Hay historias que congelan el alma, y sin duda alguna la que motiva el reto de Luís Briega es una de ellas. Nadie se imaginaba, tampoco el, que tras escuchar un podcast su vida cambiaría. Rubén Espinosa es el responsable de colgar todas las semanas el programa «Hijos de la Resistencia», en el que se pone en valor el esfuerzo de los deportistas anónimos que completan retos que a muchos nos parecen imposibles.

El alicantino Luis Briega es un fiel seguidor de esos programas porque además es un practicante anónimo de disciplinas como el triatlón o el Ironman, por el que estas historias le resultan inspiradoras. Al final «tener un espacio en el que hay gente como tú que es capaz de hacer cosas increíbles y pueden contarlo, no se encuentra en muchos sitios. Sin duda alguna el episodio de Vicky me dejó sin palabras y no podía no hacer nada», nos cuenta Luis.

Un día uno de esos episodios le paralizó el corazón y le cortó la respiración. Era la historia de Laura García, que cuenta como perdió a su hija por una enfermedad que a día de hoy sigue teniendo el índice de mortalidad más alto en niños/as de entre 2 y 16 años, para los que se siguen aplicando tratamientos de hace 50 años ya que al ser considerada enfermedad rara, a penas hay dotación económica para su investigación.

Luis Briega: «Como padre no puedes quedarte impasible ante una historia como la de Laura».

Esa joven se llamaba Vicky y es la que da nombre a la asociación que apadrina Santiago Cañizares y en la que Luis ha querido optar a ser uno de los 30 valientes que afrontará un reto personal con la intención de recaudar fondos para la lucha contra el cáncer infantil. En su caso, la locura consiste en hacer el Camino de Santiago corriendo por etapas. Será una semana en la que completará 150km con la única meta de conseguir la mayor ayuda posible para la asociación.

Como padre «no puedes quedarte impasible ante una historia como la de Laura, más si cabe cuando has pasado por tener que afrontar con uno de tus hijos una de estas enfermedades llamadas raras», explica el alicantino. Y es que su hijo pequeño padece el Síndrome de Tourett, y aunque ahora las cosas empiezan a ir mejor reconoce haberlo pasado «verdaderamente mal porque no encontrábamos respuestas. Por suerte ahora la cosa parece ir estabilizándose y verlo a el mejor es una satisfacción increíble».

Es por ello que decidió optar a ser uno de los elegidos para completar un reto que ayude a recaudar fondos para acabar con una lacra para la que sigue sin haber solución. Cuando envió su solicitud explicando el reto que quería hacer «no pensaba que me elegirían, pero una vez dentro quiero hacerlo bien y que además sirva de ejemplo para mi hijo y que vea que a través del deporte se pueden lograr cosas increíbles», nos cuenta Luis.

Serán 30 valientes con el objetivo de recaudar 30.000€ (de los que ya han conseguido dos terceras partes), y lo hacen de la mano «de una asociación que garantiza que el dinero va dónde tiene que ir», concluye Briega. Si quieres sumarte al reto sólo tienes que pinchar en el enlace para saber más sobre la historia de Luís y cómo colaborar.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies