Alejandro Sánchez Palomero es un apasionado del deporte, una de esas personas que no puede concebir la vida sin la competición, sin la natación o sin el triatlón. Así lo ha sido desde siempre para él, por eso, cuando decidió dejar el profesionalismo por primera vez, apenas tardó un año en arrepentirse.

El salmantino, a sus recién cumplidos 34 años, tiene todavía mucho gas y ahora busca la clasificación para sus terceros Juegos Paralímpicos, que sería un verdadero sueño para él. Aunque, eso sí, otro de los grandes objetivos que tiene en su cabeza es el de proclamarse campeón del mundo de triatlón.

Y es que, Sánchez Palomero ya sabe lo que es ser campeón de Europa, subcampeón del mundo y medallista olímpico, por eso ahora aspira a dar un pasito más en estos próximos años que tiene como triatleta, el segundo deporte en el que compite como profesional después de haber sido nadador.

«Mira, yo desde muy pequeño practiqué muchos deportes: fútbol, judo, balonmano, pero sobre todo, natación. Aprendí a nadar a los 3 años y a los 8 ya entrenaba de forma habitual», recuerda el deportista sobre sus inicios en la piscina. «A los 12 compaginaba mis entrenamientos con los estudios, entrenando a las 6:30 horas de la mañana antes de ir al colegio y otra vez luego por la tarde. En ese periodo conseguí clasificarme para varios campeonatos de España de natación».

Sin embargo, en el verano 2004, cuando él tenía 17 años, reconoce que fue un momento deportivo complicado. «Seguía entrenando y practicando natación, pero ya no era algo tan importante para mí. Estaba preparándome para entrar en la Universidad y estudiar Arquitectura y además era monitor de natación».

Un grave accidente de moto

Pero todo cambia de repente, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, de la noche a la mañana.

«Un día, volviendo del trabajo a casa con mi moto, un hombre mayor cruzó por donde no podía hacerlo y para evitar atropellarle, perdí el control de mi moto y caí. En ese accidente perdí la movilidad y la sensibilidad de mi brazo derecho»

No fue sencillo pasar por ese trance. «Fueron momentos muy complicados para mi y también para mi familia», va contando. «Tengo que dar gracias a su apoyo y al de mis amigos. Poco a poco fue aceptando la situación y comenzamos a construir una nueva vida. Empecé de nuevo a escribir, esta vez siendo zurdo, seguí con mis estudios y volvió de nuevo al deporte.

«Competí en varios Campeonatos de España para personas con discapacidad, entré a formar parte de la selección española en 2007 y ese mismo año obtuve una beca deportiva para entrenar en el Centro de Tecnificación Deportiva de las Islas Baleres en Palma de Mallorca con el objetivo de clasificarme para los Juegos de Pekín 2008«.

Así que apenas cuatro años más tarde de ese accidente de moto que lo cambió todo en su vida, Alejandro Sánchez Palomero posaba feliz en el podio de Pekín, mientras colgaba de su cuello una medalla de bronce lograda en la prueba de los 100 metros braza, algo que no pudo repetir cuatro años después en Londres 2012, donde los resultados, «por diferentes motivos» no le acompañaron. «Esa vez mi gran premio fue conseguir la clasificación», cuenta.

«Tras meditarlo mucho, en el año 2013 decidí finalizar mi etapa como nadador y, al menos eso pensaba entonces, acabar también mi vida deportiva»

De la natación al triatlón

Pero no le fue posible. Apenas un año después se arrepintió de aquello. «Sentía que faltaba algo en mi vida. Necesitaba volver a disfrutar del deporte«. Y así es empezó su trayectoria como triatleta, una modalidad nueva para él.

«Desde el 2014 hasta hoy ya he tenido la suerte de competir en varios campeonatos, tanto en triatlón, como duatlón y acuatlón. Pero sobre todo he tenido la suerte de volver a encontrar esa pasión por el deporte y de encontrar un grupo de entrenamiento como Mallorcatraining, que dirige Iván Muñoz, al que considero mi familia».

Así que en esas está ahora. Cerrado su periplo como nadador, la realidad es que se ha convertido en una referencia dentro del triatlón paralímpico. «Ahora pertenezco al club Viwo Hotels – Mallorcatraining» y es con ellos con los que busca sus nuevos retos, como ese título mundialista, «pero sobre todo, quiero clasificarme para mis terceros Juegos Paralímpicos en Tokio«.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies