El taekwondo se estrenará este próximo verano en Tokio en el calendario paralímpico y el deporte español, como no puede ser de otra forma, estará allí presente buscando grandes resultados y soñando con las medallas. El primer representante nacional en conseguir una plaza ha sido el gallego Álex Vidal, que está muy feliz por haberlo logrado.

La carrera paralímpica, «bastante dura»

«Me siento, muy, muy contento», cuenta sobre su situación actual. «Todo empezó en el año 2016 que es cuando empezamos la carrera paralímpica«, continúa explicando Vidal, consciente de todo lo que ha cambiado su deporte desde que se produjo la noticia de que el taekwondo estaría en Tokio. «Ha sido una carrera bastante dura, la gente se ha profesionalizado mucho más, pero en términos económicos ahora nos valoran más y podemos subsistir mejor».

Ahora que va a debutar su deporte en unos Juegos, el protagonista también ha querido explicar cuáles son las principales diferencias entre el taekwondo olímpico y el paralímpico.

«La diferencia es que no nos dejan tirar patadas a la cabeza. Y que los puños, en nuestro caso, no contabilizan»

Comenzó en el taekwondo por casualidad

Apasionado de los deportes desde siempre, Vidal comenta que su llegada al taekwondo fue un poco de casualidad. «Yo iba a hacer rehabilitación de mis brazos a un centro deportivo y me apunté al equipo de allí, que es el Natural Sport. Ahí es donde conozco a mi entrenador y como él sabía que yo hacía deportes de pierna como atletismo o fútbol, un día me animó a entrenar, a dar cuatro patadas y a soltar un poco de adrenalina», recuerda el deportista.

Esa fue la primera vez que probó en este deporte y fue creciendo muy rápido. «El entrenador me dijo enseguida que tenía cualidades, así que a los pocos meses me dio la opción de ir a una clase de competición».

Reconoce que al principio no fue fácil. «Veía a los chicos de competición, que eran más jóvenes que yo, y veía como se zurraban», bromea. «Pero yo soy algo cabezón, probé y lo que más me gustó es que desde el primer día me trataron como uno más, como si estuviera con ellos toda la vida».

«Me preguntaron si me dolían los brazos, yo les dije que no y el primer día me fui para casa después de recibir una buena tunda, me dieron la del pulpo»

Pero ni eso pudo detener su pasión por lo que estaba empezando a hacer. «Lo primero que pensé es que algún día yo les iba a meter algún punto. Y así fue como me enganché».

Tetracampeón mundial y a los Juegos

Y vaya sí lo hizo. A día de hoy, el coruñés ya sabe lo que es ganar cuatro títulos mundiales y otros cuatro europeos. «Todo ha sido como una carrera de fondo, un camino muy largo y muy duro», pero, sin duda, que ha merecido la pena. Además, gracias a terminar 2019 entre los dos primeros del ránking de la clase K43 de menos de 61 kilos, ha asegurado su presencia en los próximos Juegos, donde competirá con deportistas que tienen menor discapacidad en los brazos, algo que ha confirmado en Televisión Española recientemente.

«Lo que hemos hecho es subir un poco nuestro peso haciendo un trabajo de fuerza para así mantenernos en 57 o 58 kilos. Ahora el golpe tiene que ser más fuerte y aguantar las embestidas de los compañeros me merma bastante. Buscamos un equilibrio donde tengamos la velocidad suficiente y la pegada suficiente para sorprender».

También reconoce que la pandemia del coronavirus ha trastocado un poco sus planes por las limitaciones que han encontrado a la hora de entrenar un deporte de contacto como el suyo. «Aquí en Galicia tenemos que poner un filtro, que le llamamos pantalla. Es verdad que agobia un poco», explica.

«Esto ha provocado que haya que bajar un poco los tiempos de los entrenamientos y que se entre en fatiga un poco antes, pero poder entrenar es lo más importante para poder llegar a los Juegos de la mejor forma posible»

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies