Este 2021 ha sido uno de los mejores años en la carrera de la valenciana Amparo Gil. En las filas del Club de Campo ha logrado ganar la Liga y la plata en el Eurohockey, cayendo en la final ante el mejor equipo del mundo «las veías a todos y son tan buenas y están tan fuertes físicamente, que es imposible», nos contaba Amparo en la entrevista que nos concedió en directo en nuestro perfil oficial en Instagram, en la que estuvo también el Director de Comunicación de la Federación de Hockey Matías L. Sartori.

Para una deportista como ella, compaginar estudios y carrera deportiva no era sencillo. Estudiar arquitectura y competir al máximo nivel «era muy complicado, al final es una carrera donde tienes que hacer trabajos y eso lo complica todo un poco. Por eso dejé la selección, veía que no acabaría la carrera nunca y al final, una vez dejase de jugar, mi vida iba a depender más de lo que consiguiera fuera del campo de hockey», explicaba Amparo.

Amparo Gil: «Veía que no acabaría la carrera nunca y al final una vez dejase de jugar, mi vida iba a depender más de lo que consiguiera fuera del campo de hockey».

Amparo Gil: «No competíamos sólo entrenamos y jugábamos los sectores que se podían. Se hizo un gran trabajo por parte de los entrenadores que estaban».

El hockey en la Comunitat Valenciana ha ido creciendo de forma exponencial en los últimos años «gracias al trabajo que estamos haciendo desde la Federación. Al final tener unas instalaciones como Beteró y ahora Cheste, hacen que este deporte tenga cada vez más recursos para hacer crecer a nuestros deportistas», nos explicaba Matías L. Sartori.

Cuando Amparo empezó a jugara, sólo había un equipo femenino en la Comunitat Valenciana, además «no competíamos sólo entrenamos y jugábamos los sectores que se podían. Se hizo un gran trabajo por parte de los entrenadores que estaban, que lograron sacar algo de nosotras para que fuésemos competir, y en un autonómico alguien me vio y le propuso a mi madre que me fuese al CAR de Madrid. Yo en aquel momento no sabía que era aquello, y decidí irme sin saber todo lo que aquello suponía», recordaba la valenciana.

Esos primeros pasos los daba en Carpesa, una pedanía de Valencia en l’Horta Nord «en la que no hay prácticamente nada y el hockey es un punto de unión que crea un ambiente en el pueblo que es muy bueno. Allí se juntan todos los niños/as para hacer deporte y los padres hacen piña», nos explicaba Amparo.

No obstante el crecimiento de este deporte en la Comunitat sólo acaba de empezar, y para que siga la línea ascendente «todo pasa por intentar que el que viene a ver un partido de hockey viva una experiencia única», explica Matías, consciente de que esa sensación de estar viendo algo entretenido que además te brinda la oportunidad de vivirlo casi a pie de campo, es un atractivo que pocos deportes de primer nivel ofrecen.

Pero sin duda alguna «el hockey es un deporte que está evolucionando y cada vez es más dinámico para hacerlo más atractivo, al final hay que hacer una buena retransmisión para que la gente lo entienda, y la Federación con Veiem lo está haciendo muy bien y eso es clave para que este deporte tenga cada vez más espectadores», nos dijo Amparo que de momento, seguirá jugando un año más, y una vez termine la temporada, decidirá si tiene todavía fuerza para seguir más allá.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies