Muchas veces el deporte es algo más que eso, que jugar a fútbol, que meter canastas, que ganar un punto o que navegar en las olas como nadie. Por eso, Cristina Iglesias, además de ser una de las mejores surfistas españolas del momento, busca ir un paso más allá y pelea porque la igualdad sea algo cada vez más evidente dentro del deporte mundial.

Orgullosa de ser gallega, una tierra magnífica para el surf, reconoce que todavía queda un largo camino por recorrer, aunque se siente muy satisfecha de que cada vez haya «más chicas en el agua», algo que ella misma va comprobando con el paso de los años.

«A nivel de iniciación, el número de mujeres y hombres que están en el agua aprendiendo a ponerse de pie está muy igualado. Falta que haya más chicas que surfeen con destreza y se metan con regularidad en el deporte. Ahí seguimos siendo pocas»

Ella acaba de proclamarse campeona de la Copa de Galicia, algo que le ha hecho sentir muy feliz. «Creo que no hay mejor sensación que la de ganar en casa. Estaba rodeada de toda mi familia y de mis amigos. Fue en un día espectacular, con sol y con olas buenísimas durante todo el día», comentaba en relación a esa última gran victoria que ha conseguido.

Faltan mujeres en el profesionalismo

Volviendo al tema de las mujeres surfistas, habla sobre lo que ella puede observar diariamente. «Aquí en el sur de Galicia, que es donde yo vivo, observo una tendencia muy común. Hay muchas chicas durante la etapa júnior, que están motivadas, pero parece que en cuanto cumplen los 18 años abandonan el surf. Y no solo a nivel competitivo, sino a nivel general».

«A partir de los 18 años las personas debemos tomar decisiones, a partir de esa edad adquirimos más responsabilidades: continuar los estudios, empezar a trabajar… Y en muchos casos el surf pasa a un segundo plano llegando incluso a desaparecer por completo»

«Hay algunas júnior que despuntan por encima del resto, como Martina Álvarez o Lucía Martínez«, continúa contando la protagonista, que también hace hincapié en algunos de los mejores en la categoría masculina. «Tenemos a Gony Zubizarreta, por ejemplo». Sin embargo, tiene claro que es fundamental que haya «un empuje» que ahora mismo es necesario. «Hace falta que a esas edades llegue algún tipo de beca o ayuda económica que permita costear los desplazamientos a las competiciones, el material técnico, así como los entrenamientos con profesionales del sector».

Sus sueños como jueza de surf

Además de una surfista consumada y de esa pelea porque cada vez más mujeres lleguen a su deporte, Cristina Iglesias acaba de terminar el curso para la capacitación de juezas de la Federación Internacional, ya que ese es otro de sus sueños de futuro.

«Yo tengo 23 años y llevo desde los 12 compitiendo. Sé que una parte fundamental de la competición es conocer bien el reglamento y comprender qué es lo que los jueces quieren ver», comenta sobre ello. Eso sí, es consciente que esto es algo que «tiene que gustarte» porque «requiere tiempo y desplazamientos«.

«La retribución económica de una jueza no es muy elevada y no es un trabajo estable. Por otra parte, creo que es una gran responsabilidad. Al estar también al otro lado compitiendo, sé lo importante que puede ser una décima arriba o abajo»

Pero tiene claro que de momento va a ir aprovechando cada oportunidad que le salga de trabajar como jueza. «Tengo que coger experiencia y que poco a poco empiecen a contar conmigo en campeonatos de mayor nivel». Porque a Iglesias siempre le ha gustado esta parte de la barrera, ya desde pequeña se sentía con cierta vocación para ello.

«Yo veía las olas de los competidores, pensaba mi nota y luego la iba comparando con las notas que metían los jueces en el sistema. Así empecé a ver que era algo que me gustaba y que se me daba bien. Cuando tuve la oportunidad no dudé en apuntarme», recuerda sobre aquellos tiempos en los que empezó como speaker de algunos campeonatos del circuito gallego.

Además, hoy en día, se siente muy contenta por ver que desde la federación internacional se están implantando programas para tratar de equiparar el número de hombres y mujeres en los paneles de juzgamiento. «Es un gran detalle por su parte».

«Siendo ambiciosa y pensando en el largo plazo, me gustaría algún día juzgar en competiciones internacionales e incluso poder optar a juzgar alguna prueba de los Juegos Olímpicos»

Fotos: Federación Española de Surf.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies