decidirá por pequeñas cosas”, añadía.

En la misma línea se expresaba su jugador Roberto Martil, pronosticando un cruce “igualadísimo y al límite. Una de las eliminatorias más igualadas entre dos equipos humildes. Intentaremos controlar las emociones y nervios que empiezan ya a estar un poquito a flor de piel”.

La Copa del VAR

La fortaleza defensiva y el ejemplo del Jaén campeón en dos de las cuatro últimas ediciones

El llevar el duelo a pocos goles, y hacer valer la fortaleza defensiva que ha mostrado Peñíscola durante los meses de competición este curso, son factores que han estado presentes en la rueda de prensa previa al choque de cuartos de final.

Un aspecto que, en una competición tan corta e intensa como es la Copa de España de fútbol sala, se vuelve crucial para decidir una eliminatoria como la que nos aguarda para los intereses castellonenses. “Si encajamos más de dos goles nos cuesta muchísimo, porque además Osasuna es equipo que ataca muy bien los espacios”.

«Debemos jugar con un nivel de concentración que nos permita sentirnos seguros en esa parcela”, señalaba Juanlu Alonso, responsable de un banquillo en Peñíscola al que llegó el pasado mes de mayo desde Italia. El cerrojo atrás, unido a la definición en portería contraria que está siendo algo a mejorar, deben combinarse para dar con la fórmula del éxito castellonense en esta Copa.

Enfrente un Osasuna en excelente dinámica que está advertido de que aquí todo se reinicia, y poco o nada sirve lo visto en liga si luego palmas a las primeras de cambio. Contra el talento ofensivo de los navarros, Juanlu Alonso no ha tratado de retocar en demasía el trabajo defensivo de los suyos sobre la pista, “enfocándonos en el colectivo para limitar en lo posible sus virtudes”.

Y si es posible, todos se apuntan a soñar con pasar a semifinales y a partir de ahí quién sabe si tendremos otro Jaén nacido de este cruce de cuartos entre Peñíscola y Osasuna. “Con tres partidos en tres días es donde los grandes marcan diferencias, y es verdad que nosotros para llegar al sábado tenemos que quemar naves, y luego ya veremos. Si no tienes plantilla amplia es difícil pensar en gestas como las del Jaén”, apuntaba Juanlu, que no teme la ausencia de Juan Emilio porque “hubiera sido más preocupante a principio de temporada”.

Jaén tenía plantilla de 14 jugadores, aunque es verdad que era un equipo terrenal con un mérito muy grande. Vamos partido a partido, nuestra final es mañana viernes y si ganamos ya tendremos el sábado otra final. En una competición así está claro que las plantillas largas tienen más recursos, y sobre todo más piernas”, recordaba Imanol.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies