El piloto Daniel Albero hizo historia cuando en enero de 2019 se convirtió en el primer rider con diabetes en tomar la salida del Rally Dakar, apoyado por algunas marcas e instituciones pero con la mayoría de su presupuesto obtenido de manera autónoma, incluyendo la moto con la que afrontó el reto.

Más de dos años después, el valenciano afrontará su tercera participación en la prueba en circunstancias muy distintas a las iniciales, motivo por el cual ya ha realizado el primer pago que confirma su presencia en Arabia Saudí si las restricciones no impiden la movilidad en las fechas previstas.

A ello le une el cambio de montura, que evolucionará a una KTM 450 Rally cedida por el grupo alicantino JJ Chorro, con una prestaciones muy superiores a las motos con que atravesó las dunas en las dos ediciones anteriores.

Albero dispondrá así de una máquina enfocada totalmente a la competición y con un número tan limitado de unidades a la venta en todo el planeta que se sitúa por debajo de las 100, pues no toma la base de ningún producto del catálogo de la firma austríaca.

Sin embargo, todavía queda una partida sin cubrir destinada al apartado de Asistencia, de la que el de Carcaixent no ha dispuesto en sus anteriores participaciones. De este modo, una última esponsorización completaría su estructura de equipo, facilitando la posibilidad de cruzar la meta del raid.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies